TARDES TRISTES VI

6  –  LA TARDE TRISTE DE LA GRAN TRIBULACIÓN

Apocalipsis 6:12-17  Vi cuando el Cordero abrió el sexto sello, y hubo un gran terremoto, y el sol se puso negro como cilicio hecho de cerda, y toda la luna se volvió como sangre, y las estrellas del cielo cayeron a la tierra, como la higuera deja caer sus higos verdes al ser sacudida por un fuerte viento. Y el cielo desapareció como un pergamino que se enrolla, y todo monte e isla fueron removidos de su lugar. Y los reyes de la tierra, y los grandes, los comandantes, los ricos, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; y decían* a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros y escondednos de la presencia del que está sentado en el trono y de la ira del Cordero, porque ha llegado el gran día de la ira de ellos, ¿y quién podrá sostenerse?

El atardecer del día de la gracia, es con seguridad uno de los mas largo y dramáticos de los que tengamos noticia. Será una etapa de tiempo con sufrimientos indecibles para el genero humano, siendo los principales protagonistas los miembros de la nación hebrea. Así que prestemos la debida atención a toda esta serie de acontecimientos que marcarán a esta generación de los últimos tiempos. Veremos inicialmente las evidencias acerca del día de la gracia, para entender con mayor facilidad el atardecer que vendrá al final de los días de la predicación del evangelio.

Salmo 118:22-26  La piedra que desecharon los edificadores ha venido a ser la piedra principal del ángulo. Obra del SEÑOR es esto; admirable a nuestros ojos. Este es el día que el SEÑOR ha hecho; regocijémonos y alegrémonos en él. Te rogamos, oh SEÑOR: sálvanos ahora; te rogamos, oh SEÑOR: prospéranos ahora. Bendito el que viene en el nombre del SEÑOR; desde la casa del SEÑOR os bendecimos.

Proféticamente ya se anunciaba un día especial hecho por el Señor en el cual derramaría sobreabundancia de gracia. Si bien es cierto, todos los días y noches son producto de su creación, es necesario notar que el tema de la salvación ha de ocupar un espacio sin igual en el programa del Señor. El es el gran dispensador de gracia y bendición, así que por tal motivo será un tiempo que marcará la grand diferencia, EL DÍA DE LA SALVACIÓN.

II Corintios 6:1-2  Y como colaboradores con El , también os exhortamos a no recibir la gracia de Dios en vano; pues El dice: EN EL TIEMPO PROPICIO TE ESCUCHE, Y EN EL DÍA DE SALVACIÓN TE SOCORRÍ. He aquí, ahora es EL TIEMPO PROPICIO; he aquí, ahora es EL DÍA DE SALVACIÓN. Juan 9:4-5  “Nosotros debemos hacer las obras del que Me envió mientras es de día; la noche viene cuando nadie puede trabajar. “Mientras estoy en el mundo, Yo soy la Luz del mundo.”

1 Tes. 5:4-8  Pero ustedes, hermanos, no están en tinieblas, para que el día los sorprenda como ladrón; porque todos ustedes son hijos de la luz e hijos del día. No somos de la noche ni de las tinieblas. Por tanto, no durmamos como los demás, sino estemos alerta y seamos sobrios (tengamos dominio propio). Porque los que duermen, de noche duermen, y los que se emborrachan, de noche se emborrachan. Pero puesto que nosotros somos del día, seamos sobrios (tengamos dominio propio), habiéndonos puesto la coraza de la fe y del amor, y por casco la esperanza de la salvación.

Todo lo expuesto en estos hermosos textos de la palabra, demuestras con toda generosidad la gran verdad del día de la gracia y salvación gratuita que ofrece el Señor a todos aquellos que de manera voluntaria la quieran recibir. Es bueno que entendamos, que de la misma manera que todo día corriente es seguido por el atardecer y el anochecer, de igual manera ocurre con el día en que el Señor dispensa su gracia. Por mas de dos mil años ha estado alumbrando el Sol de Justicia, encaminando a millones por la senda de la salvación. Ahora este tiempo está tocando a su fin, no porque la gracia de Dios se termine, sino porque al igual que en los atardeceres anteriores, todo tiene su plenitud y cumplimiento.

De la misma manera como fue cerrada la puerta del arca en los días de Noé, dando así por terminada la gran promoción de salvación gratuita, lo cual consistía en obedecer a la palabra que Noé predicaba, entrando así al interior de tan majestuosa nave. Hoy el arca de salvación es el Señor Jesucristo, quien obedezca a la palabra y entre a esta nueva vida, sencillamente será salvo.

Juan 10:7-10  Entonces Jesús les dijo de nuevo: “En verdad les digo: Yo soy la puerta de las ovejas. “Todos los que vinieron antes de Mí son ladrones y salteadores, pero las ovejas no les hicieron caso.  “Yo soy la puerta; si alguno entra por Mí, será salvo; y entrará y saldrá y hallará pasto. “El ladrón sólo viene para robar, matar y destruir. Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

Como bien sabemos el Señor es el buen pastor, su palabra ha de cumplirse tal como él mismo la ha enseñado. Hay miles de ovejas que aún deben entrar en el redil, esto debe ocurrir antes que llegue la noche, pues de ser así, el peligro de muerte de tales ovejas, sería eminente. Entonces estamos precisamente en el tiempo en la oveja perdida en las montañas y en el desierto, ha de ser traída sobre los hombros del bondadoso pastor, a fin de que al llegar la noche tormentosa, se encuentre segura y plenamente protegida por el Príncipe de los pastores.

Lucas 15:3-7  Entonces Jesús les dijo esta parábola: “¿Qué hombre de ustedes, si tiene cien ovejas y una de ellas se pierde, no deja las noventa y nueve en el campo y va tras la que está perdida hasta que la halla? “Al encontrarla, la pone sobre sus hombros, gozoso. “Cuando llega a su casa, reúne a los amigos y a los vecinos, diciéndoles: ‘Alégrense conmigo, porque he hallado mi oveja que se había perdido.’  “Les digo que de la misma manera, habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente que por noventa y nueve justos que no necesitan arrepentimiento.

Estamos viviendo entonces un tiempo, no solamente maravilloso, sino definitivo con respecto al número de los salvados que ha de completarse antes de la tarde triste de la gran tribulación. No hay tiempo que perder, es hora de hacer la obra de Dios con mayor esfuerzo y dedicación, pues miles esperan con gran ansiedad este encuentro con el Salvador del mundo. Podemos decir sin temor a equivocarnos, que el momento histórico que estamos viviendo, es crucial y definitivo. Quienes tenemos el privilegio de ser anunciadores del evangelio, debemos cuadruplicar nuestro esfuerzo y trabajo para cumplir con mayor eficiencia la expansión del reino de Dios. Y quienes tienen el privilegio de escuchar la palabra y comenzar una nueva vida en Cristo Jesús, aprovechar este gran momento de la dispensación de la gracia y tomar cuanto antes este maravilloso regalo de la salvación.

Proverbios 24:10-12  Si eres débil en día de angustia, Tu fuerza es limitada. Libra a los que son llevados a la muerte, Y retén a los que van con pasos vacilantes a la matanza. Si dices: “Mira, no sabíamos esto.” ¿No lo tiene en cuenta el que sondea los corazones? ¿No lo sabe el que guarda tu alma? ¿No dará a cada hombre según su obra?

En este aspecto, el apóstol Pablo fue muy explícito, hablando de la urgente necesidad de anunciar la palabra divina.   1 Corintios 9:14-19  Así también ordenó el Señor que los que proclaman el evangelio, vivan del evangelio. Pero yo de nada de esto me he aprovechado. Y no escribo esto para que así se haga conmigo. Porque mejor me fuera morir, que permitir que alguien me prive de esta gloria. Porque si predico el evangelio (anuncio las buenas nuevas), no tengo nada de qué gloriarme, pues estoy bajo el deber de hacerlo. Pues ¡ay de mí si no predico el evangelio! Porque si hago esto voluntariamente, tengo recompensa; pero si lo hago en contra de mi voluntad, un encargo (una mayordomía) se me ha confiado. ¿Cuál es, entonces, mi recompensa? Que al predicar el evangelio (anunciar las buenas nuevas), pueda ofrecerlo gratuitamente sin hacer pleno uso de mi derecho como predicador del evangelio. Porque aunque soy libre de todos, de todos me he hecho esclavo para ganar al mayor número posible.

Maravillosa esta postura del  apóstol, está convencido que anunciar el evangelio es lo mejor que puede hacer, no importando si lo hace de buena o mala voluntad. De todas maneras la misión le ha sido encomendada. Que bonito ejemplo recibimos de este gran varón de Dios. Tremenda lección para tantos predicadores que tenemos en nuestros días, preocupados solamente por la fama, el dinero, los rangos, títulos de grandeza y gozar de toda la popularidad posible. Ya no les importan las ovejas del redil, no están interesados en curar y vendar sus heridas. Solo están interesados en la lana (su dinero) de las ovejas, si sin personas adineradas, ocupan el primer orden de prioridades para celebraciones o participarle de las mayores actividades de la congregación. “Interés, Interés”. Muy bien nos vienen en tales condiciones, las sabias y fuertes palabras del profeta Ezequiel.

Ezequiel 34:1-35  Entonces vino a mí la palabra del SEÑOR: “Hijo de hombre, profetiza contra los pastores de Israel; profetiza y di a los pastores: ‘Así dice el Señor DIOS: “¡Ay de los pastores de Israel que se apacientan a sí mismos! ¿No deben los pastores apacentar el rebaño? “Comen la grasa, se han vestido con la lana, degüellan la oveja engordada, pero no apacientan el rebaño. “Ustedes no han fortalecido a las débiles, no han curado a la enferma, no han vendado a la herida, no han hecho volver a la descarriada, no han buscado a la perdida; sino que las han dominado con dureza y con severidad. “Las ovejas se han dispersado por falta de pastor, y se han convertido en alimento para toda fiera del campo. ¡Se han dispersado!

Lo dicho por el profeta Ezequiel en el pasaje anterior, es una de mas clara radiografía de la condición en que andan muchos de los mal llamados apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros de nuestros días. Son los hechos los que mejor nos hablan acerca de lo que realmente hay en sus corazones. Es muy triste saber que esta palabra tan dura expresada por el profeta, tenga su cumplimiento en personas que se precian ser ministros de la palabra del Señor. No dudamos que todo esto obedece al cumplimiento de la apostasía que se está cumpliendo en los últimos días. Afortunadamente no todos los ministros actúan de la misma manera, pues hay miles de hombres y mujeres fieles que están compartiendo la palabra del Señor de una manera sana y con transparencia. Que el Señor bendiga a tales personas y prospere en gran medida sus bellos ministerios.

2 Tesalonicenses 2:1-4  Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo y a nuestra reunión con El, les rogamos, hermanos, que no sean sacudidos fácilmente en su modo de pensar, ni se alarmen, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera de nosotros, en el sentido de que el día del Señor ha llegado. Que nadie los engañe en ninguna manera, porque no vendrá sin que primero venga la apostasía y sea revelado el hombre de pecado, el hijo de perdición. Este se opone y se exalta sobre todo lo que se llama dios o es objeto de culto, de manera que se sienta en el templo de Dios, presentándose como si fuera Dios.

Debemos estar muy agradecidos con el Señor, pues a muy buena hora nos alerta acerca de todas cosas que han de suceder, así entonces estaremos con mejor preparación para no caer en errores semejantes, ni correr riesgos de volver atrás, pues estamos puestos para heredar las abundantes bendiciones del Señor. Hebreos 10:35-39  Por tanto, no desechen su confianza, la cual tiene gran recompensa. Porque ustedes tienen necesidad de paciencia (perseverancia), para que cuando hayan hecho la voluntad de Dios, obtengan la promesa. PORQUE DENTRO DE MUY POCO TIEMPO, EL QUE HA DE VENIR VENDRÁ Y NO TARDARA. MAS MI JUSTO VIVIRÁ POR LA FE; Y SI RETROCEDE, MI ALMA NO SE COMPLACERÁ EN EL. Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para la preservación del alma.

Esperamos que esta palabra edifique su vida, no olvide seguir nuestro blog, para que reciba en su correo todos los artículos y comparta este contenido para bendecir a otros.

Un abrazo.

 

 

Anuncios
Publicado en Ayuda espiritual, evangelismo, reflexiones | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

CUANDO LA TIERRA GIME. Los efectos del hombre sobre la creación.

Romanos 8:19-23 Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios. Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza; porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora; y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo.

Originalmente la tierra fue creada sana y libre de contaminación, pero es el hombre, que  por hacer uso inadecuado de ella, está hoy cosechando sus frutos malsanos y siendo víctima de su propio invento. La Biblia es muy clara cuando enseña que lo que el hombres siembra, eso también segará. Así que estos resultados son apenas el comienzo de cosas peores que nos pueden sobrevenir, pues si la siembra ha sido abundante, también lo será la cosecha.

paisajes-155.jpg

¿POR QUÉ LA TIERRA GIME?

Esta es una rigurosa pregunta a la cual hoy trataremos de dar una respuesta adecuada y lo mas cercana posible a la realidad. Se denomina contaminación ambiental a la presencia en el ambiente de cualquier agente (físico, químico o biológico) o bien de una combinación de varios agentes en lugares, formas y concentraciones tales que sean o puedan ser nocivos para la salud, la seguridad o para el bienestar de la población, o bien, que puedan ser perjudiciales para la vida vegetal o animal, o impidan el uso normal de las propiedades y lugares de recreación y goce de los mismos. La contaminación ambiental es también la incorporación a los cuerpos receptores de sustancias sólidas, liquidas o gaseosas, o mezclas de ellas, siempre que alteren desfavorablemente las condiciones naturales del mismo, o que puedan afectar la salud, la higiene o el bienestar del público.

A medida que aumenta el poder del hombre sobre la naturaleza y aparecen nuevas necesidades como consecuencia de la vida en sociedad, el medio ambiente que lo rodea se deteriora cada vez más. El comportamiento social del hombre, que lo condujo a comunicarse por medio del lenguaje, que posteriormente formó la cultura humana, le permitió diferenciarse de los demás seres vivos. Pero mientras ellos se adaptan al medio ambiente para sobrevivir, el hombre adapta y modifica ese mismo medio según sus necesidades.

Por el uso equivocado de fertilizantes, Por los monocultivos. Por la manipulación genética, por la erosión provocada. Estas y otras torturas mas, son las que martirizan cada día esta bella y perfecta creación, la cual originalmente no fue así, ya que nuestro Creador la hizo hermosa, perfecta, agradable, fértil y productiva. Pero los ríos se han convertido en desierto, y los manantiales de aguas en sequedales, la tierra fructífera se hizo estéril, por la maldad de los que habitamos el planeta.

contaminacion-aire-600x404

Cuando la tierra gime y llora por los males que el hombre le ha causado, todavía nos quedan los recursos naturales que debemos cultivar y multiplicar para que los desiertos tengan estanques de aguas, y en la tierra seca broten manantiales. Los campos serán de nuevo sembrados, se plantarán de viñas y olivares, y rendirán abundante fruto.

Es cierto que nuestra tierra tiene una profunda herida, pero para esa llaga profunda y dolorosa, llega la AGROECOLOGIA, lo cual es el conocimiento de los elementos y procesos clave que regulan el funcionamiento de los agro ecosistemas y establece las bases científicas para una gestión eficaz en armonía con el ambiente. Es el estudio de la relación entre los organismos y su medio ambiente físico y biológico.

¿CÓMO FUE LA CREACIÓN ORIGINAL?

Génesis 1:11-12 Después dijo Dios: “¡Que produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla, y árboles frutales sobre la tierra que den fruto según su género, y cuya semilla esté en ellos!» Y así fue. Y así la tierra produjo hierba verde, hierba que da semilla según su naturaleza, y árboles que dan fruto según su género, y cuya semilla está en ellos. Y vio Dios que era bueno”.

El Señor nuestro Dios no solo es el Creador, sino también el sustentador de todas las cosas. Por eso el rey David hacía estas afirmaciones:

Salmo 65:9-10 Tú, con la lluvia, cuidas de la tierra, y en gran manera la fecundas y enriqueces. Llenas de agua tus corrientes caudalosas y preparas el grano, cuando así lo dispones. Haces que los surcos se empapen y que se nivelen los terrones; con tus lluvias los reblandeces, y bendices sus renuevos.

La benevolencia del Señor se muestra en ser propicio a los que le invocan, en aceptar los sacrificios que le ofrecen, en perdonar los pecados del que arrepentido se acerca a El y en atraer a sus predilectos al templo para colmarlos de beneficios. Como Señor y regulador supremo de todos los fenómenos de la naturaleza y de los acontecimientos de la historia, se le debe especial acatamiento y veneración. Todas las riquezas de los campos son fruto de su bendición; las cosechas, los abundantes pastos, la multiplicación de los ganados, pregonan su munificencia, al par que su especial providencia sobre su pueblo necesitado. Por su contenido ideológico, podemos dividir esta composición poética en tres partes:

a) Acción de gracias por la remisión de los pecados de los que se acercan al templo a reconocer su soberanía;

b) Alabanza para Dios como Soberano de la naturaleza y de la historia;

c) Acción de gracias por la fertilidad de los campos.

CULTIVOS FÉRTILES

Cuando la tierra gime, se requieren medidas rápidas y efectivas que permitan la consolación y el alivio, o por lo menos que se minimicen estos dolores de parto que sufre nuestra tierra. Con base en todo lo citado anteriormente nos conviene hacer un alto en el camino, a fin remontarnos un poco en la historia de nuestros antepasados y observar como ellos pudieron sobrevivir sin fungicidas, fertilizantes o agregados químicos que han sido y seguirán siendo la riqueza de las Multinacionales y Transnacionales, pero a la vez la pobreza de nuestro suelo y de millones de habitantes de la tierra que por dicha causa sigue gimiendo y llorando.

Nuestro mundo tiene en la actualidad un promedio de 7.400 millones de habitantes, de los cuales 840 padecen física hambre, 1.200 sufren de desnutrición crónica, y 1.000 millones deben cargar con el problema del sobre peso. La historia Sagrada nos habla de un hombre llamado Isaac, el cual en una época de hambre y escasez, debió mudarse a tierra desconocida, vivir allí como extranjero, pero a pesar de todo, labró aquella tierra con  toda diligencia, y cosechó aquel año ciento por uno; y le bendijo el Señor. Y este varón se enriqueció, y fue prosperado, y se engrandeció hasta hacerse muy poderoso. Y tuvo hato de ovejas, y hato de vacas, y mucha labranza; y los filisteos (los nativos de la región), le tuvieron envidia (Génesis 26:12-14).

El carácter de Isaac se muestra más amante de la quietud que Abraham, pues no salió del mediodía de Canaán. No es raro aún hoy día que los nómadas cultiven o hagan cultivar una parte de las tierras de sus términos para proveerse de cereales. Es lo que hizo Isaac, y como prueba de que la bendición de Dios le acompañaba siempre, el autor sagrado nos cuenta la gran cosecha (ciento por uno) que recogió, añadiendo luego la suma de sus riquezas en ganados. Vemos cómo las promesas hechas a Abraham se van cumpliendo, y así, su hijo empieza a ser dueño de parte de la tierra de Canaán. Poco a poco los patriarcas nómadas se van sedentarizando a medida que adquieren campos y pozos propios, y su género de vida se convierte en seminómada, participando en sus costumbres del ambiente de los poblados y de las tribus de la estepa. Esto es importante para comprender muchas costumbres de los patriarcas, las cuales unas veces coinciden con el ambiente sedentario, y otras con el ambiente del beduino.

Todo esto nos demuestra que una mano diligente dirigida y sostenida por la bendición de Dios, pude lograr cosas muy grandes y positivas en medio de la adversidad. Pero seguramente el caso más notable  se nos relata en ocasión de la gran hambruna de siete años en la época del imperio Egipcio.

Génesis 41:17-23 Entonces el faraón le dijo: «En mi sueño, yo me veía de pie, a la orilla del río. Del río salieron siete vacas muy gordas y hermosas, que se alimentaban de los pastos. Detrás de ellas salieron otras siete vacas, muy flacas y feas. ¡Estaban tan flacas, que no he visto otras tan feas en toda la tierra de Egipto! Y las vacas flacas y feas se comían a las primeras siete vacas gordas, y éstas entraban en su panza, y nadie podía saber que las tuvieran adentro, porque se veían igual de flacas, como al principio. Entonces desperté. En mis sueños también vi que siete espigas, llenas de trigo y hermosas, crecían de un mismo tallo. Tras ellas crecían otras siete espigas, delgadas y marchitadas por el viento solano.

vacasflacas

 

 Después de citar esta maravillosa historia contenida en  libro del Génesis de la Sagrada Biblia, nos queda una profunda reflexión y muy serios interrogantes. ¿Será que también hoy se aproximan tiempos de gran hambruna para la humanidad? ¿No será por esto que la tierra gime y junto con ella gemimos los que la habitamos? ¿Qué enseñanza nos traen personajes como Faraón y José? No hay duda que a lo largo de la historia se han levando imperios poderosos que sin misericordia ni piedad han subyugado a la humanidad. Entre ellos podemos citar el imperio Egipcio, el Asirio, el Babilonio, el Medo Persa, el imperio Griego y el Romano.

Acaso no tenemos hoy los imperios amenazantes de la Política, la Religión y el Dinero, que con el fin de implantarse en el mundo, subyugan y pisotean los principios más nobles de la humanidad, solo con el fin de lograr sus propios intereses egocéntricos y criminales? Ejemplos de ello tenemos con las guerras de los cruzados, la inquisición, la primera y  segunda guerra mundial, la guerra de corea, la del Vietnam, y muchas otras que ahora ni el tiempo ni el espacio nos permite citar.

Pero si tenemos que llegar obviamente a conclusiones sumamente serias a este respecto. Las multinacionales y transnacionales, dedicadas a la producción de elementos químicos dañinos y agresivos para nuestros cultivos, se han convertido en el Faraón imperial que al igual que los nazis contra los Judíos o los romanos contra los cristianos, amenazan de manera imperativa contra los principios de la Agro ecología y la permacultura. ¿Cuál es entonces nuestra luz de esperanza en la actualidad para aliviar por lo menos en parte el gemido y el dolor de la tierra?

Que se levante un nuevo José, cuyo significado es Yasaf,  ¨añadir o multiplicar¨. Que nos levantemos hombres y mujeres que rescatemos los valores, que aprendamos a añadir a la tierra sus nutrientes originales y multipliquemos cosechas sanas y abundantes para nuestros hijos y las generaciones que nos han de suceder.

Que llenemos graneros a lo largo y ancho del mundo con productos orgánicos, completamente libres de contaminación, pudiendo así ofrecer una verdadera alternativa de mejoramiento humano, traducida en salud y prosperidad. Para ninguno es un  secreto, que la nación Hebrea se ha constituido en modelo para la humanidad.

Citemos solo algunos hechos de gran contundencia: Rescatados  milagrosamente del imperio de Faraón. Cruzaron por tierra seca en medio del mar rojo. Alimentados cuarenta años en un reseco desierto mediante maná con sabor a miel y agua que salía de la roca. Sus vestidos nunca se envejecieron. Sus pies no se hincharon. No hubo ningún enfermo entre ellos. Con leyes específicas en cuanto a la higiene y la alimentación. Con recomendaciones sanitarias que incluían hasta como desechar los excrementos o y cuidarse de las contaminaciones. No hay  duda que tenían la dieta adecuada y los nutrientes precisos para mantenerse fuertes.

Había normas en cuanto al manejo de los cultivos y de la tierra misma, la cual debía ser cultivada solo por espacio de seis años, dejándola reposar el séptimo, a fin de que se pudiera retroalimentar orgánicamente, y de esa manera tener los minerales adecuados para la próxima ronda de cultivos. Cuando la tierra gime, nos aprestamos entonces para una próxima y maravillosa restauración. Pero para ello no nos vamos a confiar solo en las promesas y los inventos de la ciencia, y mucho menos con campañas que tienden a esterilizar y contaminar mucho más nuestro suelo.

Vamos a buscar bases sólidas en las promesas divinas primeramente, pero también en la AGROECOLOGIA y diversidad de cultivos sanos que nos lleven directo a una nueva soberanía alimenticia para en bien la familia, la sociedad y la patria.

ORACIÓN DE GRATITUD Y DEDICACIÓN

Gracias Señor por tu linda creación, por las fuentes, por los ríos, los mares, las montañas. Gracias por tantas vidas reunidas junto con tantas voluntades de servicio con el propósito exclusivo de salvar nuestro suelo y engrandecer la nación. Bendice a todos sin distinción y perdónanos por hacer gemir nuestra tierra, pues ya es  hora que se manifiesten los HIJOS DE DIOS, Amén.

 

 

 

 

 

Publicado en Deberes humanos, Educación Cristiana, Liderazgo, reflexiones | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

LA MIES ES MUCHA

Es muy placentero poder abordar un tema tan extraordinariamente importante expuesto con toda amplitud en el evangelio bendito del Señor Jesús. Es algo muy apasionante poder ver como el Señor da tanta prioridad a la expansión de su reino, ilustrando de manera tan clara la necesidad de obreros para atender la gran cosecha de almas que han de participara de su glorioso reino. Como siempre, bienvenidos a la universidad del Espíritu Santo!. Compartamos con mucha alegría esta poderosa palabra de bendición para el pueblo redimido, sabiendo que toda esta información nos dará mayor crecimiento y solidez respecto al servicio al Señor y la expansión de su reino entre los hombres.

Mateo 9:35-38  Jesús recorría todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, proclamando el evangelio del reino y sanando toda enfermedad y toda dolencia. Y viendo las multitudes, tuvo compasión de ellas, porque estaban angustiadas y abatidas como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a Sus discípulos: “La cosecha es mucha, pero los obreros pocos. “Por tanto, pidan al Señor de la cosecha que envíe obreros a Su cosecha.”

La manera como Mateo narra esta conducta de Jesús al ver a las multitudes, es sumamente maravillosa e impresionante. Cuando un personaje político mira una gran multitud, automáticamente piensa en los miles de votos que estarán a su favor, con los cuales podrá ser elegido en la próxima puja electoral. Si se trata de un líder religioso, piensa en la gran cantidad de adeptos o prosélitos que estarán marchando en la filas de su credo. Si es un persona emprendedora, con buena estrategia y experiencia en mercados multinivel, de una vez piensa es sus centenares de prospectos que le servirán de frontales y ayudaran en el apalancamiento. Que decir del comerciante, deseando a esos potenciales clientes que van a generarle jugosas ganancias para engrosar sus cuentas bancarias y multiplicar tantos codiciados bienes. Pero no sucede así con nuestro divino Maestro! Cuando él mira las multitudes, siente compasión por ellas, emana misericordia por quienes van errantes como ovejas sin pastor.

El mundo actual tiene múltiples necesidades, pero seguramente la mas abrumadora, es la de conocer el glorioso evangelio del Señor y Salvador Jesús. Para lograr objetivos claros y precisos tocante a esta necesidad, se requiere “compasión”. Pareciera que esto exactamente es lo que no tenemos, pues nos hemos hecho insensibles, no solamente al llamado divino, sino también a la necesidad de las gentes. No tenemos en cuenta su dolor y angustia, hasta nos hemos olvidado que nosotros mismos en tiempo anterior estábamos igual que ellos o aún en peores condiciones. Veremos por lo tanto la mies es mucha desde diferentes ángulos, 1- La mies en el campo, 2- La mies en la iglesia, 3- La mies en el cielo.

1  –  LA MIES EN EL CAMPO

Nos remitimos entonces a una de las joyas del Antiguo Testamento, como lo es el libro de Ruth. El perfil de esta joven de Moab nos da el perfil perfecto para mirar de cerca la mies en el campo. A pesar de ser extranjera, totalmente desconocida en la región de Belen, no escatimó ningún esfuerzo para ir en pos de los segadores durante todo un largo día de arduo trabajo.

Ruth 2:1-4  Noemí tenía un pariente de su marido, un hombre de mucha riqueza, de la familia de Elimelec, el cual se llamaba Booz. Y Rut la Moabita dijo a Noemí: “Te ruego que me dejes ir al campo a recoger espigas en pos de aquél a cuyos ojos halle gracia.” Ella le respondió: “Ve, hija mía.” Partió, pues, y espigó en el campo en pos de los segadores; y fue a la parte del campo que pertenecía a Booz, que era de la familia de Elimelec. En ese momento vino Booz de Belén (Casa del Pan), y dijo a los segadores: “El SEÑOR sea con ustedes.” “Que el SEÑOR te bendiga,” le respondieron ellos.

Al mirar la forma de obrar de esta agraciada mujer, uno no puede menos que sorprenderse. Es forastera, no tiene todavía amigos en Belen, pero eso no le importa, a ella le interesa hacer el trabajo con alegría y plena decisión. Va en pos de los segadores, no importa la fatiga, la falta de alimentos, la hostilidad del ambiente laboral, o las personas extrañas que la rodean.

Publicado en Ayuda espiritual, evangelismo, Ministerios, reflexiones | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

REPARANDO GRIETAS. Fisuras que amenazan nuestra vida cristiana.

Isaías 30:12-14 Por eso el Santo de Israel dice así: «Ya que ustedes han rechazado esta palabra, y confían en la violencia y en la iniquidad, y se apoyan en ellas, este pecado será para ustedes como una grieta que se extiende por un alto muro, hasta resquebrajarlo y hacer que se derrumbe en cualquier momento. Y éste se resquebrajará como una vasija de alfarero, que sin misericordia la hacen pedazos; a tal grado que, de entre los añicos, no se encuentra un solo tiesto para sacar fuego del hogar ni agua del pozo.»

El profeta les recuerda esta denominación solemne que resume la realidad tremenda del Señor, santo, incontaminado, pero vinculado a los intereses históricos de su pueblo. Puesto que prefieren confiar en iniquidades y falsedades, en alianzas políticas llenas de doblez y peligro para la religión de Judá, les anuncia la ruina inminente: el estado de cosas en Judá es tan ruinoso, que todo está a punto de crujir y caer, como muro resquebrajado, y la ruina será tan general, que no se podrá aprovechar nada de la actual situación, comparada a una vasija rota de la que no queda ni un tejón para los usos más rudimentarios domésticos.

En esta oportunidad estamos abordando el tema “reparando grietas”, esto con el fin de confrontar nuestras realidades con la poderosa palabra del Señor, la cual siempre arrojará un poderoso rayo de luz para alumbrar nuestros pasos, logrando con ello hacer las correcciones que sean necesarias en tiempo y lugar oportunos. Veremos cinco grietas que amenazan ruina sobre nuestras diversas estructuras.

terremoto-en-ecuador-2192327w640

LA GRIETA ESPIRITUAL

Esta tiene que ver con nuestra relación con Dios, describiendo de manera muy clara la manera como se produjo esta separación entre el hombre y su Creador, pero también mostrando la sobre abundante gracia de Dios, el cual proveyó todos los elementos necesarios para cerrar dicha grieta que nos separaba del Él, y ahora poder disfrutar de tan generosa comunión en su Gloriosa Presencia.

Isaías 59:1-2 Bien pueden ver que la mano del Señor no está impedida para salvar, ni sus oídos se han agravado para no oír. Son las iniquidades de ustedes las que han creado una división entre ustedes y su Dios. Son sus pecados los que le han llevado a volver la espalda para no escucharlos.

La razón de que la salvación de Dios se retrase estriba en los pecados de Israel. El Señor es omnipotente; por tanto, si no ha salvado a su pueblo, no es por impotencia, sino que esa salvación está condicionada a la conducta del mismo pueblo escogido. Dios no es infiel ni indiferente a sus promesas. Son los pecados de Israel los que retardan su intervención salvadora, pues son como un muro que se interpone entre ambos, en tal forma que las relaciones quedan totalmente interrumpidas. Pero, al fin, Dios se decide a intervenir, al ver tanta injusticia y maldad, con su mano justiciera.

Las iniquidades e injusticias han hecho que la mano del Señor no se manifieste, no porque ésta sea corta o impotente para salvar; ni tampoco se ha hecho duro de oído, mostrándose indiferente a las súplicas de Israel. La culpa reside en la conducta de los israelitas, que se han hecho indignos de participar de las bendiciones divinas; por eso oculta su rostro y los abandona. Y el profeta detalla las razones de este alejamiento de Dios: las manos están manchadas en sangre; la avaricia no se ha detenido ante el homicidio y el atropello de los débiles, ni sus sabios ante la mentira. Todos los medios, la difamación, la violencia, parecían lícitos para los avaros israelitas de las altas categorías sociales. La situación es tal, que no hay quien clame por la justicia; y los derechos más elementales se calculan con falsedades y argumentaciones sofisticadas ante los tribunales. Todo es un cavilar moroso contra el prójimo: conciben fatigas y dan a luz desventuras.

SOLUCIÓN A LA SEPARACIÓN ESPIRITUAL

Efesios 2:14-19 Porque él es nuestra paz. De dos pueblos hizo uno solo, al derribar la pared intermedia de separación y al abolir en su propio cuerpo las enemistades. Él puso fin a la ley de los mandamientos expresados en ordenanzas, para crear en sí mismo, de los dos pueblos, una nueva humanidad, haciendo la paz, y para reconciliar con Dios a los dos en un solo cuerpo mediante la cruz, sobre la cual puso fin a las enemistades. Él vino y a ustedes, que estaban lejos, les anunció las buenas nuevas de paz, lo mismo que a los que estaban cerca. Por medio de él, unos y otros tenemos acceso al Padre en un mismo Espíritu. Por lo tanto, ustedes ya no son extranjeros ni advenedizos, sino conciudadanos de los santos y miembros de la familia de Dios.

Desarrolla aquí San Pablo la que pudiéramos llamar tesis de la unificación: todos, judíos y gentiles, suprimida la antigua barrera entre ambos pueblos, formamos un solo “cuerpo,” que es la Iglesia, en la que todos, en calidad de hijos y con absoluta igualdad de derechos, podemos confiadamente dirigirnos al Dios Padre. Fue Jesucristo, explica San Pablo, quien “derribó el muro de separación” entre ambos pueblos, “anulando en su carne la Ley,” que comenzó por ser una cerca de protección y aislamiento, pero pronto se convirtió en especie de barricada entre dos bloques enemígos. Bastaba entrar en el templo de Jerusalén para darse cuenta de ese antagonismo: una valla, prohibiendo a todo gentil pasar adelante bajo pena de muerte, separaba el “atrio de los gentiles” de las partes más interiores del templo; y a esa aversión y hostilidad por parte judía respondía el desprecio y anti judaísmo por parte gentil. Jesucristo, con su muerte en la cruz, anuló la Ley ceremonial, que era el origen de la “enemistad”, haciendo “en sí mismo de los dos (pueblos) un solo hombre nuevo”.

Estamos sumamente agradecidos con el Señor por haber derribado esta pared intermedia, logrando con ello establecer una sola familia, viviendo ahora todos en plena armonía y con absoluta libertad para entrar al Lugar Santísimo para rendir completa adoración al Señor. (Hebreos 10:19-22) Hermanos, puesto que con toda libertad podemos entrar en el Lugar Santísimo por la sangre de Jesucristo, por el camino nuevo y vivo que él nos abrió a través del velo, es decir, de su propio cuerpo, y puesto que tenemos un gran sacerdote al frente de la casa de Dios, acerquémonos con un corazón sincero, y con la plena seguridad de la fe, con el corazón purificado de una mala conciencia, y con el cuerpo lavado en agua pura.

FAMILIA DIVIDIDA

LA GRIETA FAMILIAR

Mateo 10:34-36 »No piensen que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada. He venido para poner al hijo contra su padre, a la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra. Los enemigos del hombre serán los de su casa.

Es muy conocido el argumento en términos de principios sociales que afirma que “la familia es el núcleo de la sociedad”. Pero es de esperar que para lograr tal propósito, la familia ha de estar unida, trabajar en armonía, mantener o desarrollar proyectos comunes, y desde luego, remar siempre para el mismo lado. Como ya vemos por la misma palabra del Señor, se presentan divisiones al interior de las familias, lo cual ocurre por diversos motivos. A veces por ser incompatibles en el carácter, en la conducta y o metas que quisieran alcanzar. También dichas separaciones se dan muy a menudo por la infidelidad de uno de los cónyuges. Pero infortunadamente, aunque nos cueste creer, estas grietas de separación también se dan por causa de la fe en el Señor Jesucristo.

Una de las maneras más prácticas para cerrar esta grieta, es aprender a vivir bajo la premisa de lo que se denomina una relación civilizada. Esto en el caso que no todos sean creyentes. Pero mejor aún, si la mayoría o todos profesan la fe cristiana, pues de ser así, se puede vivir en mucha paz y prosperidad todos los días de la vida.

Salmo 133:1-3 Qué bueno es, y qué agradable, que los hermanos convivan en armonía! Es como el buen perfume que resbala por la cabeza de Aarón, y llega hasta su barba y hasta el borde de sus vestiduras. Es como el rocío del monte Hermón, que cae sobre los montes de Sión. Allí el Señor ha decretado para su pueblo bendición y vida para siempre.

HERMANOS DISCUTIENDO

LA GRIETA EN LA CONGREGACIÓN

I Juan 2:9-11 El que dice que está en la luz, y aborrece a su hermano, está todavía en tinieblas. El que ama a su hermano, permanece en la luz, y en él no hay tropiezo. Pero el que aborrece a su hermano está en tinieblas, y anda en tinieblas, y no sabe a dónde va, porque las tinieblas le han cegado los ojos.

Por eso, faltar al amor es faltar a la obligación principal impuesta por la fe cristiana. El que odia a su hermano está todavía en las tinieblas aunque pretenda estar en la luz. No ha comprendido el precepto nuevo del amor al prójimo, porque el que odia al hermano muestra que no se mueve por motivos de fe y de amor fraternal, sino por puro egoísmo, como los que viven en las tinieblas del paganismo. El precepto del amor, que se inspira en el amor de Jesús, rige principalmente las relaciones entre los cristianos, entre los hermanos en la fe. San Juan considera la práctica del amor fraterno como condición indispensable para permanecer en la comunión con Dios.

Es indudable que el distanciamiento y pérdida de comunión con los mismos miembros de la congregación es una de las fisuras mas dolorosas, ya que estamos hablando comunión y armonía que deben reinar al interior del cuerpo de Cristo. Pero si dentro de nosotros mismos las cosas andan mal, qué podemos esperar de aquellos que aún no conocen el amor del Señor y que no andan en sus caminos. La falta de amor entre los hermanos en la iglesia es algo muy preocupante, como también la indiferencia y poca solidaridad.

Santiago 2:14-18 Hermanos míos, ¿de qué sirve decir que se tiene fe, si no se tienen obras? ¿Acaso esa fe puede salvar? Si un hermano o una hermana están desnudos, y no tienen el alimento necesario para cada día, y alguno de ustedes les dice: «Vayan tranquilos; abríguense y coman hasta quedar satisfechos», pero no les da lo necesario para el cuerpo, ¿de qué sirve eso? Lo mismo sucede con la fe: si no tiene obras, está muerta. Pero alguien podría decir: «Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras.»

Esta doctrina de Santiago está en perfecta conformidad con el Evangelio, en donde Cristo enseña que “no todo el que dice “Señor, Señor!” entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre, que está en los cielos”. Por consiguiente, la fe en Dios no aprovechará si no va acompañada con la observancia de los mandamientos. El que cree en Dios y no cumple su voluntad, se hace reo de mayor castigo, según enseña el mismo Cristo: “El siervo que, conociendo la voluntad de su amo, no se preparó ni hizo conforme a ella, recibirá muchos azotes.”
Algunos cristianos, aunque poseían esta fe, se preocupaban poco del cumplimiento de las obras de caridad, creyendo que podían salvarse sin su cumplimiento. Santiago afirma con toda claridad que es necesario su cumplimiento para poder salvarse.
El autor sagrado no se refiere aquí a las obras exteriores de la Ley de Moisés, sino a las obras buenas en general.

TEOLOGÍA

LA GRIETA CON LAS DENOMINACIONES

I Corintios 1:10-13 Hermanos, les ruego por el nombre de nuestro Señor Jesucristo, que se pongan de acuerdo y que no haya divisiones entre ustedes, sino que estén perfectamente unidos en un mismo sentir y en un mismo parecer. Digo esto, hermanos míos, porque los de Cloé me han informado que entre ustedes hay contiendas. Quiero decir, que algunos de ustedes dicen: «Yo soy de Pablo»; otros, «yo soy de Apolos»; otros, «yo soy de Cefas»; y aun otros, «yo soy de Cristo».¿Acaso Cristo está dividido? ¿Acaso Pablo fue crucificado por ustedes? ¿O fueron ustedes bautizados en el nombre de Pablo?

Este tipo de divisiones al interior de una gran cantidad de Denominaciones de iglesias que se precian ser del Nombre de Jesucristo, definitivamente son una vergüenza para el pueblo del Señor en todo el mundo. Somos miles de grupos de maravillosos hijos de Dios a lo largo y ancho de las geografías continentales, pero con un agravante penoso y lamentable, la falta de comunión entre nosotros mismos. Pretendemos ganar a muchos miembros de otras denominaciones que aún no conocen el Nombre Glorioso de Jesús, pero nosotros mismos nos estamos mordiendo unos a otros por celos y envidias detestables.

Sea esta una ocasión propicia para invitar al pueblo del Señor disperso por mas de doscientos países, para que hagamos un alto en el camino, nos pongamos la mano en el corazón, oremos con corazón sincero, miremos a la palabra de Dios, y nos hagamos varias preguntas con humildad y reverencia delante del Señor. ¿Estamos preparados en tales condiciones para el encuentro con el Señor? ¿Son estas divisiones de grupos del Nombre de Jesús acordes a lo que enseña la Escritura? ¿Tenemos autoridad moral para proclamar la comunión y la unidad de las iglesias? Es verdad que somos UNO en Jesús?

discriminacion

LA GRIETA SOCIAL

Valga anotar que la iglesia primitiva supo manejar muy bien el trato con las personas que no eran miembros de la congregación. Fueron muy respetuosos de sus costumbres, cultura, tipo de religión; pero además, sin importar en que creían, tenían favor para con todos ellos.

Hechos 2:46-47 Todos los días se reunían en el templo, y partían el pan en las casas, y comían juntos con alegría y sencillez de corazón, mientras alababan a Dios y brindaban ayuda a todo el pueblo. Y cada día el Señor añadía a la iglesia a los que habían de ser salvos.

Este pasaje de la Escritura es muy descriptivo en cuanto al alcance que tenía la iglesia primitiva en la obra social y el cuidado de las personas necesitadas. Si tenemos en cuenta la manera como el pueblo de Israel celebraba sus fiestas, tendremos las ilustraciones precisas de el por qué los primeros creyentes tenían esta forma de proceder con los pobres del pueblo.

Deuteronomio 15:7-8 »Cuando en alguna de tus ciudades, en la tierra que el Señor tu Dios te da, alguno de tus compatriotas se encuentre necesitado, no endurezcas tu corazón ni aprietes el puño para no ayudar a tu compatriota pobre. Al contrario, abre tu mano con generosidad y préstale lo que le haga falta.

Si Israel es fiel a los mandamientos divinos, nunca tendrá necesidad de pedir prestado de nadie, sino que, al contrario, se convertirá en prestatario de muchos pueblos, dominando sobre ellos. La letra de la Ley ordena prestar líberalmente al hermano necesitado. (Deuteronomio 15:11) En tu tierra nunca faltarán menesterosos; por eso yo te ordeno que abras tu mano y ayudes en tu tierra a tus compatriotas, y a los pobres y necesitados. Se dice que nunca dejara de haber pobres en la tierra, lo que se ha de entender no como una ley inexorable impuesta por Dios, de forma que sean como una institución aquéllos para que los ricos ejerzan su misericordia, sino que supone que, dadas las condiciones del egoísmo humano y las adversas contingencias de la vida, nunca faltarán necesitados con los que se ha de ejercer la caridad. Supuestos los indigentes, es necesario organizar la beneficencia.

Por todo lo anterior, esta demostrado que las grietas en términos espirituales, familiares, de congregación, denominación o sociedad, pueden ser reparadas de manera exitosa, logrando con ello plena solidez en la vida cristiana y un mayor cúmulo de crecimiento y servicio, no solo a Dios, sino también a nuestro prójimo.

 

Suscríbete a nuestro blog para que no te pierdas ninguna de estas maravillosas enseñanzas.

Publicado en Ayuda espiritual, Educación Cristiana, familia, reflexiones | Etiquetado , , , , , , , , , , | Deja un comentario

LOS 7 ESPÍRITUS DE DIOS I

Isaías 11:1-2  Y brotará un retoño del tronco de Isaí, y un vástago de sus raíces dará fruto. Y reposará sobre El el Espíritu del SEÑOR, espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor del SEÑOR.

Apocalipsis  5:6  Miré, y vi entre el trono (con los cuatro seres vivientes) y los ancianos, a un Cordero, de pie, como inmolado, que tenía siete cuernos y siete ojos, que son los siete Espíritus de Dios enviados por toda la tierra.

Al abordar un tema tan magistral como este, no tenemos otra alternativa, sino agradecer al Dios Altísimo por darnos tal privilegio, pues es bella e insondable su palabra, como edificante y poderosa. No hay ninguna duda que temas como estos, producen una enorme riqueza de conocimiento para el pueblo escogido del Señor, como también abundante luz para quienes apenas inician el camino de la verdad y se regocijan ante el resplandor de su palabra. Nos ocuparemos entonces a lo largo de varios capítulos  a observar en detalle como funciona el Espíritu de Dios a través de estos siete oficios maravillosos, todo con un propósito específico: Establecer el reino de la justicia.

Isaías11:3-5 Se deleitará en el temor del SEÑOR, y no juzgará por lo que vean sus ojos, ni sentenciará por lo que oigan sus oídos; sino que juzgará al pobre con justicia, y fallará con equidad por los afligidos de la tierra; herirá la tierra con la vara de su boca, y con el soplo de sus labios matará al impío. La justicia será ceñidor de sus lomos, y la fidelidad ceñidor de su cintura.

Haciendo la debida separación de funciones del Espíritu de Dios, nos encontramos con cosas muy sorprendentes, sobre todo quienes entendemos que Dios es UNO e indivisible. Es extraordinario ver por la palabra como el Espíritu Divino tiene una absoluta cobertura en todas las áreas del Universo y del Ser Humano. No hay nada que escape a su presencia, pues es, no sólo Omnipotente, Omnisciente, sino Omnipresente.

Salmo 139:1-6  Oh SEÑOR, tú me has escudriñado y conocido. Tú conoces mi sentarme y mi levantarme; desde lejos comprendes mis pensamientos. Tú escudriñas mi senda y mi descanso, y conoces bien todos mis caminos. Aun antes de que haya palabra en mi boca, he aquí, oh SEÑOR, tú yala sabes toda. Por detrás y por delante me has cercado, y tu mano pusiste sobre mí. Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí; es muy elevado, no lo puedo alcanzar.

1  –  ESPÍRITU DE DIOS

Hemos de entender sin lugar a equivocarnos cuál es la naturaleza de Dios. A partir de este principio fundamental, será mas asequible la información que tenemos a continuación, comprobando con ello que el Señor llenarnos de grandes revelaciones de su palabra para que seamos mutuamente edificados.

Juan 4:23-24  Pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque ciertamente a los tales el Padre busca que le adoren. Dios es espíritu, y los que le adoran deben adorarle en espíritu y en verdad. Hablar solo de esta área del Espíritu de Dios ya es algo gigantesco, pues su Espíritu lo llena todo. No hay lugar del Universo por recóndito que pueda ser don no llegue o este presente el Espíritu Divino. Consideremos un poco esta maravilla a fin de ser edificados de manera muy poderosa. Vallamos un poco al principio de la creación,

Génesis 1:1-3  En el principio Dios creó los cielos y la tierra. La tierra estaba sin orden y vacía, y las tinieblas cubrían la superficie del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la superficie de las aguas. Entonces dijo Dios: “Sea la luz.” Y hubo luz.

Según estas hermosas palabras, entendemos que desde el principio de la creación el Espíritu de Dios ha estado en plena actividad, ordenando todas las cosas, poniéndolas en su lugar y debido orden. Esto nos muestra entonces como siempre ha estado presente en todos los detalles, no solo de la creación, sino aún en todo lo relacionado con la obra redentora del hombre, como también en todas las actividades que tienen que ver con los ministerios y operaciones espirituales para la edificación de su cuerpo que es la Iglesia.

Salmo 139:7-12  ¿Adónde me iré de Tu Espíritu, O adónde huiré de Tu presencia? Si subo a los cielos, allí estás Tú; Si en el Seol preparo mi lecho, allí Tú estás. Si tomo las alas del alba, Y si habito en lo más remoto del mar, Aun allí me guiará Tu mano, Y me tomará Tu diestra. Si digo: “Ciertamente las tinieblas me envolverán, Y la luz a mi alrededor será noche;” Ni aun las tinieblas son oscuras para Ti, Y la noche brilla como el día. Las tinieblas y la luz son iguales para Ti.

Todo lo dicho anteriormente en estas escrituras, despeja toda duda en cuanto al poder y cobertura que tiene el Espíritu Divino. Al adentrarnos entonces en las diversas funciones del Espíritu como tal, veremos entonces como cada fase llena las expectativas requeridas por los profetas, los sacerdotes y los reyes en el Antiguo Testamento, como también el respaldo para los diversos ministerios dados dentro de la iglesia del Señor en el Nuevo Testamento.

2  –  ESPÍRITU DE SABIDURÍA

Cuando hablamos de sabiduría, nos estamos refiriendo a ese saber cuyo origen está en Dios, que ofrece una real iluminación de nuestro entendimiento por una fuerza superior a la humana, no alcanzable en términos académicos, sino por una acción sobrenatural. A este tipo de sabiduría se refirió el Apóstol Pablo de manera muy frecuente, atribuyendo el verdadero conocimiento a una luz generada por el Señor para cumplir funciones fuera de lo común en la edificación del pueblo.

1 Corintios 2:6-10  Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; pero una sabiduría no de este siglo, ni de los gobernantes de este siglo, que van desapareciendo, sino que hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta que, desde antes de los siglos, Dios predestinó para nuestra gloria. Esta sabiduría que ninguno de los gobernantes de este siglo ha entendido, porque si la hubieran entendido no habrían crucificado al Señor de gloria; sino como está escrito: “COSAS QUE OJO NO VIO, NI OIDO OYO, NI HAN ENTRADO AL CORAZON DEL HOMBRE, son LAS COSAS QUE DIOS HA PREPARADO PARA LOS QUE LO AMAN. Pero Dios nos las reveló por medio del Espíritu, porque el Espíritu todo lo escudriña, aun las profundidades de Dios.

Una de las funciones del Espíritu de Dios, consiste en prodigar sabiduría a sus siervos, sean reyes, sacerdotes, profetas o apóstoles. Es apenas lógico que si alguien es servidor de el Dios sabio por excelencia, este dotado y facultado al máximo nivel de este don tan especial como lo es la sabiduría. Seguramente uno de los ejemplos mas palpable que hallamos en la Escritura, es aquel que está relacionado con el rey Salomón. Este varón había sido nombrado y elegido rey para gobernar a la nación hebrea, se requería gran capacidad para cumplir esta grande misión. Así que era urgente tener esta facultad bien desarrollada para poder ser un ejecutivo ejemplar, siendo un gobernador eficiente y con la mayor diligencia.

1 Reyes 3:8-13  “Tu siervo está en medio de Tu pueblo al cual escogiste, un pueblo inmenso que no se puede numerar ni contar por su multitud. “Da, pues, a Tu siervo un corazón con entendimiento para juzgar a Tu pueblo y para discernir entre el bien y el mal. Pues ¿quién será capaz de juzgar a este pueblo Tuyo tan grande?” Fue del agrado a los ojos del Señor que Salomón pidiera esto. Y Dios le dijo: “Porque has pedido esto y no has pedido para ti larga vida, ni has pedido para ti riquezas, ni has pedido la vida de tus enemigos, sino que has pedido para ti inteligencia para administrar justicia, he hecho, pues, conforme a tus palabras. Te he dado un corazón sabio y entendido, de modo que no ha habido ninguno como tú antes de ti, ni se levantará ninguno como tú después de ti. “También te he dado lo que no has pedido, tanto riquezas como gloria, de modo que no habrá entre los reyes ninguno como tú en todos tus días.

La sabiduría entonces es una facultad otorgada directamente por el Espíritu de Dios, con ella los hombres pueden ser mejores gobernadores y servidores del Señor y también de los hombres. Cuando se carece de este don de Dios, las cosas no andan muy bien, de por sí el hombre es necio e ignorante, está llenos de pensamientos de maldad, ajenos a los designios divinos. En tales condiciones, las normas que establezca y los decretos que proclame para gobernar a la nación, no darán resultados adecuados en cuanto a la equidad y la justicia. Debemos tener claro que la sabiduría está al alcance de todo aquel que la quiera recibir, es cuestión de pedirla y buscarla con toda persistencia, demando al dueño de ella que la tiene con toda abundancia.

Proverbios 2:1-6  Hijo mío, si recibes mis palabras Y atesoras mis mandamientos dentro de ti, Da oído a la sabiduría, Inclina tu corazón al entendimiento. Porque si clamas a la inteligencia, Alza tu voz por entendimiento; Si la buscas como a la plata, Y la procuras como a tesoros escondidos, Entonces entenderás el temor del SEÑOR Y descubrirás el conocimiento de Dios. Porque el SEÑOR da sabiduría, De Su boca vienen el conocimiento y la inteligencia.

Santiago 1:5-8  Y si a alguno de ustedes le falta sabiduría, que se la pida a Dios, quien da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. Pero que pida con fe, sin dudar. Porque el que duda es semejante a la ola del mar, impulsada por el viento y echada de una parte a otra. No piense, pues, ese hombre, que recibirá cosa alguna del Señor, siendo hombre de doble ánimo (que duda), inestable en todos sus caminos.

La sabiduría es un tema que ocupa uno de los mas grandes espacios en las páginas de la Biblia, pudiendo decir con toda seguridad que la sabiduría es ponderada con toda la fuerza desde Génesis hasta el Apocalipsis. Cuando leemos Eclesiastés, Proverbios o Cantares, no tenemos mas que admirar como se destaca el tema de sabiduría como el centro de mayor grandeza aplicada a la vida familiar, social y profesional. Al leer las cartas de los apóstoles, hallamos como la sabiduría es la columna vertebral con relación al servicio a Dios y la edificación de la Iglesia. Destacamos ahora algunos de estos pasajes, que en gran medida nos ayudarán para alcanzar una dimensión mas alta acerca de esta riqueza infinita que se obtiene gratuitamente otorgada por la pura gracia de Dios.

Proverbios 3:13-18  Bienaventurado el hombre que halla sabiduría Y el hombre que adquiere entendimiento. Porque su ganancia es mejor que la ganancia de la plata, Y sus utilidades mejor que el oro fino. Es más preciosa que las joyas, Y nada de lo que deseas se compara con ella. Larga vida hay en su mano derecha, En su mano izquierda, riquezas y honra. Sus caminos son caminos agradables Y todas sus sendas, paz. Es árbol de vida para los que echan mano de ella, Y felices son los que la abrazan.

Proverbios 8:22-30  El SEÑOR me poseyó al principio de Su camino, Antes de Sus obras de tiempos pasados. Desde la eternidad fui establecida, Desde el principio, desde los orígenes de la tierra. Cuando no había abismos fui engendrada, Cuando no había manantiales abundantes en aguas. Antes que los montes fueran asentados, Antes que las colinas, fui engendrada, Cuando El no había hecho aún la tierra y los campos, Ni el polvo primero del mundo. Cuando estableció los cielos, allí estaba yo; Cuando trazó un círculo sobre la superficie del abismo, Cuando arriba afirmó los cielos, Cuando las fuentes del abismo se afianzaron, Cuando al mar puso sus límites Para que las aguas no transgredieran Su mandato, Cuando señaló los cimientos de la tierra, Yo estaba entonces junto a El, como arquitecto; Yo era Su delicia de día en día, Regocijándome en todo tiempo en Su presencia.

La exposición anterior, nos muestra con lujo de detalles como la sabiduría es una herramienta fundamental en las manos del Señor, pues ha sido utilizada en el diseño de la creación mismo. Así como el chef profesional tiene una serie de instrumentos adecuados para ejecutar sus proyectos gastronómicos, de la misma manera el Gran Arquitecto del Universo utiliza el afilado cuchillo de la sabiduría para ejecutar sus propósitos mas ambiciosos en torno a sus múltiples maravillas.

3  –  ESPÍRITU DE INTELIGENCIA

4  –  ESPÍRITU DE CONSEJO

5  –  ESPÍRITU DE PODER

6  –  ESPÍRITU DE CONOCIMIENTO

7  –  ESPÍRITU DE TEMOR

Espere pronto la segunda parte de este maravilloso tema. Que Dios bendiga vuestras vidas.

Publicado en Ayuda espiritual, Educación Cristiana, reflexiones | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

TARDES TRISTES VII

7  –  LA TARDE TRISTE ANTE EL TRONO BLANCO

Apocalipsis 20:11-13  Y vi un gran trono blanco y al que estabasentado en él, de cuya presencia huyeron la tierra y el cielo, y no se halló lugar para ellos. Y vi a los muertos, grandes y pequeños, de pie delante del trono, y los libros fueron abiertos; y otro libro fue abierto, que es el libro de la vida, y los muertos fueron juzgados por lo que estaba escrito en los libros, según sus obras. Y el mar entregó los muertos que estaban en él, y la Muerte y el Hades entregaron a los muertos que estaban en ellos; y fueron juzgados, cada uno según sus obras. Y la Muerte y el Hades fueron arrojados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda: el lago de fuego. Y el que no se encontraba inscrito en el libro de la vida fue arrojado al lago de fuego.

Es el final en el programa de Dios, han pasado siete etapas de tiempo maravillosas, el reinado del milenio ha sido extraordinariamente maravilloso, un verdadero paraíso. No podia ser de otra manera, Jesús mismo ha estado al frente del reino, razón suficiente para todo halla salido impecable. Pero ahora viene el juicio final y definitivo. Han pasado seis muy interesantes, la expulsión del paraíso, el diluvio, la confusión en la torre de Babel, las plagas en Egipto, el juicio contra el pecado en el calvario y la gran tribulación. El juicio ante el trono blanco no tiene paralelos, es único en su genero y en su forma. Los libros son abiertos a fin de buscar en ellos los nombres de los posibles salvados que puedan reclutarse en este último alargue de la misericordia divina. El resultado de tal búsqueda fue una triste calamidad. Sus nombres no fueron hallados, por lo tanto la única opción fue ser lanzados al lago de fuego.

Veamos entonces mas detalladamente la secuencia de los juicios del Señor contra el pecado. Esto nos ayudará para ubicarnos de manera mas segura en nuestra condición espiritual, como también para saber quienes tienen esperanza y los que ya no tienen alternativa alguna con respecto a su salvación. Tenemos claro que el juicio contra nuestro pecado fue efectuado en la cruz, que Cristo pagó el precio completo por nuestra salvación.

1  –  EL JUICIO DE LA CRUZ

1 Pedro 1:17-20  Y si invocan como Padre a Aquél que imparcialmente juzga según la obra de cada uno, condúzcanse con temor (reverencia) durante el tiempo de su peregrinación. Ustedes saben que no fueron redimidos (rescatados) de su vana manera de vivir heredada de sus padres con cosas perecederas como oro o plata, sino con sangre preciosa, como de un cordero sin tacha y sin mancha: la sangre de Cristo. Porque El estaba preparado desde antes de la fundación del mundo, pero se ha manifestado en estos últimos (en el fin de los) tiempos por amor a ustedes.

Efesios 2:4-9  Pero Dios, que es rico en misericordia, por causa del gran amor con que nos amó, aun cuando estábamos muertos en (a causa de) nuestros delitos, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia ustedes han sido salvados), y con El nos resucitó y con El nos sentó en los lugares celestiales en Cristo Jesús, a fin de poder mostrar en los siglos venideros las sobreabundantes riquezas de Su gracia por Su bondad para con nosotros en Cristo Jesús. Porque por gracia ustedes han sido salvados por medio de la fe, y esto no procede de ustedes, sino que es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.

Con estas declaraciones explícitas de la palabra del Señor, queda plenamente demostrado que el juicio contra el pecado que cayó sombre el Cordero de Dios, ha sido suficiente para nuestra expiación y redención. Además de ello, hemos sido justificados por su gracia, se ha dado la declaratoria de inocencia a pesar de haber sido culpables y merecedores de condenación.  Romanoa 5:1-2  Por tanto, habiendo sido justificados por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo, por medio de quien también hemos obtenido entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios.

Isaías 53:4-6  Ciertamente El llevó nuestras enfermedades, y cargó con nuestros dolores. Con todo, nosotros lo tuvimos por azotado, por herido de Dios y afligido. Pero El fue herido (traspasado) por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre El, y por sus heridas (llagas) hemos sido sanados. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, nos apartamos cada cual por su camino; pero el SEÑOR hizo que cayera sobre El La iniquidad de todos nosotros.

No obstante todo lo anterior, que sin duda es garantía plena de pago y justificación, hay una segunda manera de juzgar a los creyentes, pues debido a que somos propensos al pecado por nuestra humana debilidad, el Señor en su infinita sabiduría a provisto este medio, esto con el fin de mantener limpio su pueblo y completamente preparado para el momento de nuestro encuentro con él en las nubes.

2  –  EL JUICIO POR LA PALABRA

Juan 12:46-48  “Yo, la Luz, he venido al mundo, para que todo el que cree en Mí no permanezca en tinieblas. “Si alguno oye Mis palabras y no las guarda, Yo no lo juzgo; porque no vine a juzgar al mundo, sino a salvar al mundo. “El que Me rechaza y no recibe Mis palabras, tiene quien lo juzgue; la palabra que he hablado, ésa lo juzgará en el día final.

3  –  EL JUICIO POR LA PREDICACIÓN

1 Pedro 4:17-19  Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios. Y si comienza por nosotros primero, ¿cuál será el fin de los que no obedecen al evangelio de Dios? Y SI EL JUSTO CON DIFICULTAD SE SALVA, ¿QUE SERA DEL IMPIO Y DEL PECADOR? Así que los que sufren conforme a la voluntad de Dios, encomienden sus almas al fiel Creador, haciendo el bien.

No estamos exentos de pecar, aún después del paso del bautismo, pero siempre la provisión del Señor permite una salida apropiada, obvio que esto no es para tomarlo por costumbre, pero es la viva demostración de ayuda incondicional para que corrijamos y limpiemos todo pecado por debilidad que nos pueda sobrevenir.

4  –  EL JUICIO POR LA SANGRE DE CRISTO

1 Juan 2:1-6  Hijitos míos, les escribo estas cosas para que no pequen. Y si alguien peca, tenemos Abogado (Intercesor) para con el Padre, a Jesucristo el Justo. El mismo es la propiciación por nuestros pecados, y no sólo por los nuestros, sino también por los del mundo entero. Y en esto sabemos que Lo hemos llegado a conocer: si guardamos Sus mandamientos. El que dice: “Yo Lo he llegado a conocer,” y no guarda Sus mandamientos, es un mentiroso y la verdad no está en él. Pero el que guarda Su palabra, en él verdaderamente se ha perfeccionado el amor de Dios. En esto sabemos que estamos en El. El que dice que permanece en El, debe andar como El anduvo.

Cabe preguntarnos ante estas bellas declaraciones de la Escritura: ¿Estamos aún en riesgo de condenación? Fuimos justificados, juzgados todo el tiempo por la palabra y lavados con la sangre del Cordero. Definitivamente no hay ninguna condenación. Romanos 8:1-2  Por tanto, ahora no hay condenación para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne sino conforme al Espíritu. Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús te ha libertado de la ley del pecado y de la muerte.

Pensar que la seguridad de nuestra salvación se va a definir en el juicio del trono blanco, no solo es absurdo, sino totalmente incoherente con el programa del Señor tocante a la redención del hombre. Estamos esperando un gran acontecimiento, el arrebatamiento de la iglesia, luego estaremos en el tribunal de Cristo, seguido a ello vienen las bodas del Cordero. Posteriormente estaremos en la Cena de las bodas. Participaremos del reinado de Cristo por espacio de mil años. Es sumamente contradictorio que luego estemos esperando que busquen nuestro nombre en el libro de la vida, para entonces conocer si estamos o no inscritos en el libro de la vida. Es obvio que los nombres que se buscarán son los de aquellos que murieron a lo largo de la historia humana, pero que siempre rechazaron la salvación que el Señor les ofreció mediante la predicación.

Un gran detalle que no podemos pasar por alto a lo hora de examinar el juicio del trono blanco al final del reinado del milenio, es lo relacionado con los dos tipos de resurrección que están claramente señalados en la palabra de Dios. Si vemos esto con mente desprevenida de prejuicios religiosos o doctrinales, ya habremos avanzado un trecho muy considerable en cuanto su verdadero significado.

Daniel 12:1-3  “En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que vela sobre los hijos de tu pueblo. Será un tiempo de angustia cual nunca hubo desde que existen las naciones hasta entonces. Y en ese tiempo tu pueblo será librado, todos los que se encuentren inscritos en el libro. “Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra despertarán, unos para la vida eterna, y otros para la ignominia, para el desprecio eterno. “Los entendidos brillarán como el resplandor del firmamento, y los que guiaron a muchos a la justicia, como las estrellas, por toda la eternidad.

Juan 5:25-29  “En verdad les digo que viene la hora, y ahora es, cuando los muertos oirán la voz del Hijo de Dios, y los que oigan vivirán. “Porque como el Padre tiene vida en El mismo, así también Le dio al Hijo el tener vida en El mismo; y Le dio autoridad para ejecutar juicio, porque El es el Hijo del Hombre. “No se queden asombrados de esto, porque viene la hora en que todos los que están en los sepulcros oirán Su voz, y saldrán: los que hicieron lo bueno, a resurrección de vida, y los que practicaron lo malo, a resurrección de juicio.

Debemos tener muy claro que estas resurrecciones no van a ocurrir de manera simultánea, si bien es cierto aparecen ligadas en los mismos textos, no obstante de la una a la otra habrá un intervalo de mil años. Esto no ha de ofrecernos ninguna dificultad de interpretación, pues la primera resurrección será cuando el Señor levanta a su iglesia, mientras que la segunda será delante del trono blanco, habiendo transcurrido ya el reinado de Cristo, que como bien sabemos será por espacio de mil años. En esto hay mucha generosidad informativa el la palabra del Señor.

1 Tes. 4:13-18  Pero no queremos, hermanos, que ignoren acerca de los que duermen (que han muerto), para que no se entristezcan como lo hacen los demás que no tienen esperanza. Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también Dios traerá con El a los que durmieron (murieron) en Jesús. Por lo cual les decimos esto por la palabra del Señor: que nosotros los que estemos vivos y que permanezcamos hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron (murieron). Pues el Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con la trompeta de Dios, y los muertos en Cristo se levantarán primero. Entonces nosotros, los que estemos vivos y que permanezcamos, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes al encuentro del Señor en el aire, y así estaremos con el Señor siempre. Por tanto, confórtense (aliéntense) unos a otros con estas palabras.

Apocalipsis 20:4-6  También vi tronos, y se sentaron sobre ellos los que se les concedió autoridad para juzgar. Y vi las almas de los que habían sido decapitados por causa del testimonio de Jesús y de la palabra de Dios, y a los que no habían adorado a la bestia ni a su imagen, ni habían recibido la marca sobre su frente ni sobre su mano. Volvieron a la vida y reinaron con Cristo por mil años. Esta es la primera resurrección. Los demás muertos no volvieron a la vida hasta que se cumplieron los mil años. Bienaventurado y santo es el que tiene parte en la primera resurrección. La muerte segunda no tiene poder sobre éstos sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con El por mil años.

Es la misma palabra del Señor la que nos da la mejor explicación tocante a esta gran verdad de las dos resurrecciones y los tiempos en que las mismas ocurrirán. Debemos estar muy agradecidos con el Señor por darnos el privilegio de participar de la primera resurrección, a fin de disfrutar de todas las bendiciones que vendrán tras ella, siendo entonces transformados en cuerpos gloriosos para estar así en su presencia por siempre.

I Corintios 15:50-54  Esto digo, hermanos: que la carne y la sangre no pueden heredar el reino de Dios; ni lo que se corrompe hereda lo incorruptible. Así que les digo un misterio: no todos dormiremos (moriremos), pero todos seremos transformados en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la trompeta final. Pues la trompeta sonará y los muertos resucitarán incorruptibles, y nosotros seremos transformados. Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad. Pero cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: “DEVORADA HA SIDO LA MUERTE en victoria”.

Gracias a Dios por la gloriosa esperanza que tenemos por causa sus fieles promesas, no dudamos en ningún momento que todo será una bella realidad, es sólo esperar con paciencia todo lo que ha de acontecer en los próximos días. Hoy está mas cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos. ¡Señor, ayúdanos a seguir perseverando hasta el fina, sin nunca desmayar!

Filipenses 3:20-21  Porque nuestra ciudadanía (patria) está en los cielos, de donde también ansiosamente esperamos al Salvador, el Señor Jesucristo, el cual transformará el cuerpo de nuestro estado de humillación en conformidad al cuerpo de Su gloria, por el ejercicio del poder que tiene aun para sujetar todas las cosas a El mismo.

Suscríbete, para que no te pierdas ninguna de estas enseñanzas recibiéndolas en tu correo. Que Dios bendiga vuestra vida.

Publicado en Ayuda espiritual, Educación Cristiana, reflexiones | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

LA HORA DE FILADELFIA I

Damos especial prioridad a este tema relacionado con la iglesia de Filadelfia, debido a que su perfil nos permite descubrir cuál será la iglesia que esta mejor preparada para el próximo encuentro con el Señor en las nubes. Es mi oración a Dios que todo lo que aquí podamos observar, sea de gran utilidad como etapa preparatoria con relación a los correctivos que debamos hacer en el tiempo oportuno, a fin de no ser sorprendidos de manera inadecuada por los acontecimientos finales. Disfrutemos entonces de esta preciosa palabra que el Señor nos regala en esta ocasión.

Apocalipsis 3:7-8  “Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: ‘El Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y nadie cierra, y cierra y nadie abre, dice esto: “Yo conozco tus obras. Por tanto he puesto delante de ti una puerta abierta que nadie puede cerrar. Aunque tienes poco poder, has guardado Mi palabra y no has negado Mi nombre.

Bien sabemos que cada iglesia recibe un saludo muy particular de parte del Señor y a la vez una identidad precisa de quien saluda. En este caso, comienza diciendo: EL SANTO, EL VERDADERO, EL QUE TIENE LA LLAVE DE DAVID… Veremos entonces en este orden esta bella y significativa identidad, para luego examinar mas en detalle el grande mensaje del Señor a Filadelfia.

1  –  EL SANTO

Hablar acerca de EL SANTO, cuando nos referimos al Dios Altísimo, es algo sencillamente monumental. Es referirnos a lo máximo en cuanto a pureza sin igual, atributos y condiciones únicas en esencia y calidad. Como nuestras palabras se quedan cortas para expresarlo, dejemos entonces que sea la misma Escritura la que nos haga tal descripción. No dudamos en ningún momento de la veracidad de la palabra, por lo tanto nos disponemos a leerla y creerla, ella es la voz del mismo Dios, es cuestión de abrir el corazón y ponerla por obra.

Isaías 6:1-5  En el año de la muerte del rey Uzías vi yo al Señor sentado sobre un trono alto y sublime, y la orla de Su manto llenaba el templo. Por encima de El había serafines. Cada uno tenía seis alas: con dos cubrían sus rostros, con dos cubrían sus pies y con dos volaban. Y el uno al otro daba voces, diciendo: “Santo, Santo, Santo, es el SEÑOR de los ejércitos, Llena está toda la tierra de Su gloria.” Y se estremecieron los cimientos de los umbrales a la voz del que clamaba, y la casa se llenó de humo. Entonces dije: “¡Ay de mí! Porque perdido estoy, Pues soy hombre de labios inmundos Y en medio de un pueblo de labios inmundos habito, Porque mis ojos han visto al Rey, el SEÑOR de los ejércitos.”

Este es el grandioso testimonio de los Querubines y Serafines. Sus expresiones son de profundo respeto y gran admiración. Quienes mejor que ellos para expresar dicha admiración y respeto, son quienes estén siempre en la presencia de Dios, los que contemplan su rostro, sabiendo con exactitud de su inefable pureza y grandeza. Este testimonio por si solo, ya es mas que suficiente para estar seguros de la Santidad y Majestad del Señor y Rey. Este es entonces el nivel que ha de tener la iglesia por la cual el Señor viene, la que será recogida en las nubes para estar en su presencia.

Efesios 5:25-27  Maridos, amen a sus mujeres, así como Cristo amó a la iglesia y se dio El mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado por el lavamiento del agua con la palabra, a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia en toda su gloria, sin que tenga mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuera santa e inmaculada.

2  –  EL VERDADERO

Apocalipsis 19:11-16  Vi el cielo abierto, y apareció un caballo blanco. El que lo montaba se llama Fiel y Verdadero. Con justicia juzga y hace la guerra. Sus ojos son una llama de fuego, y sobre Su cabeza hay muchas diademas (coronas). Tiene un nombre escrito que nadie conoce sino El. Está vestido de un manto empapado en sangre, y Su nombre es: El Verbo (La Palabra) de Dios. Los ejércitos que están en los cielos, vestidos de lino fino, blanco y limpio, Lo seguían sobre caballos blancos. De Su boca sale una espada afilada para herir con ella a las naciones y las regirá con vara de hierro. El mismo pisa el lagar del vino del furor de la ira de Dios Todopoderoso. En Su manto y en Su muslo tiene un nombre escrito: “REY DE REYES Y SEÑOR DE SEÑORES.”

Ante estas declaraciones de la Sagrada Escritura, no queda mas gritar con júbilo y denodadamente que Jesús es el Verdadero Dios y la Vida Eterna. Tal descripción no da lugar a ninguna duda en cuanto a la veracidad de su obra y grandeza. Así que la verdad es el estandarte de Filadelfia, pues el hecho de identificase como “EL VERDADERO”, implica que es la verdad la que debe reinar siempre en la vida de la congregación. Esta iglesia ha de estar vestida con toda la armadura de Dios, teniendo en cuenta que la verdad está puesta como punto de partida para afianzar dicho atuendo de guerrero fuerte y verdadero.

Efesios 6:14-18  Estén, pues, firmes, CEÑIDA SU CINTURA CON LA VERDAD, REVESTIDOS CON LA CORAZA DE LA JUSTICIA, y calzados LOS PIES CON LA PREPARACION PARA ANUNCIAR EL EVANGELIO DE LA PAZ. Sobre todo, tomen el escudo de la fe con el que podrán apagar todos los dardos encendidos del maligno. Tomen también el CASCO DE LA SALVACION, y la espada del Espíritu que es la palabra de Dios. Con toda oración y súplica oren en todo tiempo en el Espíritu, y así, velen con toda perseverancia y súplica por todos los santos.

Què gran seguridad tenemos en Dios, su palabra es la Verdad, Jesús es la Verdad, en su iglesia ha de reinar entonces LA VERDAD. La mayoría de los que hoy felizmente somos miembros de la iglesia del Señor, procedemos de un mundo iluso y religioso donde la reina es LA MENTIRA. Ahora que conocemos estas verdades preciosas del Señor, es cuando podemos notar la gran diferencia. Esto es algo totalmente distinto, con nada es comparable, esta es la gran riqueza del cielo.

I Juan 5:20 Pero sabemos que el Hijo Dios ha venido, y nos ha dado entendimiento par a conocer al que es verdadero; y estamos en el verdadero, en Jesús Cristo, Hijo en sí mismo. Este es el VERDADERO DIOS, Y LA VIDA ETERNA (NVP).

Sencillamente maravilloso y fácil de entender, quienes hemos conocido la verdad y permanecemos en ella, somos parte del remanente escogido por gracia, y por lo tanto miembros también de Filadelfia, la iglesia que va al encuentro con nuestro Gran Dios y Salvador, el Señor Jesús.

3  –  EL QUE TIENE LA LLAVE DE DAVID

Isaías 22:21-23 Lo vestiré con tu túnica, Con tu cinturón lo ceñiré, Tu autoridad pondré en su mano, Y llegará a ser un padre para los habitantes de Jerusalén Y para la casa de Judá. Entonces pondré la llave de la casa de David sobre su hombro; Cuando él abra, nadie cerrará, Cuando él cierre, nadie abrirá. Lo clavaré como clavija en lugar seguro, Y será un trono de gloria para la casa de su padre. 

Con relación a la llave de David, debemos tener en cuenta varias profecías tocante al reino de David, lo cual es equivalente al reinado del Mesías. Dadas estas condiciones, tener las llave de David, es tener las llaves del reino, teniendo en su mano toda la autoridad sobre las naciones, abriendo para que nadie cierre, cerrando para que nadie abra. Es tal el testimonio y la identidad de quien cuida a Filadelfia, bella iglesia que se prepara para el encuentro con su Señor.

Ezequiel 34:22-24 libraré Mis ovejas y ya no serán presa; juzgaré entre oveja y oveja. “Entonces pondré sobre ellas un solo pastor que las apacentará: Mi siervo David. El las apacentará y será su pastor. “Entonces Yo, el SEÑOR, seré su Dios, y Mi siervo David será príncipe en medio de ellas. Yo, el SEÑOR, he hablado.

4  –  YO CONOZCO TUS OBRAS

Apocalipsis 3:8 “Yo conozco tus obras. Por tanto he puesto delante de ti una puerta abierta que nadie puede cerrar. Aunque tienes poco poder, has guardado Mi palabra y no has negado Mi nombre.

Nadie mejor que el Señor, es conocedor de todas nuestra obras, sean buenas o malas. Si tenemos claros los atributos del Señor, tales como Omnipotencia, Omnipresencia y Omniciencia, quedaremos convencidos de manera absoluta que el Señor conoce aún lo mas íntimo de nuestros pensamientos. De esta gran verdad, nos da testimonio muy generoso el salmo 139.

Salmo 139:1-6 Oh SEÑOR, Tú me has escudriñado y conocido. Tú conoces mi sentarme y mi levantarme; Desde lejos comprendes mis pensamientos. Tú escudriñas mi senda y mi descanso, Y conoces bien todos mis caminos. Aun antes de que haya palabra en mi boca, Oh SEÑOR, Tú ya la sabes toda. Por detrás y por delante me has cercado, Y Tu mano pusiste sobre mí. Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí; Es muy elevado, no lo puedo alcanzar.

Esperamos que estos temas continúen edificando sus vidas, como siempre fue el propósito de nuestro pastor Gabriel Alvarez. Cordialmente: equipo ministerial.

 

Publicado en Ayuda espiritual, Educación Cristiana, reflexiones | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

TARDES TRISTES V

5  –  LA TARDE TRISTE DEL CALVARIO

Es motivo de mucha bendición llegar a esta tarde grandiosa de la historia. La hemos llamado tarde triste, debido al dolor causado a las mujeres que seguían y servían a Jesús, como también por los fenómenos naturales que se manifestaron, pero en el fondo es la tarde de la esperanza, la reconciliación, la ofrenda perfecta, la cual traería como resultado nuestra gloriosa salvación.

Mateo 27:45-53  Y desde la hora sexta hubo oscuridad sobre toda la tierra hasta la hora novena. Y alrededor de la hora novena, Jesús exclamó a gran voz, diciendo: ELI, ELI, ¿LEMA SABACTANI? Esto es: DIOS MIO, DIOS MIO, ¿POR QUE ME HAS ABANDONADO?Algunos de los que estaban allí, al oírlo, decían: Este llama a Elías. Y al instante, uno de ellos corrió, y tomando una esponja, la empapó en vinagre, y poniéndola en una caña, le dio a beber. Pero los otros dijeron: Deja, veamos si Elías viene a salvarle. Entonces Jesús, clamando otra vez a gran voz, exhaló el espíritu. Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo, y la tierra tembló y las rocas se partieron; y los sepulcros se abrieron, y los cuerpos de muchos santos que habían dormido resucitaron; y saliendo de los sepulcros, después de la resurrección de Jesús, entraron en la santa ciudad y se aparecieron a muchos.

Seguramente este atardecer marcará la gran diferencia, no solo por su dramatismo, sino por su gran significado. Es el cumplimiento de las profecías con relación al Mesías prometido, es consumada la obra magistral de la redención del hombre, es la cumbre de las manifestaciones de Dios. Si los atardeceres anteriores, del paraíso, el diluvio, la torre de Babel y las plagas de Egipto, han marcado tan profundamente la historia, cuánto mas este atardecer que la partirá en dos, pues luego de estos acontecimientos, se dirá por doquier, Antes de Cristo y Después de Cristo. Ninguno de los mas grandes personajes de la historia de la humanidad, sean emperadores, gobernantes, filósofos, reyes o profetas, lograron tal efecto trascendente de partir en dos pedazos el libro histórico de los hombres. Antiguo y Nuevo Testamento. Bienvenidos entonces a un nivel mas alto de conocimiento del maravilloso programa salvador del Señor y Rey, Jesús.

LAS PROMESAS ANTICIPADAS

Isaías 7:14 Por tanto, el mismo Señor os dará la señal: He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.

Isaías 9:6-7  Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado; y el principado sobre su hombro: y llamaráse su nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz. Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán término, sobre el trono de David, y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto.

Isaías 35:3-6-6 Fortaleced las manos cansadas, afirmad las rodillas debiles. Decid a los de corazón apocado: Esforzaos, no temáis; he aquí que vuestro Dios viene con retribución, con pago; Dios mismo vendrá, y os salvará. Entonces los ojos de los ciegos verán, y los oídos de los sordos oirán. Entonces el cojo saltará como un ciervo, y cantará la lengua del mudo; por que aguas serán cavadas en el desierto, y torrentes en la soledad.

Isaías 53:1-5 ¿Quién ha creído a nuestro mensaje? ¿A quién se ha revelado el brazo del SEÑOR? Creció delante de El como renuevo tierno, como raíz de tierra seca; no tiene aspecto hermoso ni majestad para que le miremos, ni apariencia para que le deseemos. Fue despreciado y desechado de los hombres, varón de dolores y experimentado en aflicción; y como uno de quien los hombres esconden el rostro, fue despreciado, y no le estimamos. Ciertamente El llevó nuestras enfermedades, y cargó con nuestros dolores; con todo, nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y afligido. Mas El fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre El, y por sus heridas hemos sido sanados.

Las profecías que acabamos de ver, nos hablan con absoluta claridad del nacimiento de Cristo, de su poderoso ministerio, como también de su obra redentora. La tarde del calvario va mas allá de un notable hecho histórico, que por cierto está plenamente comprobado, sino que trasciende hasta lo sobrenatural. El mismo sol ocultó su rostro, la tierra se conmovió, las rocas se partieron unas contra otras, el velo del templo se abrió en dos de manera milagrosa, y hasta los muertos salieron de sus tumbas. Qué es lo que estaba pasando en realidad? Muchos con excelente acierto han calificado la obra del calvario como “la obra maestra”, debido a su grandeza y trascendencia. Miles de bueyes y de ovejas habían sido ofrecidos en sacrificio en los altares del Tabernáculo y el templo de Salomón a lo largo de los siglos. Pero ahora en la cruz hay uno que marca la diferencia plena. De él habló Juan el Bautista cuando hizo su presentación oficial ante el pueblo.

Juan 1:29-31 Al día siguiente vio* a Jesús que venía hacia él, y dijo*: He ahí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Este es aquel de quien yo dije: “Después de mí viene un hombre que es antes de mí porque era primero que yo.” Y yo no le conocía, pero para que El fuera manifestado a Israel, por esto yo vine bautizando en agua.

Hebreos 7:26-27 Porque convenía que tuviéramos tal sumo sacerdote: santo, inocente, inmaculado, apartado de los pecadores y exaltado más allá de los cielos, que no necesita, como aquellos sumos sacerdotes, ofrecer sacrificios diariamente, primero por sus propios pecados y después por los pecados del pueblo; porque esto lo hizo una vez para siempre, cuando se ofreció a sí mismo.

I Pedro 2:21-25 Porque para este propósito habéis sido llamados, pues también Cristo sufrió por vosotros, dejándoos ejemplo para que sigáis sus pisadas, EL CUAL NO COMETIO PECADO, NI ENGAÑO ALGUNO SE HALLO EN SU BOCA; y quien cuando le ultrajaban, no respondía ultrajando; cuando padecía, no amenazaba, sino que se encomendaba a aquel que juzga con justicia; y El mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre la cruz, a fin de que muramos al pecado y vivamos a la justicia, porque por sus heridas fuisteis sanados. Pues vosotros andabais descarriados como ovejas, pero ahora habéis vuelto al Pastor y Guardián de vuestras almas.

Con esta carta de presentación de nuestro Cordero de Dios, no tenemos menos que irrumpir en alabanza y gritos de jubilo, teniendo la plena certeza que en aquel atardecer del calvario, sin lugar a dudas, fue realizada la majestuosa obra de la salvación. Ahora corresponde que creamos en esa obra, que aceptemos el precio que fue pagado, que vivamos según ese plan divino, ya no para nosotros mismos, sino para quien lo dio todo por amor a nosotros.

Gálatas 2:20 Con Cristo he sido crucificado, y ya no soy yo el que vive, sino que Cristo vive en mí; y la vida que ahora vivo en la carne, la vivo por fe en el Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

1. LA TIERRA EN TINIEBLAS

La imagen de las tinieblas sobre toda la tierra8 antes de morir Jesús conduce al libro del Éxodo donde se dice: “El Señor dijo a Moisés: -Extiende tu mano hacia el cielo, y se extenderá sobre el territorio egipcio una oscuridad palpable. Moisés extendió la mano hacia el cielo, y una densa oscuridad cubrió el territorio egipcio durante tres días. No se veían unos a otros ni se movieron de su sitio durante tres días, mientras que todos los israelitas tenían luz en sus poblados” (Ex 10,21-23).

Estos tres días de tinieblas marcaron el comienzo de la liberación de los israelitas de Egipto, pues tras este fenómeno prodigioso, el faraón los dejó salir del país. Fue el gran día de Yahvé, en el que mostró su favor para con su pueblo, liberándolo de la esclavitud. La imagen de las tinieblas a mediodía remite también al libro del profeta campesino Amós, que, en el s. VIII, se presentó en Samaría, capital del reino de Israel, para denunciar de parte de Dios la situación de injusticia por la que atravesaba el pueblo. Y decía: “Escuchadlo los que exprimís a los pobres y elimináis a los miserables; pensáis: ¿Cuándo pasará la luna nueva para vender trigo o el sábado para ofrecer grano y hasta el salvado de trigo? Para encoger la medida y aumentar el precio, para comprar por dinero al desvalido y al pobre por un par de sandalias. ¡Jura el Señor por la gloria de Jacob no olvidar jamás lo que han hecho!” (8,4-7).

2. OSCURIDAD REPENTINA AL MEDIO DÍA

Jesús ya había estado sufriendo en la cruz por tres horas (desde las 9 a.m hasta el mediodía), cuando hubo tinieblas “sobre toda la tierra” al mediodía. De repente, la oscuridad cerró  la escena en el Calvario y parece haber desaparecido tan repentinamente. Se extendió mucho más allá del Calvario y de Jerusalén y duró tres horas. Esto no es un fenómeno simple, sino una manifestación sobrenatural en la naturaleza. Esta oscuridad sobre Palestina y las regiones vecinas no era un eclipse de sol, porque éste era el momento de la luna llena de la semana de Pascua, y que se prolongó durante más de unos pocos minutos. Esta fue una oscuridad sobrenatural tres horas que cubrió toda la tierra desde el mediodía hasta las 3 p.m. Era una oscuridad intensa, una concentración de fuerza como los tres días de oscuridad en Egipto. Esta oscuridad era como si el Dios en Su poder soberano sacara su velo sobre el propiciatorio para evitar que los ojos profanos  observaran  Su sacrificio expiatorio.

Durante esas tres horas sólo vemos oscuridad, y oímos el silencio. El Siervo sufriente de Yahvé fue “herido por nuestras transgresiones.” El Cordero de Dios estaba muriendo por los pecados del mundo. Dios estaba haciendo expiación por nuestros pecados.

El padre de la iglesia, Tertuliano dice que algunos paganos, “en el momento de la muerte de Cristo, la luz se separo de el sol, y la tierra se oscureció al mediodía, que es de extrañar que se relaciona en su propio análisis y se conserva en los archivos de este día.”

3.  SE ROMPE EL VELO DEL TEMPLO

“Y el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo” (Marcos 15:38). Este era el velo que separaba el Lugar Santísimo o Lugar Santísimo del Lugar Santo en el Templo en Jerusalén. En el Lugar Santísimo ningún hombre entraba a excepción del sumo sacerdote el día de la Expiación. Una vez al año el sumo sacerdote levantaba una esquina de esta pesada cortina entraba  en el Lugar Santísimo, llevando la sangre del sacrificio que la roció sobre el propiciatorio, y oraba por el pueblo de Israel. El grueso velo separaba la humanidad depravada de la santidad de Dios. Estaba guindado   allí declarando solemnemente al mundo, “Hasta ese momento, pero ya no más.”

El Talmud nos dice que el pesado velo era de sesenta metros de largo por diez metros de ancho y el espesor de la palma de la mano de un hombre o cuatro pulgadas, y se compone de 72 cuadrados de tejido de tela gruesa. Por lo tanto, ninguna  mano de ningún hombre lo podría romper,  no se deshace por la descomposición natural. Era como si la gran mano de Dios la  rasgó en dos. Se rasgó en dos partes iguales, por la mitad, “desde la parte superior hasta el fondo.”

¿Cuándo tomo lugar la ruptura del velo? Se rasgó en dos pedazos en el momento preciso en que Jesús murió en la cruz. En el preciso momento en que Jesús murió el velo se rasgó de arriba a abajo. Mateo dice: “ Entonces Jesús, clamando otra vez a gran voz, exhaló el espíritu. Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo, y la tierra tembló y las rocas se partieron” (Mateo 27:50-51).

Este fue el momento de la ofrenda de la tarde en el Templo. En el momento en que Jesús murió en la cruz como el Cordero de Dios, los sacerdotes estaban en el Lugar Santo, delante del velo, ocupados en sus deberes sacerdotales. Dios quiso que los sacerdotes vieran  su mano sobre los acontecimientos. Uno de los resultados de la rasgadura del velo fue “y muchos de los sacerdotes obedecían a la fe (Hechos 6:7b).

 

Es un tanto difícil de explicar tanta grandeza, además tenemos el limitante de tiempo y espacio, pero no tenemos la menor duda que lo ocurrido en la tarde triste del calvario tiene la mayor trascendencia con la relación a la redención del hombre. Fue allí donde se produjo la reconciliación entre el cielo y la tierra, fueron derribadas las murallas divisorias entre judíos y gentiles. ¡QUE VIVA LA REDENCIÓN!

Deseamos que esta palabra sea de bendición y edificación para su vida. No olvide compartirla para que otros también sean bendecidos y suscribase  a nuestro blog para que no se pierda ninguna de estas riquezas.

Un abrazo

Publicado en Ayuda espiritual, evangelismo, reflexiones | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario