TARDES TRISTES V

5  –  LA TARDE TRISTE DEL CALVARIO

Es motivo de mucha bendición llegar a esta tarde grandiosa de la historia. La hemos llamado tarde triste, debido al dolor causado a las mujeres que seguían y servían a Jesús, como también por los fenómenos naturales que se manifestaron, pero en el fondo es la tarde de la esperanza, la reconciliación, la ofrenda perfecta, la cual traería como resultado nuestra gloriosa salvación.

Mateo 27:45-53  Y desde la hora sexta hubo oscuridad sobre toda la tierra hasta la hora novena. Y alrededor de la hora novena, Jesús exclamó a gran voz, diciendo: ELI, ELI, ¿LEMA SABACTANI? Esto es: DIOS MIO, DIOS MIO, ¿POR QUE ME HAS ABANDONADO?Algunos de los que estaban allí, al oírlo, decían: Este llama a Elías. Y al instante, uno de ellos corrió, y tomando una esponja, la empapó en vinagre, y poniéndola en una caña, le dio a beber. Pero los otros dijeron: Deja, veamos si Elías viene a salvarle. Entonces Jesús, clamando otra vez a gran voz, exhaló el espíritu. Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo, y la tierra tembló y las rocas se partieron; y los sepulcros se abrieron, y los cuerpos de muchos santos que habían dormido resucitaron; y saliendo de los sepulcros, después de la resurrección de Jesús, entraron en la santa ciudad y se aparecieron a muchos.

Seguramente este atardecer marcará la gran diferencia, no solo por su dramatismo, sino por su gran significado. Es el cumplimiento de las profecías con relación al Mesías prometido, es consumada la obra magistral de la redención del hombre, es la cumbre de las manifestaciones de Dios. Si los atardeceres anteriores, del paraíso, el diluvio, la torre de Babel y las plagas de Egipto, han marcado tan profundamente la historia, cuánto mas este atardecer que la partirá en dos, pues luego de estos acontecimientos, se dirá por doquier, Antes de Cristo y Después de Cristo. Ninguno de los mas grandes personajes de la historia de la humanidad, sean emperadores, gobernantes, filósofos, reyes o profetas, lograron tal efecto trascendente de partir en dos pedazos el libro histórico de los hombres. Antiguo y Nuevo Testamento. Bienvenidos entonces a un nivel mas alto de conocimiento del maravilloso programa salvador del Señor y Rey, Jesús.

LAS PROMESAS ANTICIPADAS

Isaías 7:14 Por tanto, el mismo Señor os dará la señal: He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.

Isaías 9:6-7  Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado; y el principado sobre su hombro: y llamaráse su nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz. Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán término, sobre el trono de David, y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto.

Isaías 35:3-6-6 Fortaleced las manos cansadas, afirmad las rodillas debiles. Decid a los de corazón apocado: Esforzaos, no temáis; he aquí que vuestro Dios viene con retribución, con pago; Dios mismo vendrá, y os salvará. Entonces los ojos de los ciegos verán, y los oídos de los sordos oirán. Entonces el cojo saltará como un ciervo, y cantará la lengua del mudo; por que aguas serán cavadas en el desierto, y torrentes en la soledad.

Isaías 53:1-5 ¿Quién ha creído a nuestro mensaje? ¿A quién se ha revelado el brazo del SEÑOR? Creció delante de El como renuevo tierno, como raíz de tierra seca; no tiene aspecto hermoso ni majestad para que le miremos, ni apariencia para que le deseemos. Fue despreciado y desechado de los hombres, varón de dolores y experimentado en aflicción; y como uno de quien los hombres esconden el rostro, fue despreciado, y no le estimamos. Ciertamente El llevó nuestras enfermedades, y cargó con nuestros dolores; con todo, nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y afligido. Mas El fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre El, y por sus heridas hemos sido sanados.

Las profecías que acabamos de ver, nos hablan con absoluta claridad del nacimiento de Cristo, de su poderoso ministerio, como también de su obra redentora. La tarde del calvario va mas allá de un notable hecho histórico, que por cierto está plenamente comprobado, sino que trasciende hasta lo sobrenatural. El mismo sol ocultó su rostro, la tierra se conmovió, las rocas se partieron unas contra otras, el velo del templo se abrió en dos de manera milagrosa, y hasta los muertos salieron de sus tumbas. Qué es lo que estaba pasando en realidad? Muchos con excelente acierto han calificado la obra del calvario como “la obra maestra”, debido a su grandeza y trascendencia. Miles de bueyes y de ovejas habían sido ofrecidos en sacrificio en los altares del Tabernáculo y el templo de Salomón a lo largo de los siglos. Pero ahora en la cruz hay uno que marca la diferencia plena. De él habló Juan el Bautista cuando hizo su presentación oficial ante el pueblo.

Juan 1:29-31 Al día siguiente vio* a Jesús que venía hacia él, y dijo*: He ahí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Este es aquel de quien yo dije: “Después de mí viene un hombre que es antes de mí porque era primero que yo.” Y yo no le conocía, pero para que El fuera manifestado a Israel, por esto yo vine bautizando en agua.

Hebreos 7:26-27 Porque convenía que tuviéramos tal sumo sacerdote: santo, inocente, inmaculado, apartado de los pecadores y exaltado más allá de los cielos, que no necesita, como aquellos sumos sacerdotes, ofrecer sacrificios diariamente, primero por sus propios pecados y después por los pecados del pueblo; porque esto lo hizo una vez para siempre, cuando se ofreció a sí mismo.

I Pedro 2:21-25 Porque para este propósito habéis sido llamados, pues también Cristo sufrió por vosotros, dejándoos ejemplo para que sigáis sus pisadas, EL CUAL NO COMETIO PECADO, NI ENGAÑO ALGUNO SE HALLO EN SU BOCA; y quien cuando le ultrajaban, no respondía ultrajando; cuando padecía, no amenazaba, sino que se encomendaba a aquel que juzga con justicia; y El mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre la cruz, a fin de que muramos al pecado y vivamos a la justicia, porque por sus heridas fuisteis sanados. Pues vosotros andabais descarriados como ovejas, pero ahora habéis vuelto al Pastor y Guardián de vuestras almas.

Con esta carta de presentación de nuestro Cordero de Dios, no tenemos menos que irrumpir en alabanza y gritos de jubilo, teniendo la plena certeza que en aquel atardecer del calvario, sin lugar a dudas, fue realizada la majestuosa obra de la salvación. Ahora corresponde que creamos en esa obra, que aceptemos el precio que fue pagado, que vivamos según ese plan divino, ya no para nosotros mismos, sino para quien lo dio todo por amor a nosotros.

Gálatas 2:20 Con Cristo he sido crucificado, y ya no soy yo el que vive, sino que Cristo vive en mí; y la vida que ahora vivo en la carne, la vivo por fe en el Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

1. LA TIERRA EN TINIEBLAS

La imagen de las tinieblas sobre toda la tierra8 antes de morir Jesús conduce al libro del Éxodo donde se dice: “El Señor dijo a Moisés: -Extiende tu mano hacia el cielo, y se extenderá sobre el territorio egipcio una oscuridad palpable. Moisés extendió la mano hacia el cielo, y una densa oscuridad cubrió el territorio egipcio durante tres días. No se veían unos a otros ni se movieron de su sitio durante tres días, mientras que todos los israelitas tenían luz en sus poblados” (Ex 10,21-23).

Estos tres días de tinieblas marcaron el comienzo de la liberación de los israelitas de Egipto, pues tras este fenómeno prodigioso, el faraón los dejó salir del país. Fue el gran día de Yahvé, en el que mostró su favor para con su pueblo, liberándolo de la esclavitud. La imagen de las tinieblas a mediodía remite también al libro del profeta campesino Amós, que, en el s. VIII, se presentó en Samaría, capital del reino de Israel, para denunciar de parte de Dios la situación de injusticia por la que atravesaba el pueblo. Y decía: “Escuchadlo los que exprimís a los pobres y elimináis a los miserables; pensáis: ¿Cuándo pasará la luna nueva para vender trigo o el sábado para ofrecer grano y hasta el salvado de trigo? Para encoger la medida y aumentar el precio, para comprar por dinero al desvalido y al pobre por un par de sandalias. ¡Jura el Señor por la gloria de Jacob no olvidar jamás lo que han hecho!” (8,4-7).

2. OSCURIDAD REPENTINA AL MEDIO DÍA

Jesús ya había estado sufriendo en la cruz por tres horas (desde las 9 a.m hasta el mediodía), cuando hubo tinieblas “sobre toda la tierra” al mediodía. De repente, la oscuridad cerró  la escena en el Calvario y parece haber desaparecido tan repentinamente. Se extendió mucho más allá del Calvario y de Jerusalén y duró tres horas. Esto no es un fenómeno simple, sino una manifestación sobrenatural en la naturaleza. Esta oscuridad sobre Palestina y las regiones vecinas no era un eclipse de sol, porque éste era el momento de la luna llena de la semana de Pascua, y que se prolongó durante más de unos pocos minutos. Esta fue una oscuridad sobrenatural tres horas que cubrió toda la tierra desde el mediodía hasta las 3 p.m. Era una oscuridad intensa, una concentración de fuerza como los tres días de oscuridad en Egipto. Esta oscuridad era como si el Dios en Su poder soberano sacara su velo sobre el propiciatorio para evitar que los ojos profanos  observaran  Su sacrificio expiatorio.

Durante esas tres horas sólo vemos oscuridad, y oímos el silencio. El Siervo sufriente de Yahvé fue “herido por nuestras transgresiones.” El Cordero de Dios estaba muriendo por los pecados del mundo. Dios estaba haciendo expiación por nuestros pecados.

El padre de la iglesia, Tertuliano dice que algunos paganos, “en el momento de la muerte de Cristo, la luz se separo de el sol, y la tierra se oscureció al mediodía, que es de extrañar que se relaciona en su propio análisis y se conserva en los archivos de este día.”

3.  SE ROMPE EL VELO DEL TEMPLO

“Y el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo” (Marcos 15:38). Este era el velo que separaba el Lugar Santísimo o Lugar Santísimo del Lugar Santo en el Templo en Jerusalén. En el Lugar Santísimo ningún hombre entraba a excepción del sumo sacerdote el día de la Expiación. Una vez al año el sumo sacerdote levantaba una esquina de esta pesada cortina entraba  en el Lugar Santísimo, llevando la sangre del sacrificio que la roció sobre el propiciatorio, y oraba por el pueblo de Israel. El grueso velo separaba la humanidad depravada de la santidad de Dios. Estaba guindado   allí declarando solemnemente al mundo, “Hasta ese momento, pero ya no más.”

El Talmud nos dice que el pesado velo era de sesenta metros de largo por diez metros de ancho y el espesor de la palma de la mano de un hombre o cuatro pulgadas, y se compone de 72 cuadrados de tejido de tela gruesa. Por lo tanto, ninguna  mano de ningún hombre lo podría romper,  no se deshace por la descomposición natural. Era como si la gran mano de Dios la  rasgó en dos. Se rasgó en dos partes iguales, por la mitad, “desde la parte superior hasta el fondo.”

¿Cuándo tomo lugar la ruptura del velo? Se rasgó en dos pedazos en el momento preciso en que Jesús murió en la cruz. En el preciso momento en que Jesús murió el velo se rasgó de arriba a abajo. Mateo dice: “ Entonces Jesús, clamando otra vez a gran voz, exhaló el espíritu. Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo, y la tierra tembló y las rocas se partieron” (Mateo 27:50-51).

Este fue el momento de la ofrenda de la tarde en el Templo. En el momento en que Jesús murió en la cruz como el Cordero de Dios, los sacerdotes estaban en el Lugar Santo, delante del velo, ocupados en sus deberes sacerdotales. Dios quiso que los sacerdotes vieran  su mano sobre los acontecimientos. Uno de los resultados de la rasgadura del velo fue “y muchos de los sacerdotes obedecían a la fe (Hechos 6:7b).

 

Es un tanto difícil de explicar tanta grandeza, además tenemos el limitante de tiempo y espacio, pero no tenemos la menor duda que lo ocurrido en la tarde triste del calvario tiene la mayor trascendencia con la relación a la redención del hombre. Fue allí donde se produjo la reconciliación entre el cielo y la tierra, fueron derribadas las murallas divisorias entre judíos y gentiles. ¡QUE VIVA LA REDENCIÓN!

Deseamos que esta palabra sea de bendición y edificación para su vida. No olvide compartirla para que otros también sean bendecidos y suscribase  a nuestro blog para que no se pierda ninguna de estas riquezas.

Un abrazo

Anuncios

Acerca de nuevoamanecerglobal.

Pastor con experiencia por 40 años, dedicado a dictar conferencias en temas de familia, vida cristiana, liderazgo y teología en general. El propósito es brindar ayuda y orientación a grupos cristianos de diferentes denominaciones, como también a familias y personas particulares. La fundación Nuevo Amanecer Global se origina pensando en la necesidad de miles de personas que buscan con ansiedad la Palabra Divina, que aman la cultura de la investigación, la formación integral y el servicio integral. Nuestro lema: EDUCANDO PARA LA ETERNIDAD.
Esta entrada fue publicada en Ayuda espiritual, evangelismo, reflexiones y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s