SUPERANDO LA DEPRESIÓN

I Reyes 19:3-4 Al verse en peligro, Elías huyó para ponerse a salvo. Se fue a Berseba, en la región de Judá, y allí dejó a su criado. Se internó en el desierto y, después de caminar todo un día, se sentó a descansar debajo de un enebro. Con deseos de morirse, exclamó: «Señor, ¡ya no puedo más! ¡Quítame la vida, pues no soy mejor que mis antepasados!»

¿QUÉ ES LA DEPRESIÓN?

Enfermedad o trastorno mental que se caracteriza por una profunda tristeza, decaimiento anímico, baja autoestima, pérdida de interés por todo y disminución de las funciones psíquicas. La depresión clínica, es una enfermedad grave y común que nos afecta física y mentalmente en nuestro modo de sentir y de pensar. La depresión nos puede provocar deseos de alejarnos de nuestra familia, amigos, trabajo, y escuela. Puede además causarnos ansiedad, pérdida del sueño, del apetito, y falta de interés o placer en realizar diferentes actividades.

Casi todos nosotros hemos sentido alguna vez, una inmensa tristeza en nuestras vidas. Esto es normal. Pero si esta tristeza o actitud depresiva continúa por mas de dos semanas, se debe buscar ayuda. Sentir tristeza es normal, estar deprimido clínica mente no lo es. La depresión clínica no es simplemente una angustia, es también una tristeza o melancolía permanente. Nos lleva a sentir inútiles, sin esperanza; a veces, es posible que nos queramos dar por vencidos. La depresión clínica causa pérdida del placer en la vida diaria, tensión en el trabajo y en las relaciones, agrava condiciones médicas e incluso puede llevarle al suicidio. Alianza Nacional Para la Investigación de Salud Mental (NARSAD)

depresion-sintomas¡

Aunque nos cueste creer, pero la verdad es que muchos de los creyentes de las iglesias cristianas, incluyendo líderes muy influyentes, son atacados muy a menudo por síntomas notables de depresión. Es un proceso que debemos aprender a manejar y controlar, no olvidando que tenemos las mejores herramientas y medicinas para superar las crisis que en tales sentidos se puedan manifestar.

¿Cuáles son las etapas en el proceso de la depresión?

OPRESIÓN: Sensación molesta que produce la cosa o persona que oprime.” Debemos tener claro que el primer síntoma que se presenta es el sentirnos oprimidos por diversas fuerzas exteriores que atacan nuestros pensamientos. Esto como es de esperar, nos lleva a una lucha interior muy intensa, de la cual no todas las personas tienen la bendición de salir vencedores.

DEPRESIÓN: Tal como ya explicamos arriba, es una condición de eminente riesgo, haciendo perder nuestras defensas o fortalezas. Pudiéramos ilustrarlo con una puerta a la cual le ha quitado el cerrojo y los candados de seguridad. Ahora sólo es cuestión de empujarla muy suave, dando lugar al acceso directo a sus habitaciones. Nosotros somos templo del Espíritu Santo, el mas interesado en entrar a nuestro interior para causar daño es Satanás, así comienza por quitar los seguros respectivos, dejando sin defensas espirituales a su indefensa víctima.

POSESIÓN: Según el diccionario se define como el “Hecho o acto de poseer una cosa, tenerla o ser dueño de ella: la fortuna está en posesión de los herederos. Cosa que tiene o posee una persona: aquel anillo era su posesión más valiosa. Hecho de entrar un espíritu en el cuerpo de una persona y dominar su carácter y su voluntad: posesión demoníaca”. 

La posesión en términos espirituales es tomar por asalto ese recinto que ahora está vacío de la presencia del Señor, haciéndose vulnerable a fuerzas espirituales malignas, las cuales entrarán con suma facilidad a través de las ventanas que acaban de ser abiertas en la etapa de la depresión. Cada pecado que sea cometido bajo estas circunstancias es una nueva puerta que se le abre al enemigo, trayendo sobre sí las ataduras propias de esclavitud, lo que se traduce en vicios y adiciones difíciles de abandonar.

como_afecta_la_depresion_en_el_trabajo

LA DEPRESIÓN DE ELIAS

“Y él se fue por el desierto un día de camino, y vino y se sentó debajo de un enebro; y deseando morirse, dijo: Basta ya, oh Señor, quítame la vida, pues no soy yo mejor que mis padres. Y echándose debajo de enebro se quedó dormido” (1 Reyes 19.4).

Aquí tenemos a Elías deprimido. ¿Cómo? ¿Con tantas evidencias de la presencia de Dios? Elías desafió a Acab y Jezabel, detuvo la lluvia, fue sustentado milagrosamente por un cuervo, multiplicó el aceite de una viuda pobre, resucitó a un muerto, hizo caer lluvia, derrotó a los profetas de Baal y de Asera, hizo caer fuego del cielo, ¿y ahora, desanimado desea morirse? En su desánimo Elías dice: “basta ya, oh Señor.”

¿Qué estaba agobiando a este hombre, hasta ahora incansable? Lo agobiaban los años de tensión, las controversias, la mediocridad del pueblo, el poco fruto visible de su trabajo y ahora las amenazas de Jezabel. En su perturbación, Elías pide a Dios: “quítame la vida.” Jezabel buscaba matarlo, y él huía para salvar su vida; sin embargo, le pide a Dios que le quite la vida. ¿Por qué esta contradicción? Porque estaba confundido y asustado y eso le hacia sentir que la vida no tenía sentido. Él se sentía mal y ya no le veía propósito a su vida; ya no quería seguir luchando.

Elías expresa: “No soy mejor que mis padres.” Aquí se refiere a sus antepasados, entre los cuales hubo hombres santos y extraordinarios, a quienes sin embargo Elías, en su estado de desánimo no les veía nada más que deficiencias y faltas tanto como se las veía a si mismo. Elías era ciertamente, un hombre superior a sus contemporáneos en dones, experiencias y comunión con Dios, pero ahora, lo único que veía era su penosa pequeñez. La depresión había nublado su visión espiritual. La historia de la depresión de Elías nos enseña varias cosas:

Primero, nadie es incansable. Hasta los más espirituales y dedicados se cansan en algún momento.

Segundo, el cansancio acumulado puede producir confusión, temor y un desánimo extremo que hace hasta desear la muerte (otros que cayeron en ese estado fueron Moisés (Números 11.14-15), Jonás (Jonás 4.3) y David (Salmo 55.6)).

Tercero, aunque haya similitud entre la debilidad o deseo de morir de un decaído anímicamente y uno cuya vida espiritual es sana, estos deseos no son iguales. Por ejemplo, el deseo de morir que Pablo tenía (Filipenses 1.23) era espiritual y piadoso, el de Elías era dañino y morboso. Pablo se gloría de la debilidad que por la gracia se convierte en fortaleza; pero la debilidad de Elías lo estaba destruyendo.

Cuarto, que los que son de Dios, aunque estén muy cansados, deprimidos y confundidos, siempre acuden a Dios, el consolador y restaurador de los afligidos. Elías, aunque desea la muerte no piensa en el suicidio, sino que le pide a Dios que se lo lleve. El acudió a Dios en su depresión, y Dios envió un ángel que lo alimentó y lo consoló. “Él da esfuerzo al cansado y multiplica las fuerzas del que no tiene ningunas”.

Isaías 40:29-31 El Señor da fuerzas al cansado, y aumenta el vigor del que desfallece. Los jóvenes se fatigan y se cansan; los más fuertes flaquean y caen; pero los que confían en el Señor recobran las fuerzas y levantan el vuelo, como las águilas; corren, y no se cansan; caminan, y no se fatigan.

Elijah-1

FACTORES QUE PRODUCEN LA DEPRESIÓN

a) FRUSTRACIÓN (I Reyes 19.1). Elías deseaba tanto un avivamiento, pero comenzando con la resistencia del rey y la reina, sentía que se bloqueaba el gran movimiento de Dios. La frustración siempre aumenta cuando viene después de una gran victoria.

b) FOBIA Y– TEMOR (19.2). Elías desafió a 450 profetas de Baal, y los mató; sin embargo, su vigor se secó ante la ira de una sola mujer.

c) FRENAR LA VISIÓN (19.3). Su visión había sido el avivamiento de todo Israel, pero ante el peligro personal no pudo pensar más allá de su propia vida.

d) FATIGA (19.4). Un día antes Elías había recorrido 36 km. delante del carro del rey Acab desde Hermón hasta Jezreel (18.46) y huyó también todo el día siguiente.

e) FRACASO PERSONAL (19:4). Ayer Elías era el profeta frente a la nación, hoy se da cuenta de que es un hombrecillo atemorizado ante una amenaza. En Elías había una dualidad: decía que quería morir, pero huyó de Jezabel para salvar la vida. El sentimiento de vergüenza causado por el fracaso complica seriamente la depresión.

LO QUE DIOS NO HIZO

a) Dios no quitó la fuente de dificultad (Jezabel y el avivamiento apagado).

b) Dios no resolvió la depresión de la noche a la mañana. Elías caminó 40 días meditando su problema. Dios toma tiempo para tratar con sus hijos.

c) Dios no obligó al profeta a cambiar sus pensamientos, ni le ofreció soluciones fáciles.

LO QUE DIOS HIZO (Pasos hacia la curación de la depresión)

  • a) Dios le dio descanso (19.5-6). Es lo que primero necesita una persona deprimida.
  • b) Dios le dio comida (19.6). Con esta comida Elías se fortaleció. Lo que ingerimos es importante, ya que el cuerpo es templo del Espíritu Santo.
  • c) Dios le dio ánimo (19.7). Al decir el ángel que Elías tenía un viaje que emprender, no pudo menos que indicarle que aún tenía un futuro por delante, que Dios no había terminado con él. Eso hizo brotar una nueva fe en el profeta hacia Dios. Debemos animar a la persona deprimida con esperanza verdadera y bíblica.
  • d) Dios le hizo recordar el pasado glorioso (19.8). Grandes cosas habían acontecido en el Monte Horeb. Y allí, mientras Elías meditaba en ese pasado, Dios pregunta por su salud espiritual: «¿Qué haces aquí, Elías?» En su respuesta, Elías tuvo que contrastar el pasado valiente que había experimentado con su actitud presente de hombre desesperanzado. A la vez, Elías se consideraba indispensable en la obra de Dios (19.10), pues creía que sin él la causa del Señor estaría muerta; ¡pero si era necesario, Dios tenía 7.000 para reemplazar a Elías! (19.18). El Señor le hizo enfrentar el verdadero problema: su orgullo personal.
  • e) Dios hizo que se reconsiderara a sí mismo y su ministerio (19.11-14). Dios todavía lo amaba y quería revelarse a su profeta. Elías pensaba más en su obra frustrada, pero Dios consideró de mayor importancia la persona de Elías. Era como decirle: «Elías, lo que eres es más importante que lo que haces».
  • f) Dios le dio nuevas metas y la promesa de un futuro (19.15-18). Al deprimido hay que asignarle tareas que quiten de su mente la depresión del fracaso. «Anda», dice el Señor, «para ungir a dos reyes y para escoger a tu compañero y sucesor. Todavía tengo trabajo para ti».

CONCLUSIÓN: Esta historia de Elías nos enseña que nadie tiene que quedar sujeto a depresión, sino que Dios puede cambiarnos y encomendarnos tareas importantes.

FÓRMULA INFALIBLE PARA LA DEPRESIÓN:

Job 11:13-19 »Si de todo corazón elevas tus manos, y te dispones a rogarle a Dios; y si te arrepientes de toda maldad, y alejas de tu casa la iniquidad, podrás levantar la cara limpia de pecado, y podrás sentirte libre y sin ningún temor; te olvidarás de tus tristezas, o pensarás en ellas como el agua que pasa. Tu vida será más clara que la luz del mediodía, y aun la oscuridad será como el amanecer. Volverás a confiar porque tendrás esperanza; y rodeado de paz podrás dormir tranquilo. Nada podrá perturbar tu sueño; y muchos te buscarán para pedir tu favor.

Déjanos tus comentarios, dudas o inquietudes:

 

Anuncios

Acerca de nuevoamanecerglobal.

Pastor con experiencia por 40 años, dedicado a dictar conferencias en temas de familia, vida cristiana, liderazgo y teología en general. El propósito es brindar ayuda y orientación a grupos cristianos de diferentes denominaciones, como también a familias y personas particulares. La fundación Nuevo Amanecer Global se origina pensando en la necesidad de miles de personas que buscan con ansiedad la Palabra Divina, que aman la cultura de la investigación, la formación integral y el servicio integral. Nuestro lema: EDUCANDO PARA LA ETERNIDAD.
Esta entrada fue publicada en Ayuda espiritual, familia. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s