¿COMO APRENDER Y CONOCER LA BIBLIA?

¿CÓMO APRENDER LA BIBLIA? y ¿CÓMO CONOCER LA BIBLIA?

1. ESCUCHE LA BIBLIA.

Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios. Romanos 10:17

2. LEA LA BIBLIA.

Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca. Apocalipsis 1:3

3. ESTUDIE LA BIBLIA.

Y éstos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la palabra con toda solicitud, escudriñando cada día las Escrituras para ver si estas cosas eran así. Hechos 17:11

4. MEMORICE LA BIBLIA.

¿Con qué limpiará el joven su camino?
Con guardar tu palabra.
Con todo mi corazón te he buscado;
No me dejes desviarme de tus mandamientos.
En mi corazón he guardado tus dichos,
Para no pecar contra ti. Salmo 119:9-11

5. MEDITE EN LA BIBLIA.

Sino que en la ley de Jehová está su delicia,
Y en su ley medita de día y de noche.
Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas,
Que da su fruto en su tiempo,
Y su hoja no cae;
Y todo lo que hace, prosperará. Salmo 1:2-3

El estudio de la Biblia es más que solo leer la Biblia; esto incluye una observación cuidadosa, interpretación y aplicación. El leer le da el panorama general, pero el estudio le ayuda a pensar, aprender, y aplicar lo que lee a su vida.

Para estudiar la Biblia se recomienda:

  • Disponer de tiempo exclusivo solo para el estudio bíblico
  • Un lugar adecuado, preferiblemente que le permita la concentración, sea en silencio o una música instrumental.
  • Apoyarse de literatura que puede ayudarle a entender los contextos, historia y significados, para ello se puede usar un diccionario bíblico, Biblia de estudio, Concordancia y comentarios bíblicos.
  • Actitud en oración para ser guiado y recibir la inspiración de Dios.
  • Y disfrutar del conocimiento y sabiduría que se dispone a recibir.

Conocer las Escrituras es experimentar el poder de Dios. Cuando el diablo vino a tentar a Jesús en el monte, ¿Qué hizo Jesús? ¿Cómo es que Jesús enfrentó a Satanás? ¿Le dio algún tipo de fórmula humana? Muy simple. Él lo enfrentó en tres diferentes tentaciones, y en cada caso, ¿Él que hizo? Él dijo: “ESCRITO ESTÁ”; ahí está la fórmula.

  • Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda
    palabra que sale de la boca de Dios.
  • Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios.
  • Escrito está: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás.
    Mateo 4:1-11

El poder de Dios fue expresado en la Palabra de Dios, y cuando esas tres tentaciones se acabaron, la Biblia dice que el diablo le dejó, y ángeles vinieron y le servían.

EL PODER NO ESTÁ EN ALGÚN TIPO DE CONTROL MENTAL MÍSTICO.
¡EL PODER ESTÁ EN LA PALABRA DE DIOS!

#EducandoParaLaEternidad
#AmamosTuPalabra

Anuncios
Publicado en Ayuda espiritual, Biblia, Educación Cristiana, evangelismo, reflexiones | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

EL LIBRO POR EXCELENCIA: LA BIBLIA

2 Timoteo 3:16-17

“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra”.

Si la Biblia es realmente la Palabra de Dios, entonces nosotros deberíamos apreciarla, estudiarla, obedecerla y finalmente confiar en ella. Si la Biblia es la Palabra de Dios, entonces, rechazarla es rechazar a Dios mismo.

El hecho de que Dios nos dio la Biblia, es una evidencia e ilustración de Su amor por nosotros. El término “revelación” simplemente significa que Dios comunicó a la humanidad cómo es El y cómo podemos tener una correcta relación con El. Estas son cosas que no podríamos haber conocido si Dios divinamente, no nos lo hubiera revelado por medio de la Biblia. Aunque la revelación de Dios mismo en la Biblia fue dada progresivamente por sobre los 1.500 años aproximadamente, siempre ha contenido cualquier cosa que el hombre ha necesitado para conocer acerca de Dios, a fin de tener una correcta relación con El. Si la Biblia es realmente la Palabra de Dios, entonces esta es la última autoridad para todos los asuntos de fe, práctica cristiana y moral.

La pregunta que debemos hacernos es, ¿cómo podemos saber que la Biblia es la Palabra de Dios y no solamente un buen libro? ¿Qué es excepcional acerca de la Biblia que se destaca de todos los otros libros religiosos alguna vez escritos? ¿Hay alguna evidencia de que la Biblia es realmente la Palabra de Dios?

Este es el tipo de preguntas que deben ser consideradas si vamos a examinar seriamente la demanda bíblica de que la Biblia es la Palabra misma de Dios, divinamente inspirada, y totalmente suficiente para todos estos asuntos de fe y práctica.

A fin de contestar estas preguntas, debemos mirar tanto a las evidencias internas, como a las externas, que muestran que la Biblia en realidad es la Palabra de Dios. Las evidencias internas son aquellas cosas internas de la Biblia misma, que testifican de su origen divino. Una de las primeras evidencias internas, de que la Biblia es en realidad la Palabra de Dios, se la ve en su unidad. Aún cuando en realidad son sesenta y seis libros individuales, escritos en tres continentes, en tres diferentes idiomas, en un período aproximado de sobre los 1.500 años, por más de 40 autores (que vinieron de muchos caminos diversos), la Biblia permanece como un libro unificado de principio a fin, sin contradicción. Esta unidad es única a diferencia de los otros libros, y es una evidencia del origen divino de las palabras, mientras Dios movió a los hombres de tal manera, que registraron sus palabras mismas.

¿Conoce usted cuál es el testimonio mismo de Dios para toda necesidad espiritual?
¿Cree usted que la Biblia es suficiente para todo asunto, y vivir en plenitud en la voluntad de Dios?

En el libro de los Salmos, capítulo 19, encontramos el tratado más completo en toda la Biblia. Su autor es David, quien vivió en las profundidades del pecado, hijos rebeldes, matrimonio destruido; vivió todo tipo de situaciones difíciles. Y sin embargo, encuentra una suficiencia absoluta en las escrituras.

LOS TÍTULOS PARA LA PALABRA DE DIOS:

La ley, el testimonio, los mandamientos, el precepto, el temor, los juicios.

SUS CARACTERÍSTICAS:

Perfecta, fiel, rectos, puro, limpio, verdad.

SUS BENEFICIOS:

Convierte el alma, hace sabio al sencillo, alegran el corazón, alumbra los ojos, permanece para siempre, todos justos.

TAMBIÉN LEEMOS SEIS VECES ACERCA DE JEHOVÁ.

La ley de Jehová, El testimonio de Jehová, Los mandamientos de Jehová, El precepto de Jehová, El temor de Jehová, Los juicios de Jehová.
¡Tenemos el testimonio mismo de Dios!

#EscritosPastorGabrielÁlvarez
#EducandoParaLaEternidad
#NuevoAmanecerGlobal

Publicado en Ayuda espiritual, Biblia, Educación Cristiana, evangelismo, Libros, Ministerios | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

LA BELLA CREACIÓN

Génesis 1:1-3
En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz.

La  creación  del  mundo  y  del  hombre

Algunos al leer las primeras páginas de la Biblia, tal vez se pregunten: ¿Cómo se formó este mundo? ¿Cómo surgió la vida sobre la tierra? ¿Qué nos la ciencia al respecto? ¿Hay contradicción entre la Biblia y la ciencia? Como cristianos creemos que el mundo y todo lo que en él se contiene, fue creado por Dios y que El es el Ser Supremo, inmanente y trascendente; pero, ¿cómo hizo Dios el mundo?

¿Qué dice la Biblia sobre la creación del mundo?

El hecho de que Dios creo el mundo es una  creencia básica de la fe cristiana. Esta creencia se basa en varios pasajes bíblicos pero mayormente en los capítulos 1 y 2 de Génesis, el primer libro de la Biblia. Confiamos que las narraciones sobre la creación del mundo son ciertas porque aceptamos que la Biblia es la palabra de Dios y que en ella hay autoridad. Así que podemos afirmar, mediante la fe en un Dios creador, que hay validez las palabras de Génesis 1:1 que dice: “En el principio creó Dios los cielos y la tierra”. Sobre la creación, la Biblia nos dice que Dios creó la luz; separó las aguas y creó los cielos y la tierra; formó los mares; creó el sol, la luna y las estrellas; ordenó a la tierra que produjera vegetación; creó todo tipo de animal y finalmente creó al hombre y a la mujer.

Es motivo de gozo y bendición poder compartir con tan distinguido público, temas tan trascendentales como lo es LA BELLA CREACIÓN, ya que esta es una manera preciosa de contemplar la grandeza de Dios, su multiforme sabiduría y soberanía absoluta. Es nuestra oración al Señor que esta exposición nos traiga como resultado un mayor convencimiento  de la grandeza de Dios, como también mayores motivos de gratitud, alabanza, adoración, obediencia y admiración profunda para con nuestro Creador.

EN EL PRINCIPIO

Juan 1:1-3
En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios. Este era en el principio con Dios. Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho.

El evangelista comienza a describir al Verbo con relación “al principio”. Es generalmente admitido que, con esta expresión, el evangelista evoca el pasaje de la creación en el Génesis. Lo que se confirma con las referencias y alusiones que hace en su estructura el cuarto evangelio. Toda la obra creadora que se describe en el Génesis, fue hecha por palabra creadora de Dios; es precisamente lo que aquí se va a decir del Verbo. Este “principio” es, pues, punto de referencia con relación al existir del Verbo. ¿Es un “principio absoluto” o relativo sólo al momento antes de la creación? Es una valoración absoluta. En el lenguaje bíblico, antes de la creación de las cosas no hay más que la eternidad de Dios. Por tanto, si en el “principio,” en la creación de las cosas, pues todas van a ser creadas por el Verbo, éste existía ya, es que no sólo es anterior a ellas, sino que es eterno.

I Juan 1:1 Lo que era desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado, y palparon nuestras manos tocante al Verbo de vida.

El prólogo de esta epístola es solemne y majestuoso como el del cuarto evangelio y tiene estrecho contacto con él. El pensamiento central de ambos prólogos, la encarnación del Verbo, es el mismo. También presentan semejanzas en cuanto al fondo y a la forma. Ambos prólogos designan a Cristo con el nombre de Verbo = Logos; ambos comienzan con la expresión al principio; en los dos se da mucha importancia a la vida. El autor sagrado quiere hablar de Jesucristo como Verbo de Dios, el cual se encarnó por amor a los hombres. Vino al mundo con el fin de procurar la vida eterna a la humanidad. El apóstol va a revelar ahora a sus lectores este gran misterio. Lo que era desde el principio.

Hebreos 1:1-4 Dios, habiendo hablado muchas veces y de muchas maneras en otro tiempo a los padres por los profetas, en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo, y por quien asimismo hizo el universo;  el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder, habiendo efectuado la purificación de nuestros pecados por medio de sí mismo, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas, hecho tanto superior a los ángeles, cuanto heredó más excelente nombre que ellos.

Acabamos de citar cuatro argumentos básicos de la creación de todas las cosas.

1- En el principio creo Dios.

2- En el principio era el Verbo.

3- Lo que era desde el principio.

4- El que sustenta todas las cosas.

Estas son pruebas mas que suficientes para demostrar quien es el Autor de todas las cosas. Nos adentraremos por lo tanto en el tema de la creación con la plena certeza que la palabra divina nos dará, no solo plena luz, sino absoluta seguridad que todas las cosas provienen del Señor y Rey, razón por la que solo a El es debido todo honor y gloria.

Los rabinos veían en la Thorá una manifestación de Dios, y hasta asimilaban a la Sabiduría como personificación de este aspecto de Dios, pero no persona en su monoteísmo “cerrado.” Si el Verbo es Dios, ¿qué causalidad o qué mediación tiene el Verbo en la obra de la creación? En primer lugar hay que excluir que el Verbo sea causa “ejemplar” exclusivamente suya en la creación, ya que la causa ejemplar próxima de la divinidad en sus obras  es obra de la inteligencia divina. Y el Verbo ni tiene una inteligencia distinta de la divinidad. El pensamiento de Juan sobre esta causalidad de valorar en su ambiente bíblico. En la Escritura aparece un doble grupo de textos relativos a la obra creadora o eficiente de Dios. En unos se acusa la acción eficiente o causadora de Dios.

Publicado en Ayuda espiritual, Educación Cristiana | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

2017: Logros, nostalgia y gratitud

“Éxo 23:16  También guardarás la fiesta de la siega de los primeros frutos de tus labores, de lo que siembres en el campo; y la fiesta de la cosecha al fin del año cuando recojas del campo el fruto de tu trabajo”.

Sea esta la oportunidad para recordar con todos los que hicieron parte de la cosecha de este año 2017, que finaliza con muchos logros acompañados de una gran nostalgia  pero también rebosante de gratitud.

Logros:

Al revisar nuestro calendario de los días vividos durante un año, no podríamos negar que se alcanzaron metas, sea a nivel laboral, académico, familiar, económicas o personales, sería muy lamentable no encontrar ni un solo logro, pues esto evidenciaría  una vida poco fructífera.

Durante este año nuestro pastor, Gabriel Alvarez, hizo realidad uno de sus sueños y mas que sueño, era un anhelo, un llamado de parte de Dios por visitar México y dejar allí una siembra de formación en liderazgo basado en los principios de la Palabra de Dios. El había orado durante unos años para que este deseo se hiciera realidad, pues no teníamos ningún contacto en este país donde se abrieran las puertas, pero como al que cree todo le es posible, pudo estar allí durante el primer trimestre de este año, allí comenzó una gran cosecha en el Distrito Federal y en Cortazar.

Seguido a esta gira y como respuesta a una petición que el tenia hacia cuarenta años, Dios abre las puerta para visitar Europa, entonces, la cosecha aun sería mas grande, allí estuvimos el segundo trimestre, lleno de bendición, no por un paseo sino por una visión ministerial de alimentar ese remanente del pueblo de Dios que esta en todos los rincones del  mundo, entre ellos en Madrid, San Sebastian, Sevilla, Gran Canaria y Milan, y como premio y recompensa conocer Venecia y Lugano, lindos lugares que ni siquiera estaba en nuestra agenda  visitarlos. Gente hermosa y pueblo de Dios amado.

Para finalizar esa cosecha Dios le permite hacer de nuevo una visita que tanto anhelaba al lugar donde 42 años atrás había iniciado su vida ministerial, fue a celebrar su aniversario al municipio de Abejorral, en Antioquia. Con reuniones gloriosas llenas de la presencia de Dios y gratos recuerdos de los años difíciles pero fructíferos de cuando había aceptado el llamado. A ello se suman las visitas al Huila, Calí y otras congregaciones en la ciudad de Medellín.

Nostalgia:

Gran nostalgia también se cosecha este año, podría decirse que es ese fruto amargo que no se esperaba, pero que hace parte de la vida, que brota el 20 agosto cuando fue internado de gravedad en una clínica por una afección pulmonar y 35 días, justo la noche del domingo 24 de septiembre culmina con su partida al infinito. Noche en que nuestro corazón se detuvo y en la que también parte de nuestra vida murió, pues no solo se iba un esposo, padre o amigo, sino un líder, consejero, maestro y hombre ejemplar que con su modo de vida predicaba más que cuando hablaba ante un público.

Con impotencia, sin más que se pudiera hacer, nos ha correspondido dejarlo partir, pero su recuerdo y legado continua vivo, se continuará con su propósito de “Educar para la Eternidad” en todo lo relacionado con la formación y educación en el reino de Dios, para aquel pueblo sediento de conocimiento y de la Palabra de Dios y así “continuar cosechando triunfos”, como lo expresaba siempre.

Gratitud:

 Como lo recomienda el apóstol Pablo, no podemos dejar pasar este año sin una cosecha abundante de gratitud, primero al Señor Jesús, quien nos sustenta en todo momento y quien con su amor y misericordia inagotable siempre cuidada de nosotros y nos fortalece en los momentos de dolor.

Gratitud a todas las personas que han apoyado este ministerio, a todos los que nos recibieron con tanto amor y alegría y para todos los que nos acompañaron en los momentos de dolor, deseamos una gran cosecha de bendiciones de parte del Señor, esperamos que sobre todo sea fruto espiritual: ” Rom 7:4  Por tanto, hermanos míos, también a vosotros se os hizo morir a la ley por medio del cuerpo de Cristo, para que seáis unidos a otro, a aquel que resucitó de entre los muertos, a fin de que llevemos fruto para Dios.”

Un abrazo y bendiciones.

Ledy Yasmith Giraldo

 

 

Publicado en Ayuda espiritual, reflexiones | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

LA MIES ES MUCHA

Es muy placentero poder abordar un tema tan extraordinariamente importante expuesto con toda amplitud en el evangelio bendito del Señor Jesús. Es algo muy apasionante poder ver como el Señor da tanta prioridad a la expansión de su reino, ilustrando de manera tan clara la necesidad de obreros para atender la gran cosecha de almas que han de participara de su glorioso reino. Como siempre, bienvenidos a la universidad del Espíritu Santo!. Compartamos con mucha alegría esta poderosa palabra de bendición para el pueblo redimido, sabiendo que toda esta información nos dará mayor crecimiento y solidez respecto al servicio al Señor y la expansión de su reino entre los hombres.

Mateo 9:35-38  Jesús recorría todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, proclamando el evangelio del reino y sanando toda enfermedad y toda dolencia. Y viendo las multitudes, tuvo compasión de ellas, porque estaban angustiadas y abatidas como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a Sus discípulos: “La cosecha es mucha, pero los obreros pocos. “Por tanto, pidan al Señor de la cosecha que envíe obreros a Su cosecha.”

La manera como Mateo narra esta conducta de Jesús al ver a las multitudes, es sumamente maravillosa e impresionante. Cuando un personaje político mira una gran multitud, automáticamente piensa en los miles de votos que estarán a su favor, con los cuales podrá ser elegido en la próxima puja electoral. Si se trata de un líder religioso, piensa en la gran cantidad de adeptos o prosélitos que estarán marchando en la filas de su credo. Si es un persona emprendedora, con buena estrategia y experiencia en mercados multinivel, de una vez piensa es sus centenares de prospectos que le servirán de frontales y ayudaran en el apalancamiento. Que decir del comerciante, deseando a esos potenciales clientes que van a generarle jugosas ganancias para engrosar sus cuentas bancarias y multiplicar tantos codiciados bienes. Pero no sucede así con nuestro divino Maestro! Cuando él mira las multitudes, siente compasión por ellas, emana misericordia por quienes van errantes como ovejas sin pastor.

El mundo actual tiene múltiples necesidades, pero seguramente la mas abrumadora, es la de conocer el glorioso evangelio del Señor y Salvador Jesús. Para lograr objetivos claros y precisos tocante a esta necesidad, se requiere “compasión”. Pareciera que esto exactamente es lo que no tenemos, pues nos hemos hecho insensibles, no solamente al llamado divino, sino también a la necesidad de las gentes. No tenemos en cuenta su dolor y angustia, hasta nos hemos olvidado que nosotros mismos en tiempo anterior estábamos igual que ellos o aún en peores condiciones. Veremos por lo tanto la mies es mucha desde diferentes ángulos, 1- La mies en el campo, 2- La mies en la iglesia, 3- La mies en el cielo.

1  –  LA MIES EN EL CAMPO

Nos remitimos entonces a una de las joyas del Antiguo Testamento, como lo es el libro de Ruth. El perfil de esta joven de Moab nos da el perfil perfecto para mirar de cerca la mies en el campo. A pesar de ser extranjera, totalmente desconocida en la región de Belen, no escatimó ningún esfuerzo para ir en pos de los segadores durante todo un largo día de arduo trabajo.

Ruth 2:1-4  Noemí tenía un pariente de su marido, un hombre de mucha riqueza, de la familia de Elimelec, el cual se llamaba Booz. Y Rut la Moabita dijo a Noemí: “Te ruego que me dejes ir al campo a recoger espigas en pos de aquél a cuyos ojos halle gracia.” Ella le respondió: “Ve, hija mía.” Partió, pues, y espigó en el campo en pos de los segadores; y fue a la parte del campo que pertenecía a Booz, que era de la familia de Elimelec. En ese momento vino Booz de Belén (Casa del Pan), y dijo a los segadores: “El SEÑOR sea con ustedes.” “Que el SEÑOR te bendiga,” le respondieron ellos.

Al mirar la forma de obrar de esta agraciada mujer, uno no puede menos que sorprenderse. Es forastera, no tiene todavía amigos en Belen, pero eso no le importa, a ella le interesa hacer el trabajo con alegría y plena decisión. Va en pos de los segadores, no importa la fatiga, la falta de alimentos, la hostilidad del ambiente laboral, o las personas extrañas que la rodean.

Publicado en Ayuda espiritual, evangelismo, Ministerios, reflexiones | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

REPARANDO GRIETAS. Fisuras que amenazan nuestra vida cristiana.

Isaías 30:12-14 Por eso el Santo de Israel dice así: «Ya que ustedes han rechazado esta palabra, y confían en la violencia y en la iniquidad, y se apoyan en ellas, este pecado será para ustedes como una grieta que se extiende por un alto muro, hasta resquebrajarlo y hacer que se derrumbe en cualquier momento. Y éste se resquebrajará como una vasija de alfarero, que sin misericordia la hacen pedazos; a tal grado que, de entre los añicos, no se encuentra un solo tiesto para sacar fuego del hogar ni agua del pozo.»

El profeta les recuerda esta denominación solemne que resume la realidad tremenda del Señor, santo, incontaminado, pero vinculado a los intereses históricos de su pueblo. Puesto que prefieren confiar en iniquidades y falsedades, en alianzas políticas llenas de doblez y peligro para la religión de Judá, les anuncia la ruina inminente: el estado de cosas en Judá es tan ruinoso, que todo está a punto de crujir y caer, como muro resquebrajado, y la ruina será tan general, que no se podrá aprovechar nada de la actual situación, comparada a una vasija rota de la que no queda ni un tejón para los usos más rudimentarios domésticos.

En esta oportunidad estamos abordando el tema “reparando grietas”, esto con el fin de confrontar nuestras realidades con la poderosa palabra del Señor, la cual siempre arrojará un poderoso rayo de luz para alumbrar nuestros pasos, logrando con ello hacer las correcciones que sean necesarias en tiempo y lugar oportunos. Veremos cinco grietas que amenazan ruina sobre nuestras diversas estructuras.

terremoto-en-ecuador-2192327w640

LA GRIETA ESPIRITUAL

Esta tiene que ver con nuestra relación con Dios, describiendo de manera muy clara la manera como se produjo esta separación entre el hombre y su Creador, pero también mostrando la sobre abundante gracia de Dios, el cual proveyó todos los elementos necesarios para cerrar dicha grieta que nos separaba del Él, y ahora poder disfrutar de tan generosa comunión en su Gloriosa Presencia.

Isaías 59:1-2 Bien pueden ver que la mano del Señor no está impedida para salvar, ni sus oídos se han agravado para no oír. Son las iniquidades de ustedes las que han creado una división entre ustedes y su Dios. Son sus pecados los que le han llevado a volver la espalda para no escucharlos.

La razón de que la salvación de Dios se retrase estriba en los pecados de Israel. El Señor es omnipotente; por tanto, si no ha salvado a su pueblo, no es por impotencia, sino que esa salvación está condicionada a la conducta del mismo pueblo escogido. Dios no es infiel ni indiferente a sus promesas. Son los pecados de Israel los que retardan su intervención salvadora, pues son como un muro que se interpone entre ambos, en tal forma que las relaciones quedan totalmente interrumpidas. Pero, al fin, Dios se decide a intervenir, al ver tanta injusticia y maldad, con su mano justiciera.

Las iniquidades e injusticias han hecho que la mano del Señor no se manifieste, no porque ésta sea corta o impotente para salvar; ni tampoco se ha hecho duro de oído, mostrándose indiferente a las súplicas de Israel. La culpa reside en la conducta de los israelitas, que se han hecho indignos de participar de las bendiciones divinas; por eso oculta su rostro y los abandona. Y el profeta detalla las razones de este alejamiento de Dios: las manos están manchadas en sangre; la avaricia no se ha detenido ante el homicidio y el atropello de los débiles, ni sus sabios ante la mentira. Todos los medios, la difamación, la violencia, parecían lícitos para los avaros israelitas de las altas categorías sociales. La situación es tal, que no hay quien clame por la justicia; y los derechos más elementales se calculan con falsedades y argumentaciones sofisticadas ante los tribunales. Todo es un cavilar moroso contra el prójimo: conciben fatigas y dan a luz desventuras.

SOLUCIÓN A LA SEPARACIÓN ESPIRITUAL

Efesios 2:14-19 Porque él es nuestra paz. De dos pueblos hizo uno solo, al derribar la pared intermedia de separación y al abolir en su propio cuerpo las enemistades. Él puso fin a la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo, de los dos pueblos, una nueva humanidad, haciendo la paz, y para reconciliar con Dios a los dos en un solo cuerpo mediante la cruz, sobre la cual puso fin a las enemistades. Él vino y a ustedes, que estaban lejos, les anunció las buenas nuevas de paz, lo mismo que a los que estaban cerca. Por medio de él, unos y otros tenemos acceso al Padre en un mismo Espíritu. Por lo tanto, ustedes ya no son extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos y miembros de la familia de Dios.

Desarrolla aquí San Pablo la que pudiéramos llamar tesis de la unificación: todos, judíos y gentiles, suprimida la antigua barrera entre ambos pueblos, formamos un solo “cuerpo,” que es la Iglesia, en la que todos, en calidad de hijos y con absoluta igualdad de derechos, podemos confiadamente dirigirnos al Dios Padre. Fue Jesucristo, explica San Pablo, quien “derribó el muro de separación” entre ambos pueblos, “anulando en su carne la Ley,” que comenzó por ser una cerca de protección y aislamiento, pero pronto se convirtió en especie de barricada entre dos bloques enemígos. Bastaba entrar en el templo de Jerusalén para darse cuenta de ese antagonismo: una valla, prohibiendo a todo gentil pasar adelante bajo pena de muerte, separaba el “atrio de los gentiles” de las partes más interiores del templo; y a esa aversión y hostilidad por parte judía respondía el desprecio y anti judaísmo por parte gentil. Jesucristo, con su muerte en la cruz, anuló la Ley ceremonial, que era el origen de la “enemistad”, haciendo “en sí mismo de los dos (pueblos) un solo hombre nuevo”.

Estamos sumamente agradecidos con el Señor por haber derribado esta pared intermedia, logrando con ello establecer una sola familia, viviendo ahora todos en plena armonía y con absoluta libertad para entrar al Lugar Santísimo para rendir completa adoración al Señor. (Hebreos 10:19-22) Hermanos, puesto que con toda libertad podemos entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, es decir, de su propio cuerpo, y puesto que tenemos un gran sacerdote al frente de la casa de Dios, acerquémonos con un corazón sincero, y con la plena seguridad de la fe, con el corazón purificado de una mala conciencia, y con el cuerpo lavado en agua pura.

FAMILIA DIVIDIDA

LA GRIETA FAMILIAR

Mateo 10:34-36 »No piensen que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada. He venido para poner al hijo contra su padre, a la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra. Los enemigos del hombre serán los de su casa.

Es muy conocido el argumento en términos de principios sociales que afirma que “la familia es el núcleo de la sociedad”. Pero es de esperar que para lograr tal propósito, la familia ha de estar unida, trabajar en armonía, mantener o desarrollar proyectos comunes, y desde luego, remar siempre para el mismo lado. Como ya vemos por la misma palabra del Señor, se presentan divisiones al interior de las familias, lo cual ocurre por diversos motivos. A veces por ser incompatibles en el carácter, en la conducta y o metas que quisieran alcanzar. También dichas separaciones se dan muy a menudo por la infidelidad de uno de los cónyuges. Pero infortunadamente, aunque nos cueste creer, estas grietas de separación también se dan por causa de la fe en el Señor Jesucristo.

Una de las maneras más prácticas para cerrar esta grieta, es aprender a vivir bajo la premisa de lo que se denomina una relación civilizada. Esto en el caso que no todos sean creyentes. Pero mejor aún, si la mayoría o todos profesan la fe cristiana, pues de ser así, se puede vivir en mucha paz y prosperidad todos los días de la vida.

Salmo 133:1-3 Qué bueno es, y qué agradable, que los hermanos convivan en armonía! Es como el buen perfume que resbala por la cabeza de Aarón, y llega hasta su barba y hasta el borde de sus vestiduras. Es como el rocío del monte Hermón, que cae sobre los montes de Sión. Allí el Señor ha decretado para su pueblo bendición y vida para siempre.

HERMANOS DISCUTIENDO

LA GRIETA EN LA CONGREGACIÓN

I Juan 2:9-11 El que dice que está en la luz, y aborrece a su hermano, está todavía en tinieblas. El que ama a su hermano, permanece en la luz, y en él no hay tropiezo. Pero el que aborrece a su hermano está en tinieblas, y anda en tinieblas, y no sabe a dónde va, porque las tinieblas le han cegado los ojos.

Por eso, faltar al amor es faltar a la obligación principal impuesta por la fe cristiana. El que odia a su hermano está todavía en las tinieblas aunque pretenda estar en la luz. No ha comprendido el precepto nuevo del amor al prójimo, porque el que odia al hermano muestra que no se mueve por motivos de fe y de amor fraternal, sino por puro egoísmo, como los que viven en las tinieblas del paganismo. El precepto del amor, que se inspira en el amor de Jesús, rige principalmente las relaciones entre los cristianos, entre los hermanos en la fe. San Juan considera la práctica del amor fraterno como condición indispensable para permanecer en la comunión con Dios.

Es indudable que el distanciamiento y pérdida de comunión con los mismos miembros de la congregación es una de las fisuras mas dolorosas, ya que estamos hablando comunión y armonía que deben reinar al interior del cuerpo de Cristo. Pero si dentro de nosotros mismos las cosas andan mal, qué podemos esperar de aquellos que aún no conocen el amor del Señor y que no andan en sus caminos. La falta de amor entre los hermanos en la iglesia es algo muy preocupante, como también la indiferencia y poca solidaridad.

Santiago 2:14-18 Hermanos míos, ¿de qué sirve decir que se tiene fe, si no se tienen obras? ¿Acaso esa fe puede salvar? Si un hermano o una hermana están desnudos, y no tienen el alimento necesario para cada día, y alguno de ustedes les dice: «Vayan tranquilos; abríguense y coman hasta quedar satisfechos», pero no les da lo necesario para el cuerpo, ¿de qué sirve eso? Lo mismo sucede con la fe: si no tiene obras, está muerta. Pero alguien podría decir: «Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras.»

Esta doctrina de Santiago está en perfecta conformidad con el Evangelio, en donde Cristo enseña que “no todo el que dice “Señor, Señor!” entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre, que está en los cielos”. Por consiguiente, la fe en Dios no aprovechará si no va acompañada con la observancia de los mandamientos. El que cree en Dios y no cumple su voluntad, se hace reo de mayor castigo, según enseña el mismo Cristo: “El siervo que, conociendo la voluntad de su amo, no se preparó ni hizo conforme a ella, recibirá muchos azotes.”
Algunos cristianos, aunque poseían esta fe, se preocupaban poco del cumplimiento de las obras de caridad, creyendo que podían salvarse sin su cumplimiento. Santiago afirma con toda claridad que es necesario su cumplimiento para poder salvarse.
El autor sagrado no se refiere aquí a las obras exteriores de la Ley de Moisés, sino a las obras buenas en general.

TEOLOGÍA

LA GRIETA CON LAS DENOMINACIONES

I Corintios 1:10-13 Hermanos, les ruego por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que se pongan de acuerdo y que no haya divisiones entre ustedes, sino que estén perfectamente unidos en un mismo sentir y en un mismo parecer. Digo esto, hermanos míos, porque los de Cloé me han informado que entre ustedes hay contiendas. Quiero decir, que algunos de ustedes dicen: «Yo soy de Pablo»; otros, «yo soy de Apolos»; otros, «yo soy de Cefas»; y aun otros, «yo soy de Cristo».¿Acaso Cristo está dividido? ¿Acaso Pablo fue crucificado por ustedes? ¿O fueron ustedes bautizados en el nombre de Pablo?

Este tipo de divisiones al interior de una gran cantidad de Denominaciones de iglesias que se precian ser del Nombre de Jesucristo, definitivamente son una vergüenza para el pueblo del Señor en todo el mundo. Somos miles de grupos de maravillosos hijos de Dios a lo largo y ancho de las geografías continentales, pero con un agravante penoso y lamentable, la falta de comunión entre nosotros mismos. Pretendemos ganar a muchos miembros de otras denominaciones que aún no conocen el Nombre Glorioso de Jesús, pero nosotros mismos nos estamos mordiendo unos a otros por celos y envidias detestables.

Sea esta una ocasión propicia para invitar al pueblo del Señor disperso por mas de doscientos países, para que hagamos un alto en el camino, nos pongamos la mano en el corazón, oremos con corazón sincero, miremos a la palabra de Dios, y nos hagamos varias preguntas con humildad y reverencia delante del Señor. ¿Estamos preparados en tales condiciones para el encuentro con el Señor? ¿Son estas divisiones de grupos del Nombre de Jesús acordes a lo que enseña la Escritura? ¿Tenemos autoridad moral para proclamar la comunión y la unidad de las iglesias? Es verdad que somos UNO en Jesús?

discriminacion

LA GRIETA SOCIAL

Valga anotar que la iglesia primitiva supo manejar muy bien el trato con las personas que no eran miembros de la congregación. Fueron muy respetuosos de sus costumbres, cultura, tipo de religión; pero además, sin importar en que creían, tenían favor para con todos ellos.

Hechos 2:46-47 Todos los días se reunían en el templo, y partían el pan en las casas, y comían juntos con alegría y sencillez de corazón, mientras alababan a Dios y brindaban ayuda a todo el pueblo. Y cada día el Señor añadía a la iglesia a los que habían de ser salvos.

Este pasaje de la Escritura es muy descriptivo en cuanto al alcance que tenía la iglesia primitiva en la obra social y el cuidado de las personas necesitadas. Si tenemos en cuenta la manera como el pueblo de Israel celebraba sus fiestas, tendremos las ilustraciones precisas de el por qué los primeros creyentes tenían esta forma de proceder con los pobres del pueblo.

Deuteronomio 15:7-8 »Cuando en alguna de tus ciudades, en la tierra que el Señor tu Dios te da, alguno de tus compatriotas se encuentre necesitado, no endurezcas tu corazón ni aprietes el puño para no ayudar a tu compatriota pobre. Al contrario, abre tu mano con generosidad y préstale lo que le haga falta.

Si Israel es fiel a los mandamientos divinos, nunca tendrá necesidad de pedir prestado de nadie, sino que, al contrario, se convertirá en prestatario de muchos pueblos, dominando sobre ellos. La letra de la Ley ordena prestar líberalmente al hermano necesitado. (Deuteronomio 15:11) En tu tierra nunca faltarán menesterosos; por eso yo te ordeno que abras tu mano y ayudes en tu tierra a tus compatriotas, y a los pobres y necesitados. Se dice que nunca dejara de haber pobres en la tierra, lo que se ha de entender no como una ley inexorable impuesta por Dios, de forma que sean como una institución aquéllos para que los ricos ejerzan su misericordia, sino que supone que, dadas las condiciones del egoísmo humano y las adversas contingencias de la vida, nunca faltarán necesitados con los que se ha de ejercer la caridad. Supuestos los indigentes, es necesario organizar la beneficencia.

Por todo lo anterior, esta demostrado que las grietas en términos espirituales, familiares, de congregación, denominación o sociedad, pueden ser reparadas de manera exitosa, logrando con ello plena solidez en la vida cristiana y un mayor cúmulo de crecimiento y servicio, no solo a Dios, sino también a nuestro prójimo.

 

Suscríbete a nuestro blog para que no te pierdas ninguna de estas maravillosas enseñanzas.

Publicado en Ayuda espiritual, Educación Cristiana, familia, reflexiones | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

LOS 7 ESPÍRITUS DE DIOS I

Isaías 11:1-2  Y brotará un retoño del tronco de Isaí, y un vástago de sus raíces dará fruto. Y reposará sobre El el Espíritu del SEÑOR, espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor del SEÑOR.

Apocalipsis  5:6  Miré, y vi entre el trono (con los cuatro seres vivientes) y los ancianos, a un Cordero, de pie, como inmolado, que tenía siete cuernos y siete ojos, que son los siete Espíritus de Dios enviados por toda la tierra.

Al abordar un tema tan magistral como este, no tenemos otra alternativa, sino agradecer al Dios Altísimo por darnos tal privilegio, pues es bella e insondable su palabra, como edificante y poderosa. No hay ninguna duda que temas como estos, producen una enorme riqueza de conocimiento para el pueblo escogido del Señor, como también abundante luz para quienes apenas inician el camino de la verdad y se regocijan ante el resplandor de su palabra. Nos ocuparemos entonces a lo largo de varios capítulos  a observar en detalle como funciona el Espíritu de Dios a través de estos siete oficios maravillosos, todo con un propósito específico: Establecer el reino de la justicia.

Isaías11:3-5 Se deleitará en el temor del SEÑOR, y no juzgará por lo que vean sus ojos, ni sentenciará por lo que oigan sus oídos; sino que juzgará al pobre con justicia, y fallará con equidad por los afligidos de la tierra; herirá la tierra con la vara de su boca, y con el soplo de sus labios matará al impío. La justicia será ceñidor de sus lomos, y la fidelidad ceñidor de su cintura.

Haciendo la debida separación de funciones del Espíritu de Dios, nos encontramos con cosas muy sorprendentes, sobre todo quienes entendemos que Dios es UNO e indivisible. Es extraordinario ver por la palabra como el Espíritu Divino tiene una absoluta cobertura en todas las áreas del Universo y del Ser Humano. No hay nada que escape a su presencia, pues es, no sólo Omnipotente, Omnisciente, sino Omnipresente.

Salmo 139:1-6  Oh SEÑOR, tú me has escudriñado y conocido. Tú conoces mi sentarme y mi levantarme; desde lejos comprendes mis pensamientos. Tú escudriñas mi senda y mi descanso, y conoces bien todos mis caminos. Aun antes de que haya palabra en mi boca, he aquí, oh SEÑOR, tú yala sabes toda. Por detrás y por delante me has cercado, y tu mano pusiste sobre mí. Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí; es muy elevado, no lo puedo alcanzar.

1  –  ESPÍRITU DE DIOS

Hemos de entender sin lugar a equivocarnos cuál es la naturaleza de Dios. A partir de este principio fundamental, será mas asequible la información que tenemos a continuación, comprobando con ello que el Señor llenarnos de grandes revelaciones de su palabra para que seamos mutuamente edificados.

Juan 4:23-24  Pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque ciertamente a los tales el Padre busca que le adoren. Dios es espíritu, y los que le adoran deben adorarle en espíritu y en verdad. Hablar solo de esta área del Espíritu de Dios ya es algo gigantesco, pues su Espíritu lo llena todo. No hay lugar del Universo por recóndito que pueda ser don no llegue o este presente el Espíritu Divino. Consideremos un poco esta maravilla a fin de ser edificados de manera muy poderosa. Vallamos un poco al principio de la creación,

Génesis 1:1-3  En el principio Dios creó los cielos y la tierra. La tierra estaba sin orden y vacía, y las tinieblas cubrían la superficie del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas. Entonces dijo Dios: “Sea la luz.” Y hubo luz.

Según estas hermosas palabras, entendemos que desde el principio de la creación el Espíritu de Dios ha estado en plena actividad, ordenando todas las cosas, poniéndolas en su lugar y debido orden. Esto nos muestra entonces como siempre ha estado presente en todos los detalles, no solo de la creación, sino aún en todo lo relacionado con la obra redentora del hombre, como también en todas las actividades que tienen que ver con los ministerios y operaciones espirituales para la edificación de su cuerpo que es la Iglesia.

Salmo 139:7-12  ¿Adónde me iré de Tu Espíritu, O adónde huiré de Tu presencia? Si subo a los cielos, allí estás Tú; Si en el Seol preparo mi lecho, allí Tú estás. Si tomo las alas del alba, Y si habito en lo más remoto del mar, Aun allí me guiará Tu mano, Y me tomará Tu diestra. Si digo: “Ciertamente las tinieblas me envolverán, Y la luz a mi alrededor será noche;” Ni aun las tinieblas son oscuras para Ti, Y la noche brilla como el día. Las tinieblas y la luz son iguales para Ti.

Todo lo dicho anteriormente en estas escrituras, despeja toda duda en cuanto al poder y cobertura que tiene el Espíritu Divino. Al adentrarnos entonces en las diversas funciones del Espíritu como tal, veremos entonces como cada fase llena las expectativas requeridas por los profetas, los sacerdotes y los reyes en el Antiguo Testamento, como también el respaldo para los diversos ministerios dados dentro de la iglesia del Señor en el Nuevo Testamento.

2  –  ESPÍRITU DE SABIDURÍA

Cuando hablamos de sabiduría, nos estamos refiriendo a ese saber cuyo origen está en Dios, que ofrece una real iluminación de nuestro entendimiento por una fuerza superior a la humana, no alcanzable en términos académicos, sino por una acción sobrenatural. A este tipo de sabiduría se refirió el Apóstol Pablo de manera muy frecuente, atribuyendo el verdadero conocimiento a una luz generada por el Señor para cumplir funciones fuera de lo común en la edificación del pueblo.

1 Corintios 2:6-10  Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; pero una sabiduría no de este siglo, ni de los gobernantes de este siglo, que van desapareciendo, sino que hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta que, desde antes de los siglos, Dios predestinó para nuestra gloria. Esta sabiduría que ninguno de los gobernantes de este siglo ha entendido, porque si la hubieran entendido no habrían crucificado al Señor de gloria; sino como está escrito: “COSAS QUE OJO NO VIO, NI OIDO OYO, NI HAN ENTRADO AL CORAZON DEL HOMBRE, son LAS COSAS QUE DIOS HA PREPARADO PARA LOS QUE LO AMAN. Pero Dios nos las reveló por medio del Espíritu, porque el Espíritu todo lo escudriña, aun las profundidades de Dios.

Una de las funciones del Espíritu de Dios, consiste en prodigar sabiduría a sus siervos, sean reyes, sacerdotes, profetas o apóstoles. Es apenas lógico que si alguien es servidor de el Dios sabio por excelencia, este dotado y facultado al máximo nivel de este don tan especial como lo es la sabiduría. Seguramente uno de los ejemplos mas palpable que hallamos en la Escritura, es aquel que está relacionado con el rey Salomón. Este varón había sido nombrado y elegido rey para gobernar a la nación hebrea, se requería gran capacidad para cumplir esta grande misión. Así que era urgente tener esta facultad bien desarrollada para poder ser un ejecutivo ejemplar, siendo un gobernador eficiente y con la mayor diligencia.

1 Reyes 3:8-13  “Tu siervo está en medio de Tu pueblo al cual escogiste, un pueblo inmenso que no se puede numerar ni contar por su multitud. “Da, pues, a Tu siervo un corazón con entendimiento para juzgar a Tu pueblo y para discernir entre el bien y el mal. Pues ¿quién será capaz de juzgar a este pueblo Tuyo tan grande?” Fue del agrado a los ojos del Señor que Salomón pidiera esto. Y Dios le dijo: “Porque has pedido esto y no has pedido para ti larga vida, ni has pedido para ti riquezas, ni has pedido la vida de tus enemigos, sino que has pedido para ti inteligencia para administrar justicia, he hecho, pues, conforme a tus palabras. Te he dado un corazón sabio y entendido, de modo que no ha habido ninguno como tú antes de ti, ni se levantará ninguno como tú después de ti. “También te he dado lo que no has pedido, tanto riquezas como gloria, de modo que no habrá entre los reyes ninguno como tú en todos tus días.

La sabiduría entonces es una facultad otorgada directamente por el Espíritu de Dios, con ella los hombres pueden ser mejores gobernadores y servidores del Señor y también de los hombres. Cuando se carece de este don de Dios, las cosas no andan muy bien, de por sí el hombre es necio e ignorante, está llenos de pensamientos de maldad, ajenos a los designios divinos. En tales condiciones, las normas que establezca y los decretos que proclame para gobernar a la nación, no darán resultados adecuados en cuanto a la equidad y la justicia. Debemos tener claro que la sabiduría está al alcance de todo aquel que la quiera recibir, es cuestión de pedirla y buscarla con toda persistencia, demando al dueño de ella que la tiene con toda abundancia.

Proverbios 2:1-6  Hijo mío, si recibes mis palabras Y atesoras mis mandamientos dentro de ti, Da oído a la sabiduría, Inclina tu corazón al entendimiento. Porque si clamas a la inteligencia, Alza tu voz por entendimiento; Si la buscas como a la plata, Y la procuras como a tesoros escondidos, Entonces entenderás el temor del SEÑOR Y descubrirás el conocimiento de Dios. Porque el SEÑOR da sabiduría, De Su boca vienen el conocimiento y la inteligencia.

Santiago 1:5-8  Y si a alguno de ustedes le falta sabiduría, que se la pida a Dios, quien da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. Pero que pida con fe, sin dudar. Porque el que duda es semejante a la ola del mar, impulsada por el viento y echada de una parte a otra. No piense, pues, ese hombre, que recibirá cosa alguna del Señor, siendo hombre de doble ánimo (que duda), inestable en todos sus caminos.

La sabiduría es un tema que ocupa uno de los mas grandes espacios en las páginas de la Biblia, pudiendo decir con toda seguridad que la sabiduría es ponderada con toda la fuerza desde Génesis hasta el Apocalipsis. Cuando leemos Eclesiastés, Proverbios o Cantares, no tenemos mas que admirar como se destaca el tema de sabiduría como el centro de mayor grandeza aplicada a la vida familiar, social y profesional. Al leer las cartas de los apóstoles, hallamos como la sabiduría es la columna vertebral con relación al servicio a Dios y la edificación de la Iglesia. Destacamos ahora algunos de estos pasajes, que en gran medida nos ayudarán para alcanzar una dimensión mas alta acerca de esta riqueza infinita que se obtiene gratuitamente otorgada por la pura gracia de Dios.

Proverbios 3:13-18  Bienaventurado el hombre que halla sabiduría Y el hombre que adquiere entendimiento. Porque su ganancia es mejor que la ganancia de la plata, Y sus utilidades mejor que el oro fino. Es más preciosa que las joyas, Y nada de lo que deseas se compara con ella. Larga vida hay en su mano derecha, En su mano izquierda, riquezas y honra. Sus caminos son caminos agradables Y todas sus sendas, paz. Es árbol de vida para los que echan mano de ella, Y felices son los que la abrazan.

Proverbios 8:22-30  El SEÑOR me poseyó al principio de Su camino, Antes de Sus obras de tiempos pasados. Desde la eternidad fui establecida, Desde el principio, desde los orígenes de la tierra. Cuando no había abismos fui engendrada, Cuando no había manantiales abundantes en aguas. Antes que los montes fueran asentados, Antes que las colinas, fui engendrada, Cuando El no había hecho aún la tierra y los campos, Ni el polvo primero del mundo. Cuando estableció los cielos, allí estaba yo; Cuando trazó un círculo sobre la superficie del abismo, Cuando arriba afirmó los cielos, Cuando las fuentes del abismo se afianzaron, Cuando al mar puso sus límites Para que las aguas no transgredieran Su mandato, Cuando señaló los cimientos de la tierra, Yo estaba entonces junto a El, como arquitecto; Yo era Su delicia de día en día, Regocijándome en todo tiempo en Su presencia.

La exposición anterior, nos muestra con lujo de detalles como la sabiduría es una herramienta fundamental en las manos del Señor, pues ha sido utilizada en el diseño de la creación mismo. Así como el chef profesional tiene una serie de instrumentos adecuados para ejecutar sus proyectos gastronómicos, de la misma manera el Gran Arquitecto del Universo utiliza el afilado cuchillo de la sabiduría para ejecutar sus propósitos mas ambiciosos en torno a sus múltiples maravillas.

3  –  ESPÍRITU DE INTELIGENCIA

4  –  ESPÍRITU DE CONSEJO

5  –  ESPÍRITU DE PODER

6  –  ESPÍRITU DE CONOCIMIENTO

7  –  ESPÍRITU DE TEMOR

Espere pronto la segunda parte de este maravilloso tema. Que Dios bendiga vuestras vidas.

Publicado en Ayuda espiritual, Educación Cristiana, reflexiones | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario