CUANDO LA TIERRA GIME. Los efectos del hombre sobre la creación.

Romanos 8:19-23 Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios. Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza; porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora; y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo.

Originalmente la tierra fue creada sana y libre de contaminación, pero es el hombre, que  por hacer uso inadecuado de ella, está hoy cosechando sus frutos malsanos y siendo víctima de su propio invento. La Biblia es muy clara cuando enseña que lo que el hombres siembra, eso también segará. Así que estos resultados son apenas el comienzo de cosas peores que nos pueden sobrevenir, pues si la siembra ha sido abundante, también lo será la cosecha.

paisajes-155.jpg

¿POR QUÉ LA TIERRA GIME?

Esta es una rigurosa pregunta a la cual hoy trataremos de dar una respuesta adecuada y lo mas cercana posible a la realidad. Se denomina contaminación ambiental a la presencia en el ambiente de cualquier agente (físico, químico o biológico) o bien de una combinación de varios agentes en lugares, formas y concentraciones tales que sean o puedan ser nocivos para la salud, la seguridad o para el bienestar de la población, o bien, que puedan ser perjudiciales para la vida vegetal o animal, o impidan el uso normal de las propiedades y lugares de recreación y goce de los mismos. La contaminación ambiental es también la incorporación a los cuerpos receptores de sustancias sólidas, liquidas o gaseosas, o mezclas de ellas, siempre que alteren desfavorablemente las condiciones naturales del mismo, o que puedan afectar la salud, la higiene o el bienestar del público.

A medida que aumenta el poder del hombre sobre la naturaleza y aparecen nuevas necesidades como consecuencia de la vida en sociedad, el medio ambiente que lo rodea se deteriora cada vez más. El comportamiento social del hombre, que lo condujo a comunicarse por medio del lenguaje, que posteriormente formó la cultura humana, le permitió diferenciarse de los demás seres vivos. Pero mientras ellos se adaptan al medio ambiente para sobrevivir, el hombre adapta y modifica ese mismo medio según sus necesidades.

Por el uso equivocado de fertilizantes, Por los monocultivos. Por la manipulación genética, por la erosión provocada. Estas y otras torturas mas, son las que martirizan cada día esta bella y perfecta creación, la cual originalmente no fue así, ya que nuestro Creador la hizo hermosa, perfecta, agradable, fértil y productiva. Pero los ríos se han convertido en desierto, y los manantiales de aguas en sequedales, la tierra fructífera se hizo estéril, por la maldad de los que habitamos el planeta.

contaminacion-aire-600x404

Cuando la tierra gime y llora por los males que el hombre le ha causado, todavía nos quedan los recursos naturales que debemos cultivar y multiplicar para que los desiertos tengan estanques de aguas, y en la tierra seca broten manantiales. Los campos serán de nuevo sembrados, se plantarán de viñas y olivares, y rendirán abundante fruto.

Es cierto que nuestra tierra tiene una profunda herida, pero para esa llaga profunda y dolorosa, llega la AGROECOLOGIA, lo cual es el conocimiento de los elementos y procesos clave que regulan el funcionamiento de los agro ecosistemas y establece las bases científicas para una gestión eficaz en armonía con el ambiente. Es el estudio de la relación entre los organismos y su medio ambiente físico y biológico.

¿CÓMO FUE LA CREACIÓN ORIGINAL?

Génesis 1:11-12 Después dijo Dios: “¡Que produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla, y árboles frutales sobre la tierra que den fruto según su género, y cuya semilla esté en ellos!» Y así fue. Y así la tierra produjo hierba verde, hierba que da semilla según su naturaleza, y árboles que dan fruto según su género, y cuya semilla está en ellos. Y vio Dios que era bueno”.

El Señor nuestro Dios no solo es el Creador, sino también el sustentador de todas las cosas. Por eso el rey David hacía estas afirmaciones:

Salmo 65:9-10 Tú, con la lluvia, cuidas de la tierra, y en gran manera la fecundas y enriqueces. Llenas de agua tus corrientes caudalosas y preparas el grano, cuando así lo dispones. Haces que los surcos se empapen y que se nivelen los terrones; con tus lluvias los reblandeces, y bendices sus renuevos.

La benevolencia del Señor se muestra en ser propicio a los que le invocan, en aceptar los sacrificios que le ofrecen, en perdonar los pecados del que arrepentido se acerca a El y en atraer a sus predilectos al templo para colmarlos de beneficios. Como Señor y regulador supremo de todos los fenómenos de la naturaleza y de los acontecimientos de la historia, se le debe especial acatamiento y veneración. Todas las riquezas de los campos son fruto de su bendición; las cosechas, los abundantes pastos, la multiplicación de los ganados, pregonan su munificencia, al par que su especial providencia sobre su pueblo necesitado. Por su contenido ideológico, podemos dividir esta composición poética en tres partes:

a) Acción de gracias por la remisión de los pecados de los que se acercan al templo a reconocer su soberanía;

b) Alabanza para Dios como Soberano de la naturaleza y de la historia;

c) Acción de gracias por la fertilidad de los campos.

CULTIVOS FÉRTILES

Cuando la tierra gime, se requieren medidas rápidas y efectivas que permitan la consolación y el alivio, o por lo menos que se minimicen estos dolores de parto que sufre nuestra tierra. Con base en todo lo citado anteriormente nos conviene hacer un alto en el camino, a fin remontarnos un poco en la historia de nuestros antepasados y observar como ellos pudieron sobrevivir sin fungicidas, fertilizantes o agregados químicos que han sido y seguirán siendo la riqueza de las Multinacionales y Transnacionales, pero a la vez la pobreza de nuestro suelo y de millones de habitantes de la tierra que por dicha causa sigue gimiendo y llorando.

Nuestro mundo tiene en la actualidad un promedio de 7.400 millones de habitantes, de los cuales 840 padecen física hambre, 1.200 sufren de desnutrición crónica, y 1.000 millones deben cargar con el problema del sobre peso. La historia Sagrada nos habla de un hombre llamado Isaac, el cual en una época de hambre y escasez, debió mudarse a tierra desconocida, vivir allí como extranjero, pero a pesar de todo, labró aquella tierra con  toda diligencia, y cosechó aquel año ciento por uno; y le bendijo el Señor. Y este varón se enriqueció, y fue prosperado, y se engrandeció hasta hacerse muy poderoso. Y tuvo hato de ovejas, y hato de vacas, y mucha labranza; y los filisteos (los nativos de la región), le tuvieron envidia (Génesis 26:12-14).

El carácter de Isaac se muestra más amante de la quietud que Abraham, pues no salió del mediodía de Canaán. No es raro aún hoy día que los nómadas cultiven o hagan cultivar una parte de las tierras de sus términos para proveerse de cereales. Es lo que hizo Isaac, y como prueba de que la bendición de Dios le acompañaba siempre, el autor sagrado nos cuenta la gran cosecha (ciento por uno) que recogió, añadiendo luego la suma de sus riquezas en ganados. Vemos cómo las promesas hechas a Abraham se van cumpliendo, y así, su hijo empieza a ser dueño de parte de la tierra de Canaán. Poco a poco los patriarcas nómadas se van sedentarizando a medida que adquieren campos y pozos propios, y su género de vida se convierte en seminómada, participando en sus costumbres del ambiente de los poblados y de las tribus de la estepa. Esto es importante para comprender muchas costumbres de los patriarcas, las cuales unas veces coinciden con el ambiente sedentario, y otras con el ambiente del beduino.

Todo esto nos demuestra que una mano diligente dirigida y sostenida por la bendición de Dios, pude lograr cosas muy grandes y positivas en medio de la adversidad. Pero seguramente el caso más notable  se nos relata en ocasión de la gran hambruna de siete años en la época del imperio Egipcio.

Génesis 41:17-23 Entonces el faraón le dijo: «En mi sueño, yo me veía de pie, a la orilla del río. Del río salieron siete vacas muy gordas y hermosas, que se alimentaban de los pastos. Detrás de ellas salieron otras siete vacas, muy flacas y feas. ¡Estaban tan flacas, que no he visto otras tan feas en toda la tierra de Egipto! Y las vacas flacas y feas se comían a las primeras siete vacas gordas, y éstas entraban en su panza, y nadie podía saber que las tuvieran adentro, porque se veían igual de flacas, como al principio. Entonces desperté. En mis sueños también vi que siete espigas, llenas de trigo y hermosas, crecían de un mismo tallo. Tras ellas crecían otras siete espigas, delgadas y marchitadas por el viento solano.

vacasflacas

 

 Después de citar esta maravillosa historia contenida en  libro del Génesis de la Sagrada Biblia, nos queda una profunda reflexión y muy serios interrogantes. ¿Será que también hoy se aproximan tiempos de gran hambruna para la humanidad? ¿No será por esto que la tierra gime y junto con ella gemimos los que la habitamos? ¿Qué enseñanza nos traen personajes como Faraón y José? No hay duda que a lo largo de la historia se han levando imperios poderosos que sin misericordia ni piedad han subyugado a la humanidad. Entre ellos podemos citar el imperio Egipcio, el Asirio, el Babilonio, el Medo Persa, el imperio Griego y el Romano.

Acaso no tenemos hoy los imperios amenazantes de la Política, la Religión y el Dinero, que con el fin de implantarse en el mundo, subyugan y pisotean los principios más nobles de la humanidad, solo con el fin de lograr sus propios intereses egocéntricos y criminales? Ejemplos de ello tenemos con las guerras de los cruzados, la inquisición, la primera y  segunda guerra mundial, la guerra de corea, la del Vietnam, y muchas otras que ahora ni el tiempo ni el espacio nos permite citar.

Pero si tenemos que llegar obviamente a conclusiones sumamente serias a este respecto. Las multinacionales y transnacionales, dedicadas a la producción de elementos químicos dañinos y agresivos para nuestros cultivos, se han convertido en el Faraón imperial que al igual que los nazis contra los Judíos o los romanos contra los cristianos, amenazan de manera imperativa contra los principios de la Agro ecología y la permacultura. ¿Cuál es entonces nuestra luz de esperanza en la actualidad para aliviar por lo menos en parte el gemido y el dolor de la tierra?

Que se levante un nuevo José, cuyo significado es Yasaf,  ¨añadir o multiplicar¨. Que nos levantemos hombres y mujeres que rescatemos los valores, que aprendamos a añadir a la tierra sus nutrientes originales y multipliquemos cosechas sanas y abundantes para nuestros hijos y las generaciones que nos han de suceder.

Que llenemos graneros a lo largo y ancho del mundo con productos orgánicos, completamente libres de contaminación, pudiendo así ofrecer una verdadera alternativa de mejoramiento humano, traducida en salud y prosperidad. Para ninguno es un  secreto, que la nación Hebrea se ha constituido en modelo para la humanidad.

Citemos solo algunos hechos de gran contundencia: Rescatados  milagrosamente del imperio de Faraón. Cruzaron por tierra seca en medio del mar rojo. Alimentados cuarenta años en un reseco desierto mediante maná con sabor a miel y agua que salía de la roca. Sus vestidos nunca se envejecieron. Sus pies no se hincharon. No hubo ningún enfermo entre ellos. Con leyes específicas en cuanto a la higiene y la alimentación. Con recomendaciones sanitarias que incluían hasta como desechar los excrementos o y cuidarse de las contaminaciones. No hay  duda que tenían la dieta adecuada y los nutrientes precisos para mantenerse fuertes.

Había normas en cuanto al manejo de los cultivos y de la tierra misma, la cual debía ser cultivada solo por espacio de seis años, dejándola reposar el séptimo, a fin de que se pudiera retroalimentar orgánicamente, y de esa manera tener los minerales adecuados para la próxima ronda de cultivos. Cuando la tierra gime, nos aprestamos entonces para una próxima y maravillosa restauración. Pero para ello no nos vamos a confiar solo en las promesas y los inventos de la ciencia, y mucho menos con campañas que tienden a esterilizar y contaminar mucho más nuestro suelo.

Vamos a buscar bases sólidas en las promesas divinas primeramente, pero también en la AGROECOLOGIA y diversidad de cultivos sanos que nos lleven directo a una nueva soberanía alimenticia para en bien la familia, la sociedad y la patria.

ORACIÓN DE GRATITUD Y DEDICACIÓN

Gracias Señor por tu linda creación, por las fuentes, por los ríos, los mares, las montañas. Gracias por tantas vidas reunidas junto con tantas voluntades de servicio con el propósito exclusivo de salvar nuestro suelo y engrandecer la nación. Bendice a todos sin distinción y perdónanos por hacer gemir nuestra tierra, pues ya es  hora que se manifiesten los HIJOS DE DIOS, Amén.

 

 

 

 

 

Anuncios

Acerca de nuevoamanecerglobal.

Pastor con experiencia por 40 años, dedicado a dictar conferencias en temas de familia, vida cristiana, liderazgo y teología en general. El propósito es brindar ayuda y orientación a grupos cristianos de diferentes denominaciones, como también a familias y personas particulares. La fundación Nuevo Amanecer Global se origina pensando en la necesidad de miles de personas que buscan con ansiedad la Palabra Divina, que aman la cultura de la investigación, la formación integral y el servicio integral. Nuestro lema: EDUCANDO PARA LA ETERNIDAD.
Esta entrada fue publicada en Deberes humanos, Educación Cristiana, Liderazgo, reflexiones y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s