TARDES TRISTES II

2 –  LA TARDE TRISTE DEL DILUVIO

Génesis 7:12-13  Y cayó la lluvia sobre la tierra por cuarenta días y cuarenta noches. En ese mismo día entró Noé en el arca, con Sem, Cam y Jafet, hijos de Noé, y la mujer de Noé y las tres mujeres de sus hijos con ellos.

La población del mundo se había multiplicado en gran medida, miles de hombres y mujeres estaban dedicados a múltiples ocupaciones, las palabras del Señor habían hecho eco con respecto a la multiplicación.

Génesis 1:27-28  Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. Y los bendijo Dios y les dijo: Sed fecundos y multiplicaos, y llenad la tierra y sojuzgadla; ejerced dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre todo ser viviente que se mueve sobre la tierra.

Pero el problema no era la multiplicación, pues en sí este era el programa de Dios, ahora la dificultad radicaba en que esta humanidad se había corrompido en gran medida. Esto como era de esperarse, no agrado para nada al Creador de tan bella e inteligente comunidad.

Génesis 6:3-4 Y dijo Dios: No contenderá mi espíritu con el hombre (Adam) para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años. Hubo tiranos en la tierra en aquellos días, después que se llegó Caín (hijo de elojím) a las hijas de los hombres (Adán y Eva) engendrándoles hijos. Los cuales fueron los tiranos que desde la antigüedad fueron varones de renombre. Nm.13.33 (NVP).

No era nada bueno lo que estaba sucediendo, el hombre había sido puesto en la tierra con un propósito específico, darle gloria y alabanza a su Creador. Pero estaba sucediendo todo lo contrario. El hombre se alejaba cada vez mas de esa meta que el Señor le había señalado. De ahí entonces que la determinación divina es radical.

Génesis 6:6-8  Y le pesó al SEÑOR haber hecho al hombre en la tierra, y sintió tristeza en su corazón. Y el SEÑOR dijo: Borraré de la faz de la tierra al hombre que he creado, desde el hombre hasta el ganado, los reptiles y las aves del cielo, porque me pesa haberlos hecho. Mas Noé halló gracia ante los ojos del SEÑOR.

Es aquí cuando comienza la segunda tarde de tristeza. Esa creación hermosa y exuberante, comienza a tornarse sombría, son las tinieblas del pecado las que mas oscurecen el horizonte luminoso que el Señor ha diseñado para la felicidad de los hombres. Dios hace al hombre feliz, pero es él mismo quien busca su propia tristeza. 

Eclesiastés 3:10-11  He visto la tarea que Dios ha dado a los hijos de los hombres para que en ella se ocupen. El ha hecho todo apropiado a su tiempo. También ha puesto la eternidad en sus corazones; sin embargo, el hombre no descubre la obra que Dios ha hecho desde el principio hasta el fin.

Es el hombre lleno de privilegios quien busca su propia desgracia, no valorando los favores de Dios recibidos. Se olvida de esa benevolencia divina, establece sus propias normas, se hace ajeno a la voluntad de Dios. Mucho hemos oído preguntar el por qué de tanto dolor y angustia en el mundo, no faltando incluso quien atribuye los males y desgracias a Dios mismo. Pero los tales olvidan que el hombre está cosechando de las mismas semillas que por su dureza de corazón ha venido sembrando. El diluvio no fue gratuito, fue el producto de la misma maldad del hombre. Es por tal maldad el Señor quiso raer de sobre la tierra al hombre que había creado. Es por ese motivo que el rey David amonesta para que no olvidemos los beneficios del Señor.

Salmo 103:1-5 Bendice, alma mía, al SEÑOR, y bendiga todo mi ser su santo nombre. Bendice, alma mía, al SEÑOR, y no olvides ninguno de sus beneficios. El es el que perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus enfermedades; el que rescata de la fosa tu vida, el que te corona de bondad y compasión; el que colma de bienes tus años, para que tu juventud se renueve como el águila.

El panorama del mundo no era menos que desolador, muy lejos de ser aquel bello paraíso que fue creado inicialmente. Ahora reinaba la violencia, la corrupción y la plena rebeldía contra el Creador. Uno llega a preguntarse, será posible tal insensatez? pero esa es la triste realidad, el hombre es rebelde por naturaleza, es completamente propenso al mal, sus pensamientos son muy contrarios a los planes divinos.

Génesis 6:11-13  Y la tierra se había corrompido delante de Dios, y estaba la tierra llena de violencia. Y miró Dios a la tierra, y he aquí que estaba corrompida, porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra. Entonces Dios dijo a Noé: He decidido poner fin a toda carne, porque la tierra está llena de violencia por causa de ellos; y he aquí, voy a destruirlos juntamente con la tierra.

Pero a pesar de esta sentencia de destrucción y muerte, el Señor ordena que se construya un arca en la cual puedan salvarse los que reciban el mensaje que viene de parte de Dios. El Señor da a Noé las instrucciones precisas para construcción de dicha embarcación. Es un plan perfecto, siempre en el Señor hay una salida, no importando que tan alejado este el hombre de los caminos de Dios, siempre él le brindará una oportunidad, le extenderá su mano y le prolongará su misericordia.

Génesis 6:14-16 Hazte un arca de madera de ciprés; harás el arca con compartimientos, y la calafatearás por dentro y por fuera con brea. Y de esta manera la harás: de trescientos codos la longitud del arca, de cincuenta codos su anchura y de treinta codos su altura. Harás una ventana en el arca y la terminarás a un codo del techo, y pondrás la puerta del arca en su costado; la harás con piso bajo, segundo y tercero.

No olvidemos que Noé, cuyo nombre significa “alivio y descanso”, también en las Escrituras es llamado “pregonero de justicia”.  Todo lo cual nos habla de los recursos que el Señor agotó tratando de convencer al hombre para que se volviera de su mal camino, pero este se mantuvo obstinado en su desobediencia y dureza de corazón.

2 Pedro 2:4-5  Porque si Dios no perdonó a los ángeles cuando pecaron, sino que los arrojó al infierno y los entregó a fosos de tinieblas, reservados para juicio; si no perdonó al mundo antiguo, sino que guardó a Noé, un predicador de justicia, con otros siete, cuando trajo el diluvio sobre el mundo de los impíos. ¡Que grande es el amor de Dios!

Ahora veamos entonces con mayor claridad el por qué de esta TARDE TRISTE. El Señor ama al hombre, pero aborrece el pecado. Ha brindado todas las oportunidades de arrepentimiento y reconciliación a sus criaturas, pero estas persisten en seguir lejos de sus caminos. Pone a salvo a quienes creyeron a su palabra en el arca que ha mandado a construir, pero una vez que sus salvados están dentro, entonces vendrá lo que está determinado.

 Génesis 7:15-17  Entraron, pues, con Noé en el arca de dos en dos de toda carne en que había aliento de vida. Y los que entraron, macho y hembra de toda carne, entraron como Dios le había mandado; y el SEÑOR cerró la puerta detrás de Noé. Entonces vino el diluvio sobre la tierra por cuarenta días, y las aguas crecieron y alzaron el arca, y ésta se elevó sobre la tierra.

A) Oportunidad despreciada

Esto es algo difícil de entender. El Señor les dio toda la extensión de la gracia a fin de que ellos pudieran aprovechar esa gran oportunidad. “Serán sus días 120 años” (Génesis 6:3). El anuncio del diluvio que destruiría la tierra se prolongo por tres generaciones, hubo todo el tiempo necesario para que las gentes reflexionaran sobre la gravedad de este juicio que se aproximaba, pero no quisieron creer a la palabra que Dios les enviaba. La vida del hombre se resume en dos palabras: “Oportunidad y decisión”. La oportunidad estaba dada, pero la decisión era de ellos. ¡Lo tomas o lo dejas!. Esto es algo que muy a menudo el hombre no sabe hacer en el tiempo justo y preciso. Esta fue una de las principales causas de la desgracia que les sobrevino. Dilataron la decisión de aprovechar la oportunidad generosa de salvación que el Señor les ofrecía. El mismo Jesús nos dio detalles acerca de este problema, diciendo que así ocurrirá también a la postrera generación.

Mateo 24:36-39  Pero de aquel día y hora nadie sabe, ni siquiera los ángeles del cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre. Porque como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Pues así como en aquellos días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dándose en matrimonio, hasta el día en que entró Noé en el arca, y no comprendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos; así será la venida del Hijo del Hombre.

B) Puerta del arca cerrada

La puerta del arca no fue cerrada por el hombre, sino por Dios mismo, dándole así una mayor autoridad y seguridad. No era válido se amigo de Noé o de alguno de sus hijos, ya era demasiado tarde. Esto de puertas cerradas es un tema latente en las Escrituras. Ocurre con las vírgenes insensatas que no tenían el aceite suficiente (Mateo 25:1-13), pero también sucede cuando el Señor se levanta y cierra la puerta. Lucas 13:22-25 Pasaba Jesús por ciudades y aldeas, enseñando, mientras proseguía camino a Jerusalén. Y alguien le dijo: Señor, ¿son pocos los que se salvan? Y El les dijo: Esforzaos por entrar por la puerta estrecha, porque os digo que muchos tratarán de entrar y no podrán. Después que el dueño de la casa se levante y cierre la puerta, y vosotros, estando fuera, comencéis a llamar a la puerta, diciendo: “Señor, ábrenos”, El respondiendo, os dirá: “No sé de dónde sois.”

C) Muerte inevitable

Las aguas del diluvio comenzaron a inundar todos los rincones del mundo, seguramente eran corrientes impetuosas, nada las podía detener. ¿Qué hacer ante esta avalancha incontenible? Era el triste final!! Ese es el final que espera a quienes no obedecen a la palabra preciosa del Señor, sino que prefieren los placeres del mundo, endurecimiento de corazón y orgullo inquebrantable se apodera de ellos, recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío. Es por tal motivo que no debemos envidiar nada de lo que hacen los hombres impíos, pues todo lo de este mundo es pasajero, es una vana ilusión, es como hoja seca que lleva el viento.

Salmo 73:16-20  Cuando pensaba, tratando de entender esto, fue difícil para mí, hasta que entré en el santuario de Dios; entonces comprendí el fin de ellos. Ciertamente tú los pones en lugares resbaladizos; los arrojas a la destrucción. ¡Cómo son destruidos en un momento! Son totalmente consumidos por terrores repentinos. Como un sueño del que despierta, oh Señor, cuando te levantes, despreciarás su apariencia.

Salmo 1:4-6 No así los impíos, que son como paja que se lleva el viento. Por tanto, no se sostendrán los impíos en el juicio, ni los pecadores en la congregación de los justos. Porque el SEÑOR conoce el camino de los justos, mas el camino de los impíos perecerá.

Agradecemos a todos nuestros lectores su afinada paciencia para seguir paso a paso nuestros temas del Blog que continuamente estamos publicando. Es uno solo el propósito con estos artículos escritos, edificar al pueblo de Dios, dar alimento al remanente escogido por gracia para heredar las bendiciones del Dios Altísimo. Romanos 11:5  Y de la misma manera, también ha quedado en el tiempo presente un remanente conforme a la elección de la gracia de Dios. Pronto estaremos de nuevo con todos ustedes para que juntos disfrutemos de otro manjar de la palabra divina que nos llenará de mayor conocimiento, lo cual nos permitirá edificar también a otros, los cuales esperan con ansiedad instrucciones precisas sobre como mejor la calidad de vida cristiana y como servir de manera mas eficiente expandiendo el reino de Dios.

 Esperamos disfrutes de estas reflexiones y sean de bendición.  Recuerde compartirlas y espere muy pronto “Tardes tristes III”. 

 

Anuncios

Acerca de nuevoamanecerglobal.

Soy pastor con experiencia por 40 años, dedicado a dictar conferencias en temas de familia, vida cristiana, liderazgo y teología en general. El propósito es brindar ayuda y orientación a grupos cristianos de diferentes denominaciones, como también a familias y personas particulares. La fundación Nuevo Amanecer Global se origina pensando en la necesidad de miles de personas que buscan con ansiedad la Palabra Divina, que aman la cultura de la investigación, la formación integral y el servicio integral. Nuestro lema: EDUCANDO PARA LA ETERNIDAD.
Esta entrada fue publicada en Ayuda espiritual, reflexiones y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s