TARDES TRISTES VI

6  –  LA TARDE TRISTE DE LA GRAN TRIBULACIÓN

Apocalipsis 6:12-17  Vi cuando el Cordero abrió el sexto sello, y hubo un gran terremoto, y el sol se puso negro como cilicio hecho de cerda, y toda la luna se volvió como sangre, y las estrellas del cielo cayeron a la tierra, como la higuera deja caer sus higos verdes al ser sacudida por un fuerte viento. Y el cielo desapareció como un pergamino que se enrolla, y todo monte e isla fueron removidos de su lugar. Y los reyes de la tierra, y los grandes, los comandantes, los ricos, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; y decían* a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros y escondednos de la presencia del que está sentado en el trono y de la ira del Cordero, porque ha llegado el gran día de la ira de ellos, ¿y quién podrá sostenerse?

El atardecer del día de la gracia, es con seguridad uno de los mas largo y dramáticos de los que tengamos noticia. Será una etapa de tiempo con sufrimientos indecibles para el genero humano, siendo los principales protagonistas los miembros de la nación hebrea. Así que prestemos la debida atención a toda esta serie de acontecimientos que marcarán a esta generación de los últimos tiempos. Veremos inicialmente las evidencias acerca del día de la gracia, para entender con mayor facilidad el atardecer que vendrá al final de los días de la predicación del evangelio.

Salmo 118:22-26  La piedra que desecharon los edificadores ha venido a ser la piedra principal del ángulo. Obra del SEÑOR es esto; admirable a nuestros ojos. Este es el día que el SEÑOR ha hecho; regocijémonos y alegrémonos en él. Te rogamos, oh SEÑOR: sálvanos ahora; te rogamos, oh SEÑOR: prospéranos ahora. Bendito el que viene en el nombre del SEÑOR; desde la casa del SEÑOR os bendecimos.

Proféticamente ya se anunciaba un día especial hecho por el Señor en el cual derramaría sobreabundancia de gracia. Si bien es cierto, todos los días y noches son producto de su creación, es necesario notar que el tema de la salvación ha de ocupar un espacio sin igual en el programa del Señor. El es el gran dispensador de gracia y bendición, así que por tal motivo será un tiempo que marcará la grand diferencia, EL DÍA DE LA SALVACIÓN.

II Corintios 6:1-2  Y como colaboradores con El , también os exhortamos a no recibir la gracia de Dios en vano; pues El dice: EN EL TIEMPO PROPICIO TE ESCUCHE, Y EN EL DÍA DE SALVACIÓN TE SOCORRÍ. He aquí, ahora es EL TIEMPO PROPICIO; he aquí, ahora es EL DÍA DE SALVACIÓN. Juan 9:4-5  “Nosotros debemos hacer las obras del que Me envió mientras es de día; la noche viene cuando nadie puede trabajar. “Mientras estoy en el mundo, Yo soy la Luz del mundo.”

1 Tes. 5:4-8  Pero ustedes, hermanos, no están en tinieblas, para que el día los sorprenda como ladrón; porque todos ustedes son hijos de la luz e hijos del día. No somos de la noche ni de las tinieblas. Por tanto, no durmamos como los demás, sino estemos alerta y seamos sobrios (tengamos dominio propio). Porque los que duermen, de noche duermen, y los que se emborrachan, de noche se emborrachan. Pero puesto que nosotros somos del día, seamos sobrios (tengamos dominio propio), habiéndonos puesto la coraza de la fe y del amor, y por casco la esperanza de la salvación.

Todo lo expuesto en estos hermosos textos de la palabra, demuestras con toda generosidad la gran verdad del día de la gracia y salvación gratuita que ofrece el Señor a todos aquellos que de manera voluntaria la quieran recibir. Es bueno que entendamos, que de la misma manera que todo día corriente es seguido por el atardecer y el anochecer, de igual manera ocurre con el día en que el Señor dispensa su gracia. Por mas de dos mil años ha estado alumbrando el Sol de Justicia, encaminando a millones por la senda de la salvación. Ahora este tiempo está tocando a su fin, no porque la gracia de Dios se termine, sino porque al igual que en los atardeceres anteriores, todo tiene su plenitud y cumplimiento.

De la misma manera como fue cerrada la puerta del arca en los días de Noé, dando así por terminada la gran promoción de salvación gratuita, lo cual consistía en obedecer a la palabra que Noé predicaba, entrando así al interior de tan majestuosa nave. Hoy el arca de salvación es el Señor Jesucristo, quien obedezca a la palabra y entre a esta nueva vida, sencillamente será salvo.

Juan 10:7-10  Entonces Jesús les dijo de nuevo: “En verdad les digo: Yo soy la puerta de las ovejas. “Todos los que vinieron antes de Mí son ladrones y salteadores, pero las ovejas no les hicieron caso.  “Yo soy la puerta; si alguno entra por Mí, será salvo; y entrará y saldrá y hallará pasto. “El ladrón sólo viene para robar, matar y destruir. Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

Como bien sabemos el Señor es el buen pastor, su palabra ha de cumplirse tal como él mismo la ha enseñado. Hay miles de ovejas que aún deben entrar en el redil, esto debe ocurrir antes que llegue la noche, pues de ser así, el peligro de muerte de tales ovejas, sería eminente. Entonces estamos precisamente en el tiempo en la oveja perdida en las montañas y en el desierto, ha de ser traída sobre los hombros del bondadoso pastor, a fin de que al llegar la noche tormentosa, se encuentre segura y plenamente protegida por el Príncipe de los pastores.

Lucas 15:3-7  Entonces Jesús les dijo esta parábola: “¿Qué hombre de ustedes, si tiene cien ovejas y una de ellas se pierde, no deja las noventa y nueve en el campo y va tras la que está perdida hasta que la halla? “Al encontrarla, la pone sobre sus hombros, gozoso. “Cuando llega a su casa, reúne a los amigos y a los vecinos, diciéndoles: ‘Alégrense conmigo, porque he hallado mi oveja que se había perdido.’  “Les digo que de la misma manera, habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente que por noventa y nueve justos que no necesitan arrepentimiento.

Estamos viviendo entonces un tiempo, no solamente maravilloso, sino definitivo con respecto al número de los salvados que ha de completarse antes de la tarde triste de la gran tribulación. No hay tiempo que perder, es hora de hacer la obra de Dios con mayor esfuerzo y dedicación, pues miles esperan con gran ansiedad este encuentro con el Salvador del mundo. Podemos decir sin temor a equivocarnos, que el momento histórico que estamos viviendo, es crucial y definitivo. Quienes tenemos el privilegio de ser anunciadores del evangelio, debemos cuadruplicar nuestro esfuerzo y trabajo para cumplir con mayor eficiencia la expansión del reino de Dios. Y quienes tienen el privilegio de escuchar la palabra y comenzar una nueva vida en Cristo Jesús, aprovechar este gran momento de la dispensación de la gracia y tomar cuanto antes este maravilloso regalo de la salvación.

Proverbios 24:10-12  Si eres débil en día de angustia, Tu fuerza es limitada. Libra a los que son llevados a la muerte, Y retén a los que van con pasos vacilantes a la matanza. Si dices: “Mira, no sabíamos esto.” ¿No lo tiene en cuenta el que sondea los corazones? ¿No lo sabe el que guarda tu alma? ¿No dará a cada hombre según su obra?

En este aspecto, el apóstol Pablo fue muy explícito, hablando de la urgente necesidad de anunciar la palabra divina.   1 Corintios 9:14-19  Así también ordenó el Señor que los que proclaman el evangelio, vivan del evangelio. Pero yo de nada de esto me he aprovechado. Y no escribo esto para que así se haga conmigo. Porque mejor me fuera morir, que permitir que alguien me prive de esta gloria. Porque si predico el evangelio (anuncio las buenas nuevas), no tengo nada de qué gloriarme, pues estoy bajo el deber de hacerlo. Pues ¡ay de mí si no predico el evangelio! Porque si hago esto voluntariamente, tengo recompensa; pero si lo hago en contra de mi voluntad, un encargo (una mayordomía) se me ha confiado. ¿Cuál es, entonces, mi recompensa? Que al predicar el evangelio (anunciar las buenas nuevas), pueda ofrecerlo gratuitamente sin hacer pleno uso de mi derecho como predicador del evangelio. Porque aunque soy libre de todos, de todos me he hecho esclavo para ganar al mayor número posible.

Maravillosa esta postura del  apóstol, está convencido que anunciar el evangelio es lo mejor que puede hacer, no importando si lo hace de buena o mala voluntad. De todas maneras la misión le ha sido encomendada. Que bonito ejemplo recibimos de este gran varón de Dios. Tremenda lección para tantos predicadores que tenemos en nuestros días, preocupados solamente por la fama, el dinero, los rangos, títulos de grandeza y gozar de toda la popularidad posible. Ya no les importan las ovejas del redil, no están interesados en curar y vendar sus heridas. Solo están interesados en la lana (su dinero) de las ovejas, si sin personas adineradas, ocupan el primer orden de prioridades para celebraciones o participarle de las mayores actividades de la congregación. “Interés, Interés”. Muy bien nos vienen en tales condiciones, las sabias y fuertes palabras del profeta Ezequiel.

Ezequiel 34:1-35  Entonces vino a mí la palabra del SEÑOR: “Hijo de hombre, profetiza contra los pastores de Israel; profetiza y di a los pastores: ‘Así dice el Señor DIOS: “¡Ay de los pastores de Israel que se apacientan a sí mismos! ¿No deben los pastores apacentar el rebaño? “Comen la grasa, se han vestido con la lana, degüellan la oveja engordada, pero no apacientan el rebaño. “Ustedes no han fortalecido a las débiles, no han curado a la enferma, no han vendado a la herida, no han hecho volver a la descarriada, no han buscado a la perdida; sino que las han dominado con dureza y con severidad. “Las ovejas se han dispersado por falta de pastor, y se han convertido en alimento para toda fiera del campo. ¡Se han dispersado!

Lo dicho por el profeta Ezequiel en el pasaje anterior, es una de mas clara radiografía de la condición en que andan muchos de los mal llamados apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros de nuestros días. Son los hechos los que mejor nos hablan acerca de lo que realmente hay en sus corazones. Es muy triste saber que esta palabra tan dura expresada por el profeta, tenga su cumplimiento en personas que se precian ser ministros de la palabra del Señor. No dudamos que todo esto obedece al cumplimiento de la apostasía que se está cumpliendo en los últimos días. Afortunadamente no todos los ministros actúan de la misma manera, pues hay miles de hombres y mujeres fieles que están compartiendo la palabra del Señor de una manera sana y con transparencia. Que el Señor bendiga a tales personas y prospere en gran medida sus bellos ministerios.

2 Tesalonicenses 2:1-4  Pero con respecto a la venida de nuestro Señor Jesucristo y a nuestra reunión con El, les rogamos, hermanos, que no sean sacudidos fácilmente en su modo de pensar, ni se alarmen, ni por espíritu, ni por palabra, ni por carta como si fuera de nosotros, en el sentido de que el día del Señor ha llegado. Que nadie los engañe en ninguna manera, porque no vendrá sin que primero venga la apostasía y sea revelado el hombre de pecado, el hijo de perdición. Este se opone y se exalta sobre todo lo que se llama dios o es objeto de culto, de manera que se sienta en el templo de Dios, presentándose como si fuera Dios.

Debemos estar muy agradecidos con el Señor, pues a muy buena hora nos alerta acerca de todas cosas que han de suceder, así entonces estaremos con mejor preparación para no caer en errores semejantes, ni correr riesgos de volver atrás, pues estamos puestos para heredar las abundantes bendiciones del Señor. Hebreos 10:35-39  Por tanto, no desechen su confianza, la cual tiene gran recompensa. Porque ustedes tienen necesidad de paciencia (perseverancia), para que cuando hayan hecho la voluntad de Dios, obtengan la promesa. PORQUE DENTRO DE MUY POCO TIEMPO, EL QUE HA DE VENIR VENDRÁ Y NO TARDARA. MAS MI JUSTO VIVIRÁ POR LA FE; Y SI RETROCEDE, MI ALMA NO SE COMPLACERÁ EN EL. Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para la preservación del alma.

Esperamos que esta palabra edifique su vida, no olvide seguir nuestro blog, para que reciba en su correo todos los artículos y comparta este contenido para bendecir a otros.

Un abrazo.

 

 

Publicado en Ayuda espiritual, evangelismo, reflexiones | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

CUANDO LA TIERRA GIME. Los efectos del hombre sobre la creación.

Romanos 8:19-23 Porque el anhelo ardiente de la creación es el aguardar la manifestación de los hijos de Dios. Porque la creación fue sujetada a vanidad, no por su propia voluntad, sino por causa del que la sujetó en esperanza; porque también la creación misma será libertada de la esclavitud de corrupción, a la libertad gloriosa de los hijos de Dios. Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora; y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo.

Originalmente la tierra fue creada sana y libre de contaminación, pero es el hombre, que  por hacer uso inadecuado de ella, está hoy cosechando sus frutos malsanos y siendo víctima de su propio invento. La Biblia es muy clara cuando enseña que lo que el hombres siembra, eso también segará. Así que estos resultados son apenas el comienzo de cosas peores que nos pueden sobrevenir, pues si la siembra ha sido abundante, también lo será la cosecha.

paisajes-155.jpg

¿POR QUÉ LA TIERRA GIME?

Esta es una rigurosa pregunta a la cual hoy trataremos de dar una respuesta adecuada y lo mas cercana posible a la realidad. Se denomina contaminación ambiental a la presencia en el ambiente de cualquier agente (físico, químico o biológico) o bien de una combinación de varios agentes en lugares, formas y concentraciones tales que sean o puedan ser nocivos para la salud, la seguridad o para el bienestar de la población, o bien, que puedan ser perjudiciales para la vida vegetal o animal, o impidan el uso normal de las propiedades y lugares de recreación y goce de los mismos. La contaminación ambiental es también la incorporación a los cuerpos receptores de sustancias sólidas, liquidas o gaseosas, o mezclas de ellas, siempre que alteren desfavorablemente las condiciones naturales del mismo, o que puedan afectar la salud, la higiene o el bienestar del público.

A medida que aumenta el poder del hombre sobre la naturaleza y aparecen nuevas necesidades como consecuencia de la vida en sociedad, el medio ambiente que lo rodea se deteriora cada vez más. El comportamiento social del hombre, que lo condujo a comunicarse por medio del lenguaje, que posteriormente formó la cultura humana, le permitió diferenciarse de los demás seres vivos. Pero mientras ellos se adaptan al medio ambiente para sobrevivir, el hombre adapta y modifica ese mismo medio según sus necesidades.

Por el uso equivocado de fertilizantes, Por los monocultivos. Por la manipulación genética, por la erosión provocada. Estas y otras torturas mas, son las que martirizan cada día esta bella y perfecta creación, la cual originalmente no fue así, ya que nuestro Creador la hizo hermosa, perfecta, agradable, fértil y productiva. Pero los ríos se han convertido en desierto, y los manantiales de aguas en sequedales, la tierra fructífera se hizo estéril, por la maldad de los que habitamos el planeta.

contaminacion-aire-600x404

Cuando la tierra gime y llora por los males que el hombre le ha causado, todavía nos quedan los recursos naturales que debemos cultivar y multiplicar para que los desiertos tengan estanques de aguas, y en la tierra seca broten manantiales. Los campos serán de nuevo sembrados, se plantarán de viñas y olivares, y rendirán abundante fruto.

Es cierto que nuestra tierra tiene una profunda herida, pero para esa llaga profunda y dolorosa, llega la AGROECOLOGIA, lo cual es el conocimiento de los elementos y procesos clave que regulan el funcionamiento de los agro ecosistemas y establece las bases científicas para una gestión eficaz en armonía con el ambiente. Es el estudio de la relación entre los organismos y su medio ambiente físico y biológico.

¿CÓMO FUE LA CREACIÓN ORIGINAL?

Génesis 1:11-12 Después dijo Dios: “¡Que produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla, y árboles frutales sobre la tierra que den fruto según su género, y cuya semilla esté en ellos!» Y así fue. Y así la tierra produjo hierba verde, hierba que da semilla según su naturaleza, y árboles que dan fruto según su género, y cuya semilla está en ellos. Y vio Dios que era bueno”.

El Señor nuestro Dios no solo es el Creador, sino también el sustentador de todas las cosas. Por eso el rey David hacía estas afirmaciones:

Salmo 65:9-10 Tú, con la lluvia, cuidas de la tierra, y en gran manera la fecundas y enriqueces. Llenas de agua tus corrientes caudalosas y preparas el grano, cuando así lo dispones. Haces que los surcos se empapen y que se nivelen los terrones; con tus lluvias los reblandeces, y bendices sus renuevos.

La benevolencia del Señor se muestra en ser propicio a los que le invocan, en aceptar los sacrificios que le ofrecen, en perdonar los pecados del que arrepentido se acerca a El y en atraer a sus predilectos al templo para colmarlos de beneficios. Como Señor y regulador supremo de todos los fenómenos de la naturaleza y de los acontecimientos de la historia, se le debe especial acatamiento y veneración. Todas las riquezas de los campos son fruto de su bendición; las cosechas, los abundantes pastos, la multiplicación de los ganados, pregonan su munificencia, al par que su especial providencia sobre su pueblo necesitado. Por su contenido ideológico, podemos dividir esta composición poética en tres partes:

a) Acción de gracias por la remisión de los pecados de los que se acercan al templo a reconocer su soberanía;

b) Alabanza para Dios como Soberano de la naturaleza y de la historia;

c) Acción de gracias por la fertilidad de los campos.

CULTIVOS FÉRTILES

Cuando la tierra gime, se requieren medidas rápidas y efectivas que permitan la consolación y el alivio, o por lo menos que se minimicen estos dolores de parto que sufre nuestra tierra. Con base en todo lo citado anteriormente nos conviene hacer un alto en el camino, a fin remontarnos un poco en la historia de nuestros antepasados y observar como ellos pudieron sobrevivir sin fungicidas, fertilizantes o agregados químicos que han sido y seguirán siendo la riqueza de las Multinacionales y Transnacionales, pero a la vez la pobreza de nuestro suelo y de millones de habitantes de la tierra que por dicha causa sigue gimiendo y llorando.

Nuestro mundo tiene en la actualidad un promedio de 7.400 millones de habitantes, de los cuales 840 padecen física hambre, 1.200 sufren de desnutrición crónica, y 1.000 millones deben cargar con el problema del sobre peso. La historia Sagrada nos habla de un hombre llamado Isaac, el cual en una época de hambre y escasez, debió mudarse a tierra desconocida, vivir allí como extranjero, pero a pesar de todo, labró aquella tierra con  toda diligencia, y cosechó aquel año ciento por uno; y le bendijo el Señor. Y este varón se enriqueció, y fue prosperado, y se engrandeció hasta hacerse muy poderoso. Y tuvo hato de ovejas, y hato de vacas, y mucha labranza; y los filisteos (los nativos de la región), le tuvieron envidia (Génesis 26:12-14).

El carácter de Isaac se muestra más amante de la quietud que Abraham, pues no salió del mediodía de Canaán. No es raro aún hoy día que los nómadas cultiven o hagan cultivar una parte de las tierras de sus términos para proveerse de cereales. Es lo que hizo Isaac, y como prueba de que la bendición de Dios le acompañaba siempre, el autor sagrado nos cuenta la gran cosecha (ciento por uno) que recogió, añadiendo luego la suma de sus riquezas en ganados. Vemos cómo las promesas hechas a Abraham se van cumpliendo, y así, su hijo empieza a ser dueño de parte de la tierra de Canaán. Poco a poco los patriarcas nómadas se van sedentarizando a medida que adquieren campos y pozos propios, y su género de vida se convierte en seminómada, participando en sus costumbres del ambiente de los poblados y de las tribus de la estepa. Esto es importante para comprender muchas costumbres de los patriarcas, las cuales unas veces coinciden con el ambiente sedentario, y otras con el ambiente del beduino.

Todo esto nos demuestra que una mano diligente dirigida y sostenida por la bendición de Dios, pude lograr cosas muy grandes y positivas en medio de la adversidad. Pero seguramente el caso más notable  se nos relata en ocasión de la gran hambruna de siete años en la época del imperio Egipcio.

Génesis 41:17-23 Entonces el faraón le dijo: «En mi sueño, yo me veía de pie, a la orilla del río. Del río salieron siete vacas muy gordas y hermosas, que se alimentaban de los pastos. Detrás de ellas salieron otras siete vacas, muy flacas y feas. ¡Estaban tan flacas, que no he visto otras tan feas en toda la tierra de Egipto! Y las vacas flacas y feas se comían a las primeras siete vacas gordas, y éstas entraban en su panza, y nadie podía saber que las tuvieran adentro, porque se veían igual de flacas, como al principio. Entonces desperté. En mis sueños también vi que siete espigas, llenas de trigo y hermosas, crecían de un mismo tallo. Tras ellas crecían otras siete espigas, delgadas y marchitadas por el viento solano.

vacasflacas

 

 Después de citar esta maravillosa historia contenida en  libro del Génesis de la Sagrada Biblia, nos queda una profunda reflexión y muy serios interrogantes. ¿Será que también hoy se aproximan tiempos de gran hambruna para la humanidad? ¿No será por esto que la tierra gime y junto con ella gemimos los que la habitamos? ¿Qué enseñanza nos traen personajes como Faraón y José? No hay duda que a lo largo de la historia se han levando imperios poderosos que sin misericordia ni piedad han subyugado a la humanidad. Entre ellos podemos citar el imperio Egipcio, el Asirio, el Babilonio, el Medo Persa, el imperio Griego y el Romano.

Acaso no tenemos hoy los imperios amenazantes de la Política, la Religión y el Dinero, que con el fin de implantarse en el mundo, subyugan y pisotean los principios más nobles de la humanidad, solo con el fin de lograr sus propios intereses egocéntricos y criminales? Ejemplos de ello tenemos con las guerras de los cruzados, la inquisición, la primera y  segunda guerra mundial, la guerra de corea, la del Vietnam, y muchas otras que ahora ni el tiempo ni el espacio nos permite citar.

Pero si tenemos que llegar obviamente a conclusiones sumamente serias a este respecto. Las multinacionales y transnacionales, dedicadas a la producción de elementos químicos dañinos y agresivos para nuestros cultivos, se han convertido en el Faraón imperial que al igual que los nazis contra los Judíos o los romanos contra los cristianos, amenazan de manera imperativa contra los principios de la Agro ecología y la permacultura. ¿Cuál es entonces nuestra luz de esperanza en la actualidad para aliviar por lo menos en parte el gemido y el dolor de la tierra?

Que se levante un nuevo José, cuyo significado es Yasaf,  ¨añadir o multiplicar¨. Que nos levantemos hombres y mujeres que rescatemos los valores, que aprendamos a añadir a la tierra sus nutrientes originales y multipliquemos cosechas sanas y abundantes para nuestros hijos y las generaciones que nos han de suceder.

Que llenemos graneros a lo largo y ancho del mundo con productos orgánicos, completamente libres de contaminación, pudiendo así ofrecer una verdadera alternativa de mejoramiento humano, traducida en salud y prosperidad. Para ninguno es un  secreto, que la nación Hebrea se ha constituido en modelo para la humanidad.

Citemos solo algunos hechos de gran contundencia: Rescatados  milagrosamente del imperio de Faraón. Cruzaron por tierra seca en medio del mar rojo. Alimentados cuarenta años en un reseco desierto mediante maná con sabor a miel y agua que salía de la roca. Sus vestidos nunca se envejecieron. Sus pies no se hincharon. No hubo ningún enfermo entre ellos. Con leyes específicas en cuanto a la higiene y la alimentación. Con recomendaciones sanitarias que incluían hasta como desechar los excrementos o y cuidarse de las contaminaciones. No hay  duda que tenían la dieta adecuada y los nutrientes precisos para mantenerse fuertes.

Había normas en cuanto al manejo de los cultivos y de la tierra misma, la cual debía ser cultivada solo por espacio de seis años, dejándola reposar el séptimo, a fin de que se pudiera retroalimentar orgánicamente, y de esa manera tener los minerales adecuados para la próxima ronda de cultivos. Cuando la tierra gime, nos aprestamos entonces para una próxima y maravillosa restauración. Pero para ello no nos vamos a confiar solo en las promesas y los inventos de la ciencia, y mucho menos con campañas que tienden a esterilizar y contaminar mucho más nuestro suelo.

Vamos a buscar bases sólidas en las promesas divinas primeramente, pero también en la AGROECOLOGIA y diversidad de cultivos sanos que nos lleven directo a una nueva soberanía alimenticia para en bien la familia, la sociedad y la patria.

ORACIÓN DE GRATITUD Y DEDICACIÓN

Gracias Señor por tu linda creación, por las fuentes, por los ríos, los mares, las montañas. Gracias por tantas vidas reunidas junto con tantas voluntades de servicio con el propósito exclusivo de salvar nuestro suelo y engrandecer la nación. Bendice a todos sin distinción y perdónanos por hacer gemir nuestra tierra, pues ya es  hora que se manifiesten los HIJOS DE DIOS, Amén.

 

 

 

 

 

Publicado en Deberes humanos, Educación Cristiana, Liderazgo, reflexiones | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

TARDES TRISTES V

5  –  LA TARDE TRISTE DEL CALVARIO

Es motivo de mucha bendición llegar a esta tarde grandiosa de la historia. La hemos llamado tarde triste, debido al dolor causado a las mujeres que seguían y servían a Jesús, como también por los fenómenos naturales que se manifestaron, pero en el fondo es la tarde de la esperanza, la reconciliación, la ofrenda perfecta, la cual traería como resultado nuestra gloriosa salvación.

Mateo 27:45-53  Y desde la hora sexta hubo oscuridad sobre toda la tierra hasta la hora novena. Y alrededor de la hora novena, Jesús exclamó a gran voz, diciendo: ELI, ELI, ¿LEMA SABACTANI? Esto es: DIOS MIO, DIOS MIO, ¿POR QUE ME HAS ABANDONADO?Algunos de los que estaban allí, al oírlo, decían: Este llama a Elías. Y al instante, uno de ellos corrió, y tomando una esponja, la empapó en vinagre, y poniéndola en una caña, le dio a beber. Pero los otros dijeron: Deja, veamos si Elías viene a salvarle. Entonces Jesús, clamando otra vez a gran voz, exhaló el espíritu. Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo, y la tierra tembló y las rocas se partieron; y los sepulcros se abrieron, y los cuerpos de muchos santos que habían dormido resucitaron; y saliendo de los sepulcros, después de la resurrección de Jesús, entraron en la santa ciudad y se aparecieron a muchos.

Seguramente este atardecer marcará la gran diferencia, no solo por su dramatismo, sino por su gran significado. Es el cumplimiento de las profecías con relación al Mesías prometido, es consumada la obra magistral de la redención del hombre, es la cumbre de las manifestaciones de Dios. Si los atardeceres anteriores, del paraíso, el diluvio, la torre de Babel y las plagas de Egipto, han marcado tan profundamente la historia, cuánto mas este atardecer que la partirá en dos, pues luego de estos acontecimientos, se dirá por doquier, Antes de Cristo y Después de Cristo. Ninguno de los mas grandes personajes de la historia de la humanidad, sean emperadores, gobernantes, filósofos, reyes o profetas, lograron tal efecto trascendente de partir en dos pedazos el libro histórico de los hombres. Antiguo y Nuevo Testamento. Bienvenidos entonces a un nivel mas alto de conocimiento del maravilloso programa salvador del Señor y Rey, Jesús.

LAS PROMESAS ANTICIPADAS

Isaías 7:14 Por tanto, el mismo Señor os dará la señal: He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.

Isaías 9:6-7  Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado; y el principado sobre su hombro: y llamaráse su nombre Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz. Lo dilatado de su imperio y la paz no tendrán término, sobre el trono de David, y sobre su reino, disponiéndolo y confirmándolo en juicio y en justicia desde ahora para siempre. El celo de Jehová de los ejércitos hará esto.

Isaías 35:3-6-6 Fortaleced las manos cansadas, afirmad las rodillas debiles. Decid a los de corazón apocado: Esforzaos, no temáis; he aquí que vuestro Dios viene con retribución, con pago; Dios mismo vendrá, y os salvará. Entonces los ojos de los ciegos verán, y los oídos de los sordos oirán. Entonces el cojo saltará como un ciervo, y cantará la lengua del mudo; por que aguas serán cavadas en el desierto, y torrentes en la soledad.

Isaías 53:1-5 ¿Quién ha creído a nuestro mensaje? ¿A quién se ha revelado el brazo del SEÑOR? Creció delante de El como renuevo tierno, como raíz de tierra seca; no tiene aspecto hermoso ni majestad para que le miremos, ni apariencia para que le deseemos. Fue despreciado y desechado de los hombres, varón de dolores y experimentado en aflicción; y como uno de quien los hombres esconden el rostro, fue despreciado, y no le estimamos. Ciertamente El llevó nuestras enfermedades, y cargó con nuestros dolores; con todo, nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y afligido. Mas El fue herido por nuestras transgresiones, molido por nuestras iniquidades. El castigo, por nuestra paz, cayó sobre El, y por sus heridas hemos sido sanados.

Las profecías que acabamos de ver, nos hablan con absoluta claridad del nacimiento de Cristo, de su poderoso ministerio, como también de su obra redentora. La tarde del calvario va mas allá de un notable hecho histórico, que por cierto está plenamente comprobado, sino que trasciende hasta lo sobrenatural. El mismo sol ocultó su rostro, la tierra se conmovió, las rocas se partieron unas contra otras, el velo del templo se abrió en dos de manera milagrosa, y hasta los muertos salieron de sus tumbas. Qué es lo que estaba pasando en realidad? Muchos con excelente acierto han calificado la obra del calvario como “la obra maestra”, debido a su grandeza y trascendencia. Miles de bueyes y de ovejas habían sido ofrecidos en sacrificio en los altares del Tabernáculo y el templo de Salomón a lo largo de los siglos. Pero ahora en la cruz hay uno que marca la diferencia plena. De él habló Juan el Bautista cuando hizo su presentación oficial ante el pueblo.

Juan 1:29-31 Al día siguiente vio* a Jesús que venía hacia él, y dijo*: He ahí el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo. Este es aquel de quien yo dije: “Después de mí viene un hombre que es antes de mí porque era primero que yo.” Y yo no le conocía, pero para que El fuera manifestado a Israel, por esto yo vine bautizando en agua.

Hebreos 7:26-27 Porque convenía que tuviéramos tal sumo sacerdote: santo, inocente, inmaculado, apartado de los pecadores y exaltado más allá de los cielos, que no necesita, como aquellos sumos sacerdotes, ofrecer sacrificios diariamente, primero por sus propios pecados y después por los pecados del pueblo; porque esto lo hizo una vez para siempre, cuando se ofreció a sí mismo.

I Pedro 2:21-25 Porque para este propósito habéis sido llamados, pues también Cristo sufrió por vosotros, dejándoos ejemplo para que sigáis sus pisadas, EL CUAL NO COMETIO PECADO, NI ENGAÑO ALGUNO SE HALLO EN SU BOCA; y quien cuando le ultrajaban, no respondía ultrajando; cuando padecía, no amenazaba, sino que se encomendaba a aquel que juzga con justicia; y El mismo llevó nuestros pecados en su cuerpo sobre la cruz, a fin de que muramos al pecado y vivamos a la justicia, porque por sus heridas fuisteis sanados. Pues vosotros andabais descarriados como ovejas, pero ahora habéis vuelto al Pastor y Guardián de vuestras almas.

Con esta carta de presentación de nuestro Cordero de Dios, no tenemos menos que irrumpir en alabanza y gritos de jubilo, teniendo la plena certeza que en aquel atardecer del calvario, sin lugar a dudas, fue realizada la majestuosa obra de la salvación. Ahora corresponde que creamos en esa obra, que aceptemos el precio que fue pagado, que vivamos según ese plan divino, ya no para nosotros mismos, sino para quien lo dio todo por amor a nosotros.

Gálatas 2:20 Con Cristo he sido crucificado, y ya no soy yo el que vive, sino que Cristo vive en mí; y la vida que ahora vivo en la carne, la vivo por fe en el Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

1. LA TIERRA EN TINIEBLAS

La imagen de las tinieblas sobre toda la tierra8 antes de morir Jesús conduce al libro del Éxodo donde se dice: “El Señor dijo a Moisés: -Extiende tu mano hacia el cielo, y se extenderá sobre el territorio egipcio una oscuridad palpable. Moisés extendió la mano hacia el cielo, y una densa oscuridad cubrió el territorio egipcio durante tres días. No se veían unos a otros ni se movieron de su sitio durante tres días, mientras que todos los israelitas tenían luz en sus poblados” (Ex 10,21-23).

Estos tres días de tinieblas marcaron el comienzo de la liberación de los israelitas de Egipto, pues tras este fenómeno prodigioso, el faraón los dejó salir del país. Fue el gran día de Yahvé, en el que mostró su favor para con su pueblo, liberándolo de la esclavitud. La imagen de las tinieblas a mediodía remite también al libro del profeta campesino Amós, que, en el s. VIII, se presentó en Samaría, capital del reino de Israel, para denunciar de parte de Dios la situación de injusticia por la que atravesaba el pueblo. Y decía: “Escuchadlo los que exprimís a los pobres y elimináis a los miserables; pensáis: ¿Cuándo pasará la luna nueva para vender trigo o el sábado para ofrecer grano y hasta el salvado de trigo? Para encoger la medida y aumentar el precio, para comprar por dinero al desvalido y al pobre por un par de sandalias. ¡Jura el Señor por la gloria de Jacob no olvidar jamás lo que han hecho!” (8,4-7).

2. OSCURIDAD REPENTINA AL MEDIO DÍA

Jesús ya había estado sufriendo en la cruz por tres horas (desde las 9 a.m hasta el mediodía), cuando hubo tinieblas “sobre toda la tierra” al mediodía. De repente, la oscuridad cerró  la escena en el Calvario y parece haber desaparecido tan repentinamente. Se extendió mucho más allá del Calvario y de Jerusalén y duró tres horas. Esto no es un fenómeno simple, sino una manifestación sobrenatural en la naturaleza. Esta oscuridad sobre Palestina y las regiones vecinas no era un eclipse de sol, porque éste era el momento de la luna llena de la semana de Pascua, y que se prolongó durante más de unos pocos minutos. Esta fue una oscuridad sobrenatural tres horas que cubrió toda la tierra desde el mediodía hasta las 3 p.m. Era una oscuridad intensa, una concentración de fuerza como los tres días de oscuridad en Egipto. Esta oscuridad era como si el Dios en Su poder soberano sacara su velo sobre el propiciatorio para evitar que los ojos profanos  observaran  Su sacrificio expiatorio.

Durante esas tres horas sólo vemos oscuridad, y oímos el silencio. El Siervo sufriente de Yahvé fue “herido por nuestras transgresiones.” El Cordero de Dios estaba muriendo por los pecados del mundo. Dios estaba haciendo expiación por nuestros pecados.

El padre de la iglesia, Tertuliano dice que algunos paganos, “en el momento de la muerte de Cristo, la luz se separo de el sol, y la tierra se oscureció al mediodía, que es de extrañar que se relaciona en su propio análisis y se conserva en los archivos de este día.”

3.  SE ROMPE EL VELO DEL TEMPLO

“Y el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo” (Marcos 15:38). Este era el velo que separaba el Lugar Santísimo o Lugar Santísimo del Lugar Santo en el Templo en Jerusalén. En el Lugar Santísimo ningún hombre entraba a excepción del sumo sacerdote el día de la Expiación. Una vez al año el sumo sacerdote levantaba una esquina de esta pesada cortina entraba  en el Lugar Santísimo, llevando la sangre del sacrificio que la roció sobre el propiciatorio, y oraba por el pueblo de Israel. El grueso velo separaba la humanidad depravada de la santidad de Dios. Estaba guindado   allí declarando solemnemente al mundo, “Hasta ese momento, pero ya no más.”

El Talmud nos dice que el pesado velo era de sesenta metros de largo por diez metros de ancho y el espesor de la palma de la mano de un hombre o cuatro pulgadas, y se compone de 72 cuadrados de tejido de tela gruesa. Por lo tanto, ninguna  mano de ningún hombre lo podría romper,  no se deshace por la descomposición natural. Era como si la gran mano de Dios la  rasgó en dos. Se rasgó en dos partes iguales, por la mitad, “desde la parte superior hasta el fondo.”

¿Cuándo tomo lugar la ruptura del velo? Se rasgó en dos pedazos en el momento preciso en que Jesús murió en la cruz. En el preciso momento en que Jesús murió el velo se rasgó de arriba a abajo. Mateo dice: “ Entonces Jesús, clamando otra vez a gran voz, exhaló el espíritu. Y he aquí, el velo del templo se rasgó en dos, de arriba abajo, y la tierra tembló y las rocas se partieron” (Mateo 27:50-51).

Este fue el momento de la ofrenda de la tarde en el Templo. En el momento en que Jesús murió en la cruz como el Cordero de Dios, los sacerdotes estaban en el Lugar Santo, delante del velo, ocupados en sus deberes sacerdotales. Dios quiso que los sacerdotes vieran  su mano sobre los acontecimientos. Uno de los resultados de la rasgadura del velo fue “y muchos de los sacerdotes obedecían a la fe (Hechos 6:7b).

 

Es un tanto difícil de explicar tanta grandeza, además tenemos el limitante de tiempo y espacio, pero no tenemos la menor duda que lo ocurrido en la tarde triste del calvario tiene la mayor trascendencia con la relación a la redención del hombre. Fue allí donde se produjo la reconciliación entre el cielo y la tierra, fueron derribadas las murallas divisorias entre judíos y gentiles. ¡QUE VIVA LA REDENCIÓN!

Deseamos que esta palabra sea de bendición y edificación para su vida. No olvide compartirla para que otros también sean bendecidos y suscribase  a nuestro blog para que no se pierda ninguna de estas riquezas.

Un abrazo

Publicado en Ayuda espiritual, evangelismo, reflexiones | Etiquetado , , , , , , , , | Deja un comentario

TARDES TRISTES IV

4  –  LA TARDE TRISTE DE EGIPTO

Éxodo 12:11-13  “Y de esta manera lo comeréis: ceñidos vuestros lomos, las sandalias en vuestros pies y el cayado en vuestra mano, lo comeréis apresuradamente. Es la Pascua del SEÑOR. “Porque esa noche pasaré por la tierra de Egipto, y heriré a todo primogénito en la tierra de Egipto, tanto de hombre como de animal; y ejecutaré juicios contra todos los dioses de Egipto. Yo, el SEÑOR. “Y la sangre os será por señal en las casas donde estéis; y cuando yo vea la sangre pasaré sobre vosotros, y ninguna plaga vendrá sobre vosotros para destruiros cuando yo hiera la tierra de Egipto.

Este triste atardecer en Egipto, es seguramente uno de los mas llamativos, pues veremos como el Señor hizo juicio contra los dioses de esta poderosa Nación, demostrando con creces que él es Soberano Rey de Reyes y Señor de Señores. Estos primeros 12 capítulos del libro del Éxodo contienen una dramática historia relacionada con las penurias de un pueblo esclavizado, sin opciones de libertad en términos humanos, pero sí con todas las posibilidades en el programa de Dios. Cada una de las plagas que aquí se mencionan, tienen como objetivo ablandar el obstinado corazón del Faraón rey tirano. La derrota que sufren estas divinidades es estruendosa, dejando claras todas las pruebas, que sólo el Dios Creador es quien merece toda la honra y la gloria.

LAS IMITACIONES

El tema de imitar o plagiar un producto original, por lo visto, es de origen muy antiguo. Según estas narraciones de la Escritura, fue así como sucedió en repetidas ocasiones cuando comenzó el proceso de liberación del pueblo hebreo que estaba cautivo bajo el imperio del Faraón. Esa historia es la misma que hoy se esta repitiendo con un buen número de religiones seudo cristianas a lo largo y ancho del mundo. No debemos asustarnos ante este hecho repetitivo, pero si debemos ser precavidos, pues aún tenemos muchos creyentes niños, quienes se dejan fascinar e impresionar por todo tipo de manifestaciones llamativas y por los continuos Chows de las religiones modernas. Como bien veremos a continuación, siempre las señales de Dios, están por encima de toda artimaña de los hombres o de Satanás mismo.

Éxodo 7:8-13 Dijo Dios a Moisés y a Aarón: Si Faraón os respondiere diciendo: Mostrad milagro; dirás a Aarón: Toma tu vara, y échala delante de Faraón, para que se haga culebra. fueron, pues, Moisés y Aarón ante el Faraón, e hicieron como Dios había mandado. Y echó Aarón su vara delante de Faraón y de sus siervos, y se hizo culebra.
Entonces llamó también Faraón sabios y hechiceros, e hicieron también lo mismo los hechiceros de Egipto con sus encantamientos; pues echó cada uno su vara, las cuales se volvieron culebras; mas la vara de Aarón devoró las varas de ellos. Y el corazón de Faraón se endureció, y no los escuchó, como Dios había dicho.

Si comparamos el atardecer de Egipto, caracterizado por las plagas y las imitaciones de adivinos y hechiceros, haciendo un cuadro de análisis con relación a lo que ocurre hoy en el mundo religioso, notamos que las cosas no han cambiando mucho. Este tipo de filosofía barata es lo que nos está ofreciendo lo que se denomina “ecumenismo mundial”. Es justo ahí donde debemos tener el mayor cuidado, ya que el enemigo poco ha evolucionado en su modo de operar, pues todavía hoy usa las mismas estrategias que uso en la antigüedad. “Señales y prodigios mentirosos”.

2 Corintios 11:13-15  Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, transfigurándose en apóstoles de Cristo. Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se transfigura en ángel de luz. Así que, no es mucho si también sus ministros se transfiguran como ministros de justicia; cuyo fin será conforme á sus obras.

Sería muy larga la lista de personajes que pudiéramos enumerar, quienes trabajan aceleradamente en este circo gigantesco de payasos y comediantes de la religión. Se cuentan por miles, sus disfraces son muy diversos y coloridos, hasta el punto, que quien no está bien afirmado en la palabra y la experiencia del Espíritu Santo, está en gran peligro de ser engañado.

Mateo 24:22-25  Y si aquellos días no fuesen acortados, ninguna carne sería salva; mas por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados. Entonces, si alguno os dijere: He aquí está el Cristo, ó allí, no creáis. Porque se levantarán falsos Cristos, y falsos profetas, y darán señales grandes y prodigios; de tal manera que engañarán, si es posible, aun á los escogidos. He aquí os lo he dicho antes.

LA PLAGA DE SANGRE

Éxodo 7:20-22 Y Moisés y Aarón hicieron como Dios mandó alzando la vara golpeó las aguas que había en el río, en presencia de Faraón y de sus siervos; y todas las aguas que había en el río se convirtieron en sangre. Así mismo los peces que había en el río murieron; y el río se corrompió, de tal forma que los egipcios no podían beber su agua. Y hubo sangre por toda la tierra de Egipto. Y los hechiceros de Egipto también hicieron lo mismo con sus encantamientos; pero el corazón de Faraón se endureció, y no los escuchó; como Dios había dicho.

La gran confrontación de Moisés con Faraón para que dejar salir a Israel es uno de los relatos mas impresionantes de la Biblia. Mas allá del relato histórico, hay una enseñanza espiritual importante, pues a medida que Moises declaraba la voluntad de Dios a Faraón en el ámbito natural, la confrontacion también se realizaba contra los dioses de Egipto y las falsas deidades, que mantenían cautivos al pueblo de Dios. Por medio de las plagas y la destrucción desatada sobre la nación de Egipto, el plan de Dios fue realizado, poder de opresión fue derrocado y su pueblo fue liberado.

Cada plaga confrontaba a un dios egipcio, veamos cuáles eran:

La vara transformada en serpiente (Éxodo 7:8-12)

Esta no fue una plaga pero si hubo confrontación espiritual también. Dos principales dioses egipcios estaban asociados con las serpientes. Uno era Apep, el dios serpiente, que era la personificación de las tinieblas y el mal. El dios Edjo, era la diosa serpiente del Delta. Era la protectora del bajo Egipto y estaba simbolizada por una corona real como protección al rey. El hecho que la vara de Moisés halla devorado las varas de ellos es de suma importancia, pues con ello queda demostrado que nada puede igualarse al poder de Dios, y que si bien es cierto, el enemigo tiene su poder ficticio, el Señor tiene el poder absoluto sobre todas las fuerzas del mal.

El Rio Nilo se transformó en sangre (Éxodo 7:14-25).
En esta primera plaga Dios demostró su poder sobre Khnum, el dios carnero que era el protector de la fuente del Nilo, y sobre Hapy, el dios del Nilo en la inundación. Los peces murieron y el agua se pudrió y no fue potable.

La plaga de ranas (Éxodo 8:1-15)
La segunda plaga era dirigida contra Heget, la diosa de la creación, nacimiento y de la germinacion del maíz. Heget era representado por una rana, la cual era considerada un animal sagrado para los egipcios.

La plaga de piojos (Éxodo 8:16-19)
La tercera plaga vino contra Geb, el dios terrenal egipcio que cumplía la función de la fertilidad y la vegetación. Este dios era el que encarcelaba a las almas de los muertos y cuando se reía causaba terremotos. Es justamente a esta altura del proceso de plagas cundo se da el estruendoso fracaso de los hechiceros.

Éxodo 8:17-19 Y así lo hicieron; y Aarón extendió su mano con su vara, y golpeó el polvo de la tierra, y hubo piojos en hombres y animales. Todo el polvo de la tierra se convirtió en piojos por todo el país de Egipto. Y los magos trataron de producir piojos con sus encantamientos, pero no pudieron; hubo, pues, piojos en hombres y animales. Entonces los magos dijeron a Faraón: Este es el dedo de Dios. Pero el corazón de Faraón se endureció y no los escuchó, tal como el SEÑOR había dicho.

La plaga de moscas (Éxodo 8:20-24)
Esta plaga vino contra Dua, el dios egipcio de los artículos de tocador o aseo personal.

La muerte del Ganado (Éxodo 9:1-7)
Hathor era la diosa egipcia de las vacas. Ella era la que criaba, lactaba o amamantaba al rey y era la diosa de amor, fertilidad y de la mujer.

La plaga de los forúnculos (Éxodo 9:8-12)
Esta sexta plaga vino contra Imhotep el cual era venerado como el dios del aprendizaje y la medicina.

La plaga de granizo y fuego (Éxodo 9:12-35)
La séptima plaga desafio a Horus el Anciano, era una poderosa deidad halcónica y originalmente el dios del cielo, que era identificado con el rey durante su vida.

La plaga de langostas (Éxodo 10:12-15)
La octava plaga ataco a Shu, el dios del aire, la atmósfera y los vientos secos.

La plaga de tinieblas (Éxodo 10:21-23)
Esta novena plaga demostró el poder de Dios sobre la luz y el sol y una de las principales deidades egipcias: el dios sol, Ra. Ra era el padre de todos los dioses, la cabeza del gran ennead (un grupo de nuevo de los mas ponderosas deidades) y supremo juez.

La muerte de los primogénitos (Éxodo 12:29-33)
La décima y devastadora plaga vino contra una familia de tres deidades: La primera era Isia, la diosa egipcia mas importante que tenia todos los atributos sobre todas las demás diosas. Su misión era la de maternidad, devoción matrimonial, sanidad de enfermos y el hacer magia y encantos. La segunda era Osiris, el dios de la muerte y el gobernador, protector y juez de los difuntos. La tercera deidad era el hijo de Isis y Osiris: Horus, el hijo, representado por un joven que se chupaba el dedo.¡Qué bueno es saber que tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento nuestro Dios siempre ha derrotado y vencido a toda fuerza del mal y a los ídolos falsos de las naciones!

LA CIENCIA QUERIENDO EVADIR A DIOS
Expertos de todo el mundo ofrecen diversas explicaciones científicas, muchas veces controvertidas, que darían cuenta de las diez plagas bíblicas y del éxodo masivo del pueblo hebreo de Egipto.1  
En el documental El secreto de las diez Plagas de National Geographic2 apuntan a dar una serie de explicaciones climatológicas sobre cómo podrían haberse dado las 10 plagas de forma natural. Por ejemplo, explican que la causa podría haber comenzado con la erupción del volcán de la isla de Santorini, Grecia, en torno al año 1500 a.C.3 que habrían provocado terremotos que causarían escapes de dióxido de carbono y de hierro cerca del Nilo, los cuales al entrar en contacto con el oxígeno, formarían hidróxido de hierro. Éste tornaría el agua de color rojo, desencadenando la serie de sucesos que explicarían las diez plagas. La falta de oxígeno generada por la precipitación del hidróxido de sodio en el agua, provoca que todos los peces mueran. Esto da origen a la segunda plaga, las ranas, que a diferencia de los peces, pueden salir de las aguas contaminadas. La carencia de agua limpia crea el ambiente propicio para la aparición de los piojos (tercera plaga), las moscas (cuarta plaga) y las epidemias bacterianas entre los seres humanos y los demás animales (quinta plaga). Paralelamente, el dióxido de carbono mezclado con el aire indujo a la gente a una especie de coma, reduciendo la circulación sanguínea en la piel causando sarpullidos (sexta plaga). El granizo con fuego, a lo que los científicos llaman granizo volcánico (séptima plaga), era procedente de la erupción en Santorini. Cuando la nube de cenizas alcanza la estratosfera, se mezcla con la humedad y forman una piedra muy similar al granizo. Las bajas temperaturas provocan que nubes de langostas en masa se posen en Egipto (octava plaga). La nube de cenizas de 40 km de altura por 200 km de diámetro alcanza el delta del Nilo y provoca oscuridad (novena plaga). Tras la ceremonia que Moisés había ordenado realizar a los israelitas – y que acabaría siendo conocida como la cena de pascuas – los egipcios dormían. Entonces, la fuga de gas que había provocado las primeras plagas al fin entró en erupción. El dióxido de carbono se filtró a la superficie, y dado que es más pesado que el aire, mataría por asfixia a la gente que dormía antes de disiparse en la atmósfera. Como los primogénitos de los egipcios gozaban de privilegios por ser los herederos de las propiedades y demás bienes, dormían en camas egipcias, casi pegadas al suelo, mientras que los demás miembros de la familia dormían en los segundos pisos. Los israelitas, sin darse cuenta de lo que pasaba, pintaron con la sangre del primogénito animal de los judíos esclavizados las puertas de sus casas para evitar que sucediera lo mismo que con los primogénitos Egipcios. (Wikipedia).

 

Conocer el poder del Dios vivo es definitivamente uno de los mas grandes privilegios, pues nos permite ver las cosas desde otra óptica, con mas lógica y precisión. Nos acogemos con toda confianza a los relatos de la Sagrada Escritura, antes que a las especulaciones de la ciencia. Si bien es cierto que en algunos casos la ciencia genuina confirma los hechos narrados en la Biblia, en este caso en particular, no concuerda en absoluto con lo que realmente sucedió en aquella ocasión memorable. Ahora volvamos al principio del tema, el atardecer en Egipto.

Éxodo 12:29-30 Y aconteció que a la medianoche Dios hirió a todo primogénito en la tierra de Egipto, desde el primogénito de Faraón que se sentaba sobre su trono hasta el primogénito del cautivo que estaba en la cárcel, y todo primogénito de los animales.Y se levantó aquella noche Faraón, él y todos sus siervos, y todos los egipcios; y hubo un gran clamor en Egipto, porque no había casa donde no hubiese un muerto.

Mientras para los Egipcios reinaba la muerte, para la nación hebrea amanecía la gloriosa libertad. Ahora eran libres del yugo de la esclavitud, iniciaban el camino hacia la tierra prometida. Es la gran paradoja. Mientras muchos lloran a sus muertos, otros se gozan viendo lo que hace el poder de Dios. Eso es lo mismo que está ocurriendo en  nuestros días, mientras millones lloran por las plagas y la destrucción de un mundo confundido, otros millones nos gozamos viendo el poder del Señor salvando y sanando a miles que hemos creído en su palabra y en sus promesas. Tanto unos como otros hemos tenido igualdad de oportunidades, muchos han rechazado la gracia de Dios, sufriendo las fatales consecuencias, otros hemos aceptado el favor divino, recibiendo los gloriosos beneficios de su amor y bondad.

Esperamos que este información continue bendiciendo su vida. No olvide compartirlo.

Muy pronto la la Quinta Tarde Triste de la Humanidad.

 

 

 

Publicado en Educación Cristiana, reflexiones | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

TARDES TRISTES III

3  –  LA TARDE TRISTE DE BABEL

Génesis 11:1-4 Toda la tierra hablaba la misma lengua y las mismas palabras. Y aconteció que según iban hacia el oriente, hallaron una llanura en la tierra de Sinar, y se establecieron allí. Y se dijeron unos a otros: Vamos, fabriquemos ladrillos y cozámoslos bien. Y usaron ladrillo en lugar de piedra, y asfalto en lugar de mezcla. Y dijeron: Vamos, edifiquémonos una ciudad y una torre cuya cúspide llegue hasta los cielos, y hagámonos un nombre famoso , para que no seamos dispersados sobre la faz de toda la tierra.

Entramos a examinar la tercera tarde triste en la historia de la humanidad, teniendo confianza en hacer el mejor aporte en el conocimiento de la palabra del Señor para que el pueblo escogido sea edificado. Para los días de Nimrod, la tierra había sido poblada profusamente, pero ahora estaban dirigidos por sus propios pensamientos, era el gobierno humano, el delirio de grandeza y prepotencia estaban a flor de piel.

Génesis 10:8  Y Cus engendró a Nimrod, que llegó a ser poderoso en la tierra. El fue un poderoso cazador delante del SEÑOR; por tanto se dice: Como Nimrod, poderoso cazador delante del SEÑOR.

Este personaje prepotente y poderoso, es el primer prototipo del Anticristo que encontramos en la historia humana. Esto ha de llamarnos la atención, pues al entrar a ver a Babel, vamos ha encontrarnos con el origen de las muchas falsas religiones existentes en mundo, provenientes de la Gran Babilonia, pues como su nombre mismo indica, son la causa de la confusión religiosa reinante, no solo en el mundo antiguo, sino también en el mundo de la religión contemporánea. No hay duda que la información emanada de Babel, nos arrojará mucha luz en lo concerniente al “lado oscuro” de lo que hoy conocemos como “las religiones oficiales”. Se denomina así a todas esas creencias que gozan del apoyo de los gobernadores de turno y que hacen alarde de ser las únicas que poseen verdades absolutas. Nada mas lejos de la verdad, pues son precisamente estas religiones, los ladrillos de arcilla seca con que está construida la nueva torre de Babel, cuya cúspide no llega al cielo, pero si es vista desde los confines del mundo, es el nuevo sistema religioso, el Movimiento Ecuménico Mundial.

Con toda seguridad la información que veremos en este artículo será de grande provecho para todos, pero en particular para las personas voraces de conocimiento de las verdades bíblicas e históricas mas salientes. Así entonces nos acogeremos a la norma que establece la palabra divina. Isaías 8:20  ¡A la ley y al testimonio! Si no hablan conforme a esta palabra, es porque no hay para ellos amanecer.  

Colosenses 2:8-10 Mirad que nadie os haga cautivos por medio de su filosofía y vanas sutilezas, según la tradición de los hombres, conforme a los principios elementales del mundo y no según Cristo. Porque toda la plenitud de la Deidad reside corporalmente en El, y habéis sido hechos completos en El, que es la cabeza sobre todo poder y autoridad.

Este edificio, en cuya cúspide estaba la Esagila, templo dedicado a Marduk, originalmente tenía siete pisos de altura y más de 91 metros de altura, según se ha creído hasta el momento (si bien, un nuevo estudio realizado por el historiador español Juan Luis Montero, de la Universidad de A Coruña, sugiere que, en realidad, no habría superado los 60 metros) pero pocos de sus restos permanecen en la actualidad.

La Torre de Babel no solo es una edificación clave en la tradición judeocristiana y mencionada en el antiguo Testamento, sino también pertenece al ideario universal y su historia ha trascendido generaciones. Pero la leyenda de la torre reposa sobre una realidad, pues existía en efecto en Babilonia una construcción de varios pisos y de origen desconocido, que era ya restaurada en tiempos de Nabopolasar (625-605 AC), fundador de la dinastía caldea.

Incluso, esta construcción se llamaba Etemenanki, que puede ser interpretado como «la mansión de lo alto entre el cielo y la tierra», concordando con las principales interpretaciones del capítulo 11 del Génesis que afirman sobre la construcción de la torre, que los hombres pretendían alcanzar el Cielo. Una inscripción que data del tiempo de Nabopolasar señala: “Marduk (el gran dios de Babilonia) me ha ordenado colocar sólidamente las bases de la Etemenanki hasta alcanzar el mundo subterráneo y hacer de este modo que su cúspide llegue hasta el cielo”. En otra inscripción, de los tiempos de Nabucodonosor, se precisa que la decoración de la cúspide estaba hecha de “ladrillos de esmalte azul brillante, es decir, adornada del color del cielo, perfectamente adaptado para dar la impresión de que el edificio se perdía en el azul infinito (Wikipedia).

Génesis 11:6-9 Y dijo Dios: He aquí el pueblo es uno, y todos estos tienen un solo lenguaje; y han comenzado la obra, y nada les hará desistir ahora de lo que han pensado hacer. Ahora, pues, descenderé allí, y los inundaré de lenguajes, para que ninguno entienda el habla de su compañero. Así los esparció Dios desde allí sobre la faz de toda la tierra, y dejaron de edificar la ciudad. Por esto fue llamado el nombre de ella Babel, porque allí confundió Dios el lenguaje de toda la tierra, y desde allí los esparció sobre la faz de toda la tierra (NVP).

 

¿Por qué sé llamó Torre de Babel? La palabra Babel tiene una etimología clara y concisa. Deriva del verbo hebreo ‘balbál’ y que significa confundir. Por esa razón a la torre se le nombró así, pues sería ahí donde el Señor confundiría las lenguas de todos los hombres del planeta y los esparciría sobre ésteLa Torre de Babel representa la difusión de las más de 7000 lenguas existentes en el mundo y el inicio de la comunicación como un fenómeno humano persistente hasta la actualidad. Involucra también el pecado de la soberbia de querer ser como Dios e invita a divagar la opción de que nos encontremos ‘gobernados’ por un dios vengativo.

Una de las preguntas mas comunes en la mayoría de las personas que andan en busca de la verdad, tiene que ver con, ¿cuál es el camino? Esto concuerda exactamente con el interrogante de uno de los discípulos de Jesús:  Juan 14:4-6  Y conocéis el camino adonde voy. Tomás le dijo*: Señor, si no sabemos adónde vas, ¿cómo vamos a conocer el camino?Jesús le dijo*: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre sino por mí.

Esta declaración de Jesús es contundente, no admite ningún tipo de discusiones, es la señal de la ruta definitiva. Es aquí donde la torre de Babel comienza a desmoronarse, la nube de confusión se disipa, dando lugar a esa luz incandescente que ilumina a plenitud nuestra mente para llegar al conocimiento de la verdad. La salida de la torre de Babel actual, es el conocimiento de la palabra del Señor. No permitamos que las falsas doctrinas del ecumenismo hagan daño a nuestra vida y nuestra familia. Es urgente que nos dediquemos con mayor intensidad a escudriñar las Sagradas Escrituras, a fin de desenmascarar a los lobos rapaces que quieren dañar el rebaño del Señor.

Mateo 7:15-20  Cuidaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Por sus frutos los conoceréis. ¿Acaso se recogen uvas de los espinos o higos de los abrojos? Así, todo árbol bueno da frutos buenos; pero el árbol malo da frutos malos. Un árbol bueno no puede producir frutos malos, ni un árbol malo producir frutos buenos. Todo árbol que no da buen fruto, es cortado y echado al fuego. Así que, por sus frutos los conoceréis.

No es nada complicado descubrir a los falsos apóstoles o maestros. Los frutos que producen son los que hablan de manera mas elocuente acerca de su borrasca de mentiras que proclaman a diario en sus púlpitos y redes sociales. La palabra divina es muy generosa en información a este respecto. Es cuestión de tener el valor suficiente para confrontarlos a la luz de las Escrituras. Veamos entonces cinco maneras prácticas para derribar a Babel y construir un Templo para la verdadera adoración.

A) El conocimiento de la palabra

Hemos citado centenares de veces esta porción de la Escritura: Oseas 4:6-7  Mi pueblo es destruido por falta de conocimiento. Por cuanto tú has rechazado el conocimiento, yo también te rechazaré para que no seas mi sacerdote; como has olvidado la ley de tu Dios, yo también me olvidaré de tus hijos. Cuanto más se multiplicaron, más pecaron contra mí; cambiaré, pues, su gloria en afrenta.

Si de algo debemos llenarnos cada día, es del conocimiento de la palabra de Dios. Pero desde luego que para lograrlo, es necesario dedicar muy buen tiempo a orar y escudriñar la Biblia. Debido a las múltiples ocupaciones que mantiene el hombre contemporáneo, este tipo de actividad es casi nulo en la mayoría de los casos. Los afanes y la ansiedad privan a los creyentes de este bello privilegio de estudiar la palabra con mayor entusiasmo y profundidad. En hora buena entonces nos llega esta recomendación, esto con el fin de adquirir mayor sabiduría y afianzar nuestra fe cristiana.

B) Tener la revelación divina

Bien sabemos que el tema del evangelio y sus diversas doctrinas, no es algo que aprendamos en colegios o en universidades. Es algo que el Señor en su gracia, revela a los hombres por su Espíritu Santo. De ahí entonces la importancia de estar atentos siempre a todo lo que viene de parte del Señor por este medio sobrenatural.

Mateo 11:25-27  En aquel tiempo, hablando Jesús, dijo: Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque ocultaste estas cosas a sabios e inteligentes, y las revelaste a los niños. Sí, Padre, porque así fue de tu agrado. Todas las cosas me han sido entregadas por mi Padre; y nadie conoce al Hijo, sino el Padre, ni nadie conoce al Padre, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo se lo quiera revelar. 1 Corintios 2:6-10 Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; pero una sabiduría no de este siglo, ni de los gobernantes de este siglo, que van desapareciendo, sino que hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta que, desde antes de los siglos, Dios predestinó para nuestra gloria; la sabiduría que ninguno de los gobernantes de este siglo ha entendido, porque si la hubieran entendido no habrían crucificado al Señor de gloria; sino como está escrito: COSAS QUE OJO NO VIO, NI OIDO OYO, NI HAN ENTRADO AL CORAZON DEL HOMBRE, son LAS COSAS QUE DIOS HA PREPARADO PARA LOS QUE LE AMAN. Pero Dios nos las reveló por medio del Espíritu, porque el Espíritu todo lo escudriña, aun las profundidades de Dios.

C) Ser obedientes al Señor

Nos hemos acostumbrado demasiado a las apariencias y la ostentación. Damos mas crédito a lo que esta delante de nuestros ojos, que a los hechos reales de obediencia y verdadero sacrificio para agradar al Señor.  I Samuel 15:22-23  Y Samuel dijo: ¿Se complace el SEÑOR tanto en holocaustos y sacrificios como en la obediencia a la voz del SEÑOR? He aquí, el obedecer es mejor que un sacrificio, y el prestar atención, que la grosura de los carneros. Porque la rebelión es como pecado de adivinación, y la desobediencia, como iniquidad e idolatría. Por cuanto has desechado la palabra del SEÑOR, El también te ha desechado para que no seas rey.

D) Mantener la fidelidad

El tema de la fidelidad es seguramente uno de los mas apasionantes que encontramos en las páginas de la Biblia. Siempre la fidelidad será recompensada en todas las áreas de la vida. En términos de familia, en el trabajo, en la sociedad, y por supuesto en todas las actividades de la iglesia.

Salmo 101:6  Mis ojos estarán sobre los fieles de la tierra, para que moren conmigo; el que anda en camino de integridad me servirá. La fidelidad al Señor y su palabra, fue una de las mas salientes características de la iglesia primitiva, trayendo con sigo un crecimiento desbordante y gran autoridad para proclamar el glorioso mensaje del evangelio.

 Hechos 2:42-45  Y se dedicaban continuamente a las enseñanzas de los apóstoles, a la comunión, al partimiento del pan y a la oración. Sobrevino temor a toda persona; y muchos prodigios y señales eran hechas por los apóstoles. Todos los que habían creído estaban juntos y tenían todas las cosas en común; vendían todas sus propiedades y sus bienes y los compartían con todos, según la necesidad de cada uno.

F) Adorar a Dios en Espíritu y en Verdad.

Sabemos que existen muchas personas que dicen  creer en el evangelio, asisten regularmente a una iglesia, tienen diversos tipos de celebración litúrgica, aman mucho el tema de la alabanza y las danzas. Pero nos tenemos que formular la gran pregunta ¿Son verdaderos adoradores de Dios? La realidad es muy diferente, pues muchas de estas personas son solamente religiosas y emotivas. No profundizan en lo que significa gratitud, alabanza y adoración al Señor. Todo se hace de manera muy superficial, no se notan cambios en la calidad de vida, todo lo cual nos comprueba que pertenecen mas a la torre de Babel, que a la verdadera iglesia del Señor.

Juan 4:21-24  Jesús le dijo*: Mujer, créeme; la hora viene cuando ni en este monte ni en Jerusalén adoraréis al Padre. Vosotros adoráis lo que no conocéis; nosotros adoramos lo que conocemos, porque la salvación viene de los judíos. Pero la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque ciertamente a los tales el Padre busca que le adoren. Dios es espíritu, y los que le adoran deben adorarle en espíritu y en verdad.

Profunda gratitud debemos tener para con el Señor por el gran privilegio de conocer su gloriosa palabra. Esto hace que marquemos la diferencia, siendo así parte de ese remanente escogido por la gracia de Dios. Pero si bien es cierto, es un gran privilegio, es también algo que implica una enorme responsabilidad, pues no podemos ocultar lo que hemos visto y oído, sino que tenemos el sagrado deber de compartirlo con miles de compatriotas que requieren con suma urgencia esta buena nueva. Razón muy poderosa para que unamos fuerzas, aprovechando al máximo estos medios masivos de comunicación, y se por referencia, o compartiendo todo aquello que nos edifica, exhorta y consuela con base en la palabra divina.

Esperamos que Dios Bendiga tu día, muy pronto descubrirás cuál es la cuarta tarde triste de la humanidad.

 

 

 

Publicado en Ayuda espiritual, Educación Cristiana, reflexiones | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

TARDES TRISTES II

2 –  LA TARDE TRISTE DEL DILUVIO

Génesis 7:12-13  Y cayó la lluvia sobre la tierra por cuarenta días y cuarenta noches. En ese mismo día entró Noé en el arca, con Sem, Cam y Jafet, hijos de Noé, y la mujer de Noé y las tres mujeres de sus hijos con ellos.

La población del mundo se había multiplicado en gran medida, miles de hombres y mujeres estaban dedicados a múltiples ocupaciones, las palabras del Señor habían hecho eco con respecto a la multiplicación.

Génesis 1:27-28  Creó, pues, Dios al hombre a imagen suya, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. Y los bendijo Dios y les dijo: Sed fecundos y multiplicaos, y llenad la tierra y sojuzgadla; ejerced dominio sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre todo ser viviente que se mueve sobre la tierra.

Pero el problema no era la multiplicación, pues en sí este era el programa de Dios, ahora la dificultad radicaba en que esta humanidad se había corrompido en gran medida. Esto como era de esperarse, no agrado para nada al Creador de tan bella e inteligente comunidad.

Génesis 6:3-4 Y dijo Dios: No contenderá mi espíritu con el hombre (Adam) para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años. Hubo tiranos en la tierra en aquellos días, después que se llegó Caín (hijo de elojím) a las hijas de los hombres (Adán y Eva) engendrándoles hijos. Los cuales fueron los tiranos que desde la antigüedad fueron varones de renombre. Nm.13.33 (NVP).

No era nada bueno lo que estaba sucediendo, el hombre había sido puesto en la tierra con un propósito específico, darle gloria y alabanza a su Creador. Pero estaba sucediendo todo lo contrario. El hombre se alejaba cada vez mas de esa meta que el Señor le había señalado. De ahí entonces que la determinación divina es radical.

Génesis 6:6-8  Y le pesó al SEÑOR haber hecho al hombre en la tierra, y sintió tristeza en su corazón. Y el SEÑOR dijo: Borraré de la faz de la tierra al hombre que he creado, desde el hombre hasta el ganado, los reptiles y las aves del cielo, porque me pesa haberlos hecho. Mas Noé halló gracia ante los ojos del SEÑOR.

Es aquí cuando comienza la segunda tarde de tristeza. Esa creación hermosa y exuberante, comienza a tornarse sombría, son las tinieblas del pecado las que mas oscurecen el horizonte luminoso que el Señor ha diseñado para la felicidad de los hombres. Dios hace al hombre feliz, pero es él mismo quien busca su propia tristeza. 

Eclesiastés 3:10-11  He visto la tarea que Dios ha dado a los hijos de los hombres para que en ella se ocupen. El ha hecho todo apropiado a su tiempo. También ha puesto la eternidad en sus corazones; sin embargo, el hombre no descubre la obra que Dios ha hecho desde el principio hasta el fin.

Es el hombre lleno de privilegios quien busca su propia desgracia, no valorando los favores de Dios recibidos. Se olvida de esa benevolencia divina, establece sus propias normas, se hace ajeno a la voluntad de Dios. Mucho hemos oído preguntar el por qué de tanto dolor y angustia en el mundo, no faltando incluso quien atribuye los males y desgracias a Dios mismo. Pero los tales olvidan que el hombre está cosechando de las mismas semillas que por su dureza de corazón ha venido sembrando. El diluvio no fue gratuito, fue el producto de la misma maldad del hombre. Es por tal maldad el Señor quiso raer de sobre la tierra al hombre que había creado. Es por ese motivo que el rey David amonesta para que no olvidemos los beneficios del Señor.

Salmo 103:1-5 Bendice, alma mía, al SEÑOR, y bendiga todo mi ser su santo nombre. Bendice, alma mía, al SEÑOR, y no olvides ninguno de sus beneficios. El es el que perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus enfermedades; el que rescata de la fosa tu vida, el que te corona de bondad y compasión; el que colma de bienes tus años, para que tu juventud se renueve como el águila.

El panorama del mundo no era menos que desolador, muy lejos de ser aquel bello paraíso que fue creado inicialmente. Ahora reinaba la violencia, la corrupción y la plena rebeldía contra el Creador. Uno llega a preguntarse, será posible tal insensatez? pero esa es la triste realidad, el hombre es rebelde por naturaleza, es completamente propenso al mal, sus pensamientos son muy contrarios a los planes divinos.

Génesis 6:11-13  Y la tierra se había corrompido delante de Dios, y estaba la tierra llena de violencia. Y miró Dios a la tierra, y he aquí que estaba corrompida, porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra. Entonces Dios dijo a Noé: He decidido poner fin a toda carne, porque la tierra está llena de violencia por causa de ellos; y he aquí, voy a destruirlos juntamente con la tierra.

Pero a pesar de esta sentencia de destrucción y muerte, el Señor ordena que se construya un arca en la cual puedan salvarse los que reciban el mensaje que viene de parte de Dios. El Señor da a Noé las instrucciones precisas para construcción de dicha embarcación. Es un plan perfecto, siempre en el Señor hay una salida, no importando que tan alejado este el hombre de los caminos de Dios, siempre él le brindará una oportunidad, le extenderá su mano y le prolongará su misericordia.

Génesis 6:14-16 Hazte un arca de madera de ciprés; harás el arca con compartimientos, y la calafatearás por dentro y por fuera con brea. Y de esta manera la harás: de trescientos codos la longitud del arca, de cincuenta codos su anchura y de treinta codos su altura. Harás una ventana en el arca y la terminarás a un codo del techo, y pondrás la puerta del arca en su costado; la harás con piso bajo, segundo y tercero.

No olvidemos que Noé, cuyo nombre significa “alivio y descanso”, también en las Escrituras es llamado “pregonero de justicia”.  Todo lo cual nos habla de los recursos que el Señor agotó tratando de convencer al hombre para que se volviera de su mal camino, pero este se mantuvo obstinado en su desobediencia y dureza de corazón.

2 Pedro 2:4-5  Porque si Dios no perdonó a los ángeles cuando pecaron, sino que los arrojó al infierno y los entregó a fosos de tinieblas, reservados para juicio; si no perdonó al mundo antiguo, sino que guardó a Noé, un predicador de justicia, con otros siete, cuando trajo el diluvio sobre el mundo de los impíos. ¡Que grande es el amor de Dios!

Ahora veamos entonces con mayor claridad el por qué de esta TARDE TRISTE. El Señor ama al hombre, pero aborrece el pecado. Ha brindado todas las oportunidades de arrepentimiento y reconciliación a sus criaturas, pero estas persisten en seguir lejos de sus caminos. Pone a salvo a quienes creyeron a su palabra en el arca que ha mandado a construir, pero una vez que sus salvados están dentro, entonces vendrá lo que está determinado.

 Génesis 7:15-17  Entraron, pues, con Noé en el arca de dos en dos de toda carne en que había aliento de vida. Y los que entraron, macho y hembra de toda carne, entraron como Dios le había mandado; y el SEÑOR cerró la puerta detrás de Noé. Entonces vino el diluvio sobre la tierra por cuarenta días, y las aguas crecieron y alzaron el arca, y ésta se elevó sobre la tierra.

A) Oportunidad despreciada

Esto es algo difícil de entender. El Señor les dio toda la extensión de la gracia a fin de que ellos pudieran aprovechar esa gran oportunidad. “Serán sus días 120 años” (Génesis 6:3). El anuncio del diluvio que destruiría la tierra se prolongo por tres generaciones, hubo todo el tiempo necesario para que las gentes reflexionaran sobre la gravedad de este juicio que se aproximaba, pero no quisieron creer a la palabra que Dios les enviaba. La vida del hombre se resume en dos palabras: “Oportunidad y decisión”. La oportunidad estaba dada, pero la decisión era de ellos. ¡Lo tomas o lo dejas!. Esto es algo que muy a menudo el hombre no sabe hacer en el tiempo justo y preciso. Esta fue una de las principales causas de la desgracia que les sobrevino. Dilataron la decisión de aprovechar la oportunidad generosa de salvación que el Señor les ofrecía. El mismo Jesús nos dio detalles acerca de este problema, diciendo que así ocurrirá también a la postrera generación.

Mateo 24:36-39  Pero de aquel día y hora nadie sabe, ni siquiera los ángeles del cielo, ni el Hijo, sino sólo el Padre. Porque como en los días de Noé, así será la venida del Hijo del Hombre. Pues así como en aquellos días antes del diluvio estaban comiendo y bebiendo, casándose y dándose en matrimonio, hasta el día en que entró Noé en el arca, y no comprendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos; así será la venida del Hijo del Hombre.

B) Puerta del arca cerrada

La puerta del arca no fue cerrada por el hombre, sino por Dios mismo, dándole así una mayor autoridad y seguridad. No era válido se amigo de Noé o de alguno de sus hijos, ya era demasiado tarde. Esto de puertas cerradas es un tema latente en las Escrituras. Ocurre con las vírgenes insensatas que no tenían el aceite suficiente (Mateo 25:1-13), pero también sucede cuando el Señor se levanta y cierra la puerta. Lucas 13:22-25 Pasaba Jesús por ciudades y aldeas, enseñando, mientras proseguía camino a Jerusalén. Y alguien le dijo: Señor, ¿son pocos los que se salvan? Y El les dijo: Esforzaos por entrar por la puerta estrecha, porque os digo que muchos tratarán de entrar y no podrán. Después que el dueño de la casa se levante y cierre la puerta, y vosotros, estando fuera, comencéis a llamar a la puerta, diciendo: “Señor, ábrenos”, El respondiendo, os dirá: “No sé de dónde sois.”

C) Muerte inevitable

Las aguas del diluvio comenzaron a inundar todos los rincones del mundo, seguramente eran corrientes impetuosas, nada las podía detener. ¿Qué hacer ante esta avalancha incontenible? Era el triste final!! Ese es el final que espera a quienes no obedecen a la palabra preciosa del Señor, sino que prefieren los placeres del mundo, endurecimiento de corazón y orgullo inquebrantable se apodera de ellos, recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío. Es por tal motivo que no debemos envidiar nada de lo que hacen los hombres impíos, pues todo lo de este mundo es pasajero, es una vana ilusión, es como hoja seca que lleva el viento.

Salmo 73:16-20  Cuando pensaba, tratando de entender esto, fue difícil para mí, hasta que entré en el santuario de Dios; entonces comprendí el fin de ellos. Ciertamente tú los pones en lugares resbaladizos; los arrojas a la destrucción. ¡Cómo son destruidos en un momento! Son totalmente consumidos por terrores repentinos. Como un sueño del que despierta, oh Señor, cuando te levantes, despreciarás su apariencia.

Salmo 1:4-6 No así los impíos, que son como paja que se lleva el viento. Por tanto, no se sostendrán los impíos en el juicio, ni los pecadores en la congregación de los justos. Porque el SEÑOR conoce el camino de los justos, mas el camino de los impíos perecerá.

Agradecemos a todos nuestros lectores su afinada paciencia para seguir paso a paso nuestros temas del Blog que continuamente estamos publicando. Es uno solo el propósito con estos artículos escritos, edificar al pueblo de Dios, dar alimento al remanente escogido por gracia para heredar las bendiciones del Dios Altísimo. Romanos 11:5  Y de la misma manera, también ha quedado en el tiempo presente un remanente conforme a la elección de la gracia de Dios. Pronto estaremos de nuevo con todos ustedes para que juntos disfrutemos de otro manjar de la palabra divina que nos llenará de mayor conocimiento, lo cual nos permitirá edificar también a otros, los cuales esperan con ansiedad instrucciones precisas sobre como mejor la calidad de vida cristiana y como servir de manera mas eficiente expandiendo el reino de Dios.

 Esperamos disfrutes de estas reflexiones y sean de bendición.  Recuerde compartirlas y espere muy pronto “Tardes tristes III”. 

 

Publicado en Ayuda espiritual, reflexiones | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

TARDES TRISTES I

Anunciad guerra contra ella; levantaos y asaltémosla a medio día. ¡Ay de nosotros! que va cayendo ya el día, que las sombras de la tarde se han extendido (Jeremías 6:4).

Se describe en este texto de Jeremías, la angustia de quien esta sentenciado a muerte, viviendo su último día, cuando las sombras del atardecer de manera lenta e inexorable van cubriendo las lejanas montañas, haciendo que el bello paisaje que brilló ante nuestros ojos durante un espléndido día, ahora sea sustituido por sombras oscuras de un océano infinito que ahoga todas las esperanzas.

Nos aprestamos ahora para hacer un breve recorrido a través de la historia y mirar de cerca los atardeceres mas tristes, de los cuales tengamos noticia. Un atardecer es el final de un día laboral, es la conclusión de un sin número de tareas o experiencias, a veces muy buenas, en ocasiones tristes y sin perfil de éxito alguno. La historia de la humanidad se caracteriza por esa variedad de vivencias el en entorno familiar, en el círculo  de amigos o en la entera sociedad. Ya desde el comienzo de la Creación se nos dan noticias de acontecimientos que nos llenan de nostalgia y tristeza.

1  – LA TARDE TRISTE DEL PARAISO

No tenemos la menor duda respecto a la felicidad que embargó siempre a la primera pareja que habitó aquel lugar edénico. Aguas frescas y limpias, comestibles libres de contaminación, bellas flores y frondosos árboles. Pero ante todo la estrecha comunión con el Creador. Adán y Eva lo tenían absolutamente todo, no había limitaciones, nada estaba restringido, a excepción del árbol que estaba en medio del jardín, cuyo fruto no les estaba permitido. Nos cuesta mucho creer que este brillante panorama pueda ser oscurecido  en cuestión de minutos por un acto absurdo y sin sentido. La vista se nubla, se enardecen las emociones, se despiertan las codicias y las oscuras ambiciones. Se trata de una oferta tentadora:

Génesis 3:1-5  La serpiente era más astuta que cualquiera de los animales del campo que el SEÑOR Dios había hecho. Y dijo a la mujer: “¿Conque Dios les ha dicho: ‘No comerán de ningún árbol del huerto’?” La mujer respondió a la serpiente: “Del fruto de los árboles del huerto podemos comer; pero del fruto del árbol que está en medio del huerto, Dios ha dicho: ‘No comerán de él, ni lo tocarán, para que no mueran.'” Y la serpiente dijo a la mujer: “Ciertamente no morirán. “Pues Dios sabe que el día que de él coman, se les abrirán los ojos y ustedes serán como Dios, conociendo el bien y el mal.”

Este mensaje fue muy impactante para esta primera dama del Universo, algo que no pudo resistir. Lo que sigue relatando la palabra del Señor, nos da la mas clara explicación de porque las cosas cambiaron radicalmente en el jardín del Edén a partir de este momento, las razones por las que la alegría se convierte en tristeza y la luz se torna en densa oscuridad.

Génesis 3:6-7  Cuando la mujer vio que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y que el árbol era deseable para alcanzar sabiduría, tomó de  su fruto y comió. También dio a su marido que estaba con ella, y él comió. Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; y cosieron hojas de higuera y se hicieron delantales.

A) Árbol bueno para comer: No hay duda que el tema de la gastronomía juega un papel muy importante a la hora de tomar decisiones serias y determinantes en la vida. No solo por que la comida está íntimamente relacionada con la supervivencia, sino por ser en gran manera placentera. Por regla general, los mas grandes negocios, acuerdos, compromisos y tratados, giran en torno a grandes y exquisitos banquetes. Basta recordar el caso de la reina Ester y los banquetes celebrados para complacencia del rey Asuero.

Ester 5:3-4  Y el rey le dijo: ¿Qué te preocupa, reina Ester? ¿Y cuál es tu petición? Hasta la mitad del reino se te dará. Ester respondió: Si le place al rey, venga hoy el rey con Amán al banquete que le he preparado. Y que decir de aquellas deliciosas lentejas que le hicieron perder la cabeza a Esau!

Génesis 25:29-32  Un día, cuando Jacob había preparado un potaje, Esaú vino del campo, agotado; y Esaú dijo a Jacob: Te ruego que me des a comer un poco de ese guisado rojo, pues estoy agotado. Por eso lo llamaron Edom. Pero Jacob le dijo: Véndeme primero tu primogenitura. Y Esaú dijo: He aquí, estoy a punto de morir; ¿de qué me sirve, pues, la primogenitura?

Los hombres mas eminentes y las grandes celebridades siempre estarán sujetos a suculentos banquetes. El mismo Jesús, nuestro Maestro infalible, participó de muchas reuniones gastronómicas, obteniendo el calificativo de “comilón y bebedor”.

Mateo 11:16-19  Pero, ¿con qué compararé a esta generación? Es semejante a los muchachos que se sientan en las plazas, que dan voces a los otros, y dicen: “Os tocamos la flauta, y no bailasteis; entonamos endechas, y no os lamentasteis.” Porque vino Juan que no comía ni bebía, y dicen: “Tiene un demonio.” Vino el Hijo del Hombre, que come y bebe, y dicen: “Mirad, un hombre glotón y bebedor de vino, amigo de recaudadores de impuestos y de pecadores.” Pero la sabiduría se justifica por sus hechos. Todo lo anterior nos disipa muchas a dudas con la relación a los instintos despertados en nuestra madre Eva aquel día que miró detenidamente el árbol de la tentación.

B) Árbol agradable a los ojos

Si el tema del estomago es interesante a la hora de la tentación, no lo es menos el asunto de los ojos. Bien sabemos que toda la información del sistema nervioso que llega al cerebro, debe ser procesada en el hipotálamo, centro de regulación de las emociones, el metabolismo, la temperatura y las sexualidad del cuerpo. Los estímulos auditivos, olfativos, de tacto,  gustativos y visuales juegan un papel muy agudo para influenciar en los deseos de nuestro cuerpo. Pues ni mas ni menos fue el problema de la señora Eva, no pudo resistirse ante esa “presencia” tan agradable del fruto prohibido. No utilizó el dominio propio en absoluto, se dejo arrastrar por el deseo, no miró la dimensión de las consecuencias, simplemente marcho apresurada, de igual manera que el buey al degolladero.

C) Árbol deseable para alcanzar sabiduría

Si lo anteriormente mencionado fue difícil de resistir, qué decir ahora que acaba de recibir noticias que dicho árbol le dará facultades para alcanzar la sabiduría e incluso la posibilidad de ser como Dios, sabiendo el bien y el mal. Este mensaje ha llegado directo a su ego, ha impactado en sus ambiciones mas altas, la ha llenado de sueños y delirios de prepotencia y grandeza. Podrá tener dominio, será una Gran Señora, muy fuerte su autoridad, no estará relegada a ser una simple “ayuda idónea”. Cuando hacemos este tipo de análisis, descubrimos entonces cuán frágiles somos, como estamos de propensos a caer en el mal. Es por todo esto que debemos cuidarnos en gran medida, esto con el fin de no tener un triste atardecer a la mitad de nuestros días. De ahí que Pablo dijera de manera tan acertada: 1 Coritios10:12  Por tanto, el que cree que está firme, tenga cuidado, no sea que caiga.

El conocer el origen del pecado ha de ser algo de singular importancia a la hora de hacer evaluaciones y formular preguntas. No debemos juzgar nada antes de tiempo ni apresurarnos con los conceptos humanos, pues siempre la mejor explicación de la Biblia es la Biblia misma. Dejemos que también el Apóstol Pablo nos aporte algo al respecto:

1 Timoteo 2:1315 Porque Adán fue creado primero, después Eva.Y Adán no fue el engañado, sino que la mujer, siendo engañada completamente, cayó en transgresión. Pero se salvará engendrando hijos, si permanece en fe, amor y santidad, con modestia.

2 Corintios 11:1-3  Ojalá que me soportaran un poco de insensatez, y en verdad me soportan. Porque celoso estoy de ustedes con celo de Dios; pues los desposé a un esposo para presentarlos como virgen pura a Cristo. Pero temo que, así como la serpiente con su astucia engañó a Eva, las mentes de ustedes sean desviadas de la sencillez y pureza de la devoción a Cristo.

Esta primera tarde triste de la dispensación del Paraíso es indudable que conmueve en gran medida nuestros corazones. Es la experiencia de tenerlo todo al alcance de la mano, para luego no tener absolutamente nada. Tanta pérdida a cambio de ninguna ganancia. Pero es a través de la historia de la humanidad que iremos entendiendo la magnitud de aquella tragedia. Son los resultados posteriores al campo edénico los que nos darán mayores detalles de tan grandiosa y desafortunada depreciación de todos los valores éticos y morales.

Romanos 5:12-14  Por tanto, tal como el pecado entró en el mundo por un hombre, y la muerte por el pecado, así también la muerte se extendió a todos los hombres, porque todos pecaron; pues antes de la ley había pecado en el mundo, pero el pecado no se imputa cuando no hay ley. Sin embargo, la muerte reinó desde Adán hasta Moisés, aun sobre los que no habían pecado con una transgresión semejante a la de Adán, el cual es figura del que había de venir.

Esperamos que esta reflexión  sea de bendición para su vida y si quiere bendecir a otros, dele compartir.

Muy pronto estará la segunda parte de esta serie: Tardes Tristes

 

Publicado en Ayuda espiritual, reflexiones | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

EL GRANO DE TRIGO

planta_saliendo_de_una_semilla-wideJuan 12:24-25 De cierto, de cierto les digo que, si el grano de trigo no cae en la tierra y muere, se queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto. El que ama su vida, la perderá; pero el que aborrece su vida en este mundo, la guardará para vida eterna.

Ilustración de este triunfo es la comparación parabólica con el grano de trigo. Si éste no “cae” en tierra y “muere,” no fructifica; queda él solo; pero, si “muere,” es cuando fructifica y “da mucho fruto.” No es una consideración científica del grano que muere, pues si esto sucediera, no surgiría la espiga. Es una apreciación popular, usual. Posiblemente un refrán o casi calcado en él. Lo que Cristo enseña con un símil es la riqueza del fruto universal de su muerte.

En la asistencia a las ordenanzas sagradas, el gran deseo de nuestra alma debe ser ver a Jesús. El llamamiento de los gentiles magnificó el Redentor. Un grano de trigo no produce ningún aumento a menos que se echa en el suelo. Así, Cristo podría haber poseído su gloria celestial solo, sin llegar a ser hombre. O, después de que había tomado la naturaleza del hombre, podría haber entrado en el cielo solo, por su propia justicia perfecta, sin el sufrimiento o la muerte; pero luego el pecador de la raza humana no podría haber sido salvado. La salvación de las almas hasta entonces, y de ahora en adelante hasta el final de los tiempos, se debe a la muerte de este grano de trigo. Busquemos si Cristo está en nosotros, la esperanza de gloria; imploremos a él para hacernos indiferentes a las preocupaciones triviales de la vida, para que podamos servir al Señor Jesús con una mente dispuesta, y seguir su ejemplo santo.

  1. ¿Quién es El grano de trigo que vino a la “tierra”?
  2. ¿Qué hubiese sucedido si “ese grano de trigo que vino a la tierra” no hubiese muerto?
  3. ¿Qué ocurrió después de su muerte?
  4. ¿Qué frutos ha llevado?

Si bien es cierto que seguidamente a la parábola del grano de trigo Jesús dice:

El que ama su vida la pierde; y el que aborrece su vida en este mundo, la conservará para vida eterna. Si alguno me sirve, que me siga; y donde yo estoy, allí también estará mi servidor; si alguno me sirve, el Padre lo honrará” (Juan 12:25-26).

Dichas palabras no tendrían sentido si Jesús no moría por nosotros. En otras palabras, lo que la Biblia nos está diciendo concretamente en estos versículos es que Jesús es el trigo que vino a la tierra a morir por nosotros para llevar frutos sobre sí mismo (salvación a la humanidad). Bajo esta realidad, todo aquel que ame su propia vida (es decir que la estima por encima de Jesús), la perderá. Mientras que aquel que aborrezca su vida “en este mundo”, la conservará para vida eterna.

El que quiere vivir según está el mundo y continuar gozando de las cosas temporales que la vida terrenal ofrece, éste la perderá, porque no la conduce a los términos expresados por el Señor en la bienaventuranza. El que menosprecia las cosas terrenas y temporales, prefiriendo la verdad, la vida recta, el trabajo solidario por sus semejantes, la incasable tarea por los derechos del hombre entregados por Dios, la búsqueda de la paz, la vida según los evangelios, aún exponiéndose a la muerte, en otras palabras pierde su alma por las enseñanzas de Cristo, más bien la salvará.
Es posible guardar el grano en un lugar seco por miles de años, pero si se guarda así es inútil porque no produce fruto. Al someterse a la muerte Cristo era como el grano de trigo que cae en la tierra para rendirse a la muerte. Pero si muere, lleva mucho fruto. Si el grano se rinde a la muerte, en lugar de ser un grano será cien granos. La horade Jesús había llegado y con esta figura explica por qué su muerte era necesaria. En la naturaleza la muerte de la simiente es necesaria para la producción del fruto, y de acuerdo con este principio, Jesús estaba dispuesto a morir, porque sin su muerte no habría cosecha espiritual (la salvación de almas perdidas).

food-4509_1920

De la misma manera, sus discípulos deben estar dispuestos a morir para llevar mucho fruto por Cristo. Algunos piensan que los hermanos (mayormente evangelistas) no se cuidan cuando son muy activos, viajando, predicando y enseñando día y noche para salvar almas, para edificar las iglesias y adelantar la obra; piensan que muy pronto se van a acabar, pero no estamos en este mundo simplemente para cuidarnos. A veces los de edad avanzada piensan que se están cuidando cuando en realidad se están oxidando. “Y yo con el mayor placer gastaré lo mío, y aun yo mismo me gastaré del todo por amor de vuestras almas” (II Corintios 12:15).

El que ama su vida, la perderá. El egoísmo del hombre lo destruye. Jesús no amó su propia vida, sino que la perdió para salvarnos. Estaba dispuesto a dejar caer el grano de trigo en la tierra para que muriera. El que ama su vida es como aquel que no deja caer el grano de trigo en la tierra. Este vive para su propio gusto y para llevar a cabo su propósito personal, gozar de placeres o cosas materiales; agradar a la familia y los amigos). El que ama su vida dice que vivimos una sola vez en este mundo y, por eso, hay que aprovecharla al máximo, pero esta clase de vida es estéril. No vale nada porque no sirve para nada.

Y el que aborrece su vida en este mundo, (“todo el que pierda su vida por causa de mí y del evangelio”) para vida eterna la guardará.  Aborrecer su vida quiere decir someter la voluntad propia a la voluntad del Señor. El que aborrece su vida en este mundo no busca agradarse a sí mismo, sino agradar al Señor. “Niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame” (Mateo 16:24).

Gálatas 2:20 “Pero con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, sino que Cristo vive en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí”.

Estoy crucificado con Cristo., ni vivo yo, sino que es Cristo quien vive en mí.” Ello supone, si es que esas frases habían de resultar inteligibles para los gálatas, que hemos de ver en ellas las líneas maestras de una enseñanza anterior, que probablemente era corriente en la predicación del Apóstol.

Es muy admirable esta bella afirmación de Pablo, pues en ella está revelando hasta que grado ha sido su entrega la Señor. El yo ha muerto, su egocentrismo, sus propias aspiraciones, sus vanos deseos. Ahora es Cristo quien ocupa esos espacios. Estas gloriosas verdades son las que mas deben confrontar nuestra vida, pues cual navaja afilada en extremo, corta de un solo tajo ese orgullo personal y tantos delirios de grandeza que todavía ostentamos los hombres.

Su afirmación fundamental es que el cristiano “ha muerto a la Ley”, es decir, ha quedado desligado de sus dominios, rompiendo con ella toda relación, como la rompen los muertos respecto de las funciones vitales, que es de donde se toma la metáfora. Y ¿cuándo ha muerto el cristiano a la Ley? La respuesta la da San Pablo en ese mismo “estoy crucificado con Cristo”; es decir, el cristiano muere a la Ley al ser incorporado místicamente a la muerte de Cristo mediante el bautismo, formando un todo con Cristo muerto.

baptism-1959655_1920

Esa muerte, sin embargo, no es final de carrera, como si hubiéramos de quedar ahí, sino que es punto de partida hacia la resurrección con Cristo, dejando muerto el hombre viejo y comenzando a “vivir para Dios” o, dicho de otro modo, a “no vivir ya nosotros, sino Cristo en nosotros”. De esta nueva “vida” a la que nace el cristiano por su inserción a Cristo en el bautismo, habla con mucha frecuencia San Pablo en sus cartas. La expresión “no vivo yo, sino que es Cristo quien vive en mí” es una de las mas bellas declaraciones de la Biblia.

Claro es que eso no quiere decir que en el cristiano desaparezca su personalidad física; también el cristiano, como luego , aclara el Apóstol, habrá de seguir “viviendo en carne,” es decir, con esa vida física que es común a todos los mortales, pero será una vida espiritualizada por la fe, nuevo principio sobrenatural y vital resultante de nuestra incorporación a Cristo.

Isaías 53:10-11-12 Pero al Señor le pareció bien quebrantarlo y hacerlo padecer. Cuando se haya presentado a sí mismo como ofrenda para la expiación de pecado, verá a su descendencia, tendrá una larga vida, y por medio de él se verá prosperada la voluntad del Señor. Verá el fruto de su propia aflicción, y se dará por satisfecho. Mi siervo justo justificará a muchos por medio de su conocimiento, y él mismo llevará las iniquidades de ellos. Por eso yo le daré parte con los grandes, y él repartirá despojos con los fuertes. Porque él derramará su vida hasta la muerte y será contado entre los pecadores; llevará sobre sí mismo el pecado de muchos, y orará en favor de los

El sentido del verso 11 es sumamente discutido, pues depende de la traducción que se adopte. En el supuesto de que nuestra traducción sea la verdadera, el sentido será que, gracias a las tribulaciones sufridas, el Siervo vera el fruto de ellas, es decir, las muchedumbres (verso 12), que serán el botín de su pasión, conquistadas para Dios, y se saciará de su conocimiento, sentirá una profunda satisfacción al conocer el fruto de sus humillaciones y sufrimientos.

Porque el Justo, mi Siervo, justificará a muchos (v.11), reconciliándolos con Dios por haber cargado con las iniquidades de ellos. Los sufrimientos del Siervo han aplacado la ira divina, y su fruto será un ejército innumerable de rescatados: por eso yo le daré por parte suya muchedumbres. Su botín será tan grande que dividirá la presa con los poderosos; expresión proverbial para indicar una gran victoria. Y todo esto después de haber sido entregado a la muerte, figurando como malhechor, para expiar por los pecadores. San Pablo nos dirá que Cristo se hizo “pecado” para expiar por nuestros pecados .

 

Publicado en Ayuda espiritual, Educación Cristiana, evangelismo, Ministerios | Etiquetado , , , , , , , , , | Deja un comentario